Mostrando entradas con la etiqueta gracias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gracias. Mostrar todas las entradas

sábado, 31 de diciembre de 2016

Buenos días. Gracias


Gracias a quienes este año me habéis regalado un poco de vuestro tiempo.
Gracias a quienes este año habéis compartido una parte de vuestra vida conmigo.
Gracias a quienes me habéis sonreído, me habéis besado, me habéis abrazado.
Gracias a quienes me habéis soportado sin protestar.
Gracias a quienes habéis intentado comprenderme.
Gracias a quienes me habéis enseñado algo útil para vivir.
Gracias a quienes habéis hecho posible el diálogo.
Gracias a quienes me habéis criticado constructivamente.
Gracias a quienes me habéis ayudado a crecer.
Gracias a quienes habéis permitido durante este año que os quiera.
Gracias, muchas gracias, a quienes me habéis querido.
Gracias a quienes me habéis ayudado a vivir.
Gracias. Muchas gracias.
Buenos días.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Gracias. Muchas gracias



Hay personas que con su sabiduría y con su generosidad son capaces de ayudarte a entender la vida y a vivirla mejor. Te dan tranquilidad y sosiego. Te dan aquello de lo que tú careces. Suelen hacerlo con naturalidad, sin pedir nada a cambio, con cariño, procurando tu bien, como si todo fuera una expresión más de normalidad.

En mi caso son personas a las que quiero. Querer a una persona es ayudarle a que consiga lo que ella pretende en la vida, lo que necesita, lo que desea, lo que ella aspira a ser. A estas personas, amigos y amigas, que me quieren yo les digo que les quiero, pero también quiero darle las gracias con mucha fuerza.

Una gracia es un regalo, un don, algo que alguien nos da porque lo hemos pedido o porque ve que lo necesitamos. Que te ayuden a vivir es un regalo enorme, una gracia infinita. Darle a alguien las gracias no es más que reconocer que lo que hace contigo, sea servirte un café o transmitirte tranquilidad, es, en el fondo, un regalo, como es un regalo vivir o que alguien te quiera. Darle a alguien las gracias es desear que la vida le premie también con la felicidad que te da con su regalo.

Vivir la vida como un permanente regalo, como una gracia constante, y dar las gracias por cualquier cosa, pequeña o grande, que recibimos me parece que es lo más propio de un estilo humano.


Gracias. Muchas gracias.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Buenas noches. Gracias





Darte las gracias por lo que me has hecho es desear que la vida tenga contigo los mismos detalles que tú has tenido conmigo, como, por ejemplo, servirte atentamente un café, venderme con amabilidad lo que te he comprado, atenderme en la consulta médica como si yo fuera lo único que te importaba en ella, regalarme algo, escucharme y quererme. Buenas noches.

martes, 19 de febrero de 2013

Buenas noches. Gracias

Os dejo aquí unas gotas de cariño y de buenos deseos, porque hoy estaré en el teatro. He tenido la sensación de que, en los momentos de mayor felicidad, me entran muchas ganas de dar las gracias: a las personas con las que vives, a los amigos, al aire vital que respiro y a la propia vida. Estar feliz, estar agradecido y sentirse afortunado vienen juntos. Así que os quiero dar las gracias a tod@s los que me regaláis vuestra amistad porque cada un@ a su manera me emociona y me hace sentirme a gusto. Duerme bien, descansa a gusto y mañana vive como un ser humano, para que cuando llegue la noche estés en paz. Llena la nube de cariño y que le caiga suavemente a todas las personas a las que quieres. Buenas noches.

sábado, 25 de febrero de 2012

Dar las gracias



.

Dar las gracias es una forma de estar en la vida, una forma de vivir. Una gracia es un regalo, un don. Se suele usar sobre todo en un contexto religioso, pero no exclusivamente, porque también encontramos el término en el lenguaje común.

Una gracia es un regalo y cualquier cosa que uno vive, o que uno recibe, puede ser interpretada como un regalo. Por ejemplo, conocer a una persona puede ser un regalo de la vida, o descubrir un libro interesante, o, simplemente, que exista un bar en el que un camarero te sirva una cerveza, o que alguien ponga su foto en el blog para conocer algo más de la persona con la que dialoga, o que te muestren una sonrisa, o que te den un beso. Todo puede ser un regalo de la vida (Gracias a la vida, que me ha dado tanto... cantaba la gran Violeta Parra).

¿Qué significa, entonces, dar las gracias cuando a uno le regalan algo? Significa reconocer que lo que uno encuentra es realmente un regalo de la vida y, al mismo tiempo, desear al que te lo da que él encuentre también algún regalo en su vida, o muchos (muchas gracias). Es un reconocimiento mutuo.

Dar las gracias y vivir la vida como una gracia es intentar crear un mundo en donde haya, no la cortesía mecánica y vacía de las llamadas normas de educación, sino un estilo humano de vida en donde lo que se note sea la generosidad, la amabilidad, la disponibilidad, la poca chulería y todo lo que contribuye a crear una sociedad sana y deseable. Todo ello vivido sabiendo lo que uno hace y por qué lo hace.

En el mismo sentido cabe interpretar que una persona tenga gracia. Yo, por ejemplo, no la tengo. Yo tengo otras cosas, pero gracia, no. Yo puedo decir un texto, un chiste, por ejemplo, y dormir a cualquiera. Alguien con gracia puede decir lo mismo, pero añadiéndole algo más, un plus, un regalo que puede provocar la risa. Esa persona tiene gracia porque con el texto te regala algo más.

Así que muchas gracias por todo.


viernes, 31 de diciembre de 2010

Gracias



Gracias por formar parte de mi vida. Gracias por escucharme. Gracias por tus palabras. Gracias por soportarme. Gracias por tener la generosidad de quererme. Gracias por decírmelo. Gracias porque, a pesar de que no me quieres, tu odio no me hace sentir mal. Gracias por leerme. Gracias por dejarme entrar en tu vida. Gracias por tus sonrisas. Gracias por hacerme sonreír. Gracias por los buenos ratos que hemos pasado juntos y por los que pasaremos. Gracias por no dejar que me sienta solo. Gracias por no tener demasiado en cuenta mis carencias. Gracias por tus regalos. Gracias por alegrarte conmigo. Gracias por dejarme pasear a tu lado. Gracias por haberte alejado de mi vida. Gracias por tu amistad. Gracias por tu nobleza. Gracias por tu cariño. Gracias por tu confianza. Gracias por tus abrazos. Gracias por tener siempre a mano un pañuelo para las lágrimas y calor para el corazón. Gracias por responder. Gracias por tu disponibilidad. Gracias por tu cercanía. Gracias por tu paciencia. Gracias por tu impulso. Gracias por tu silencio. Gracias por dejarme ser. Gracias por ayudarme a ser. Gracias a ti y a ti y a ti y a todos por existir en mi mundo. Os considero un regalo de la vida, un don, una gracia. Por eso os deseo que la vida tenga también un detalle con cada uno de vosotros y os regale muchas ganas de vivir y el arte para hacerlo bien.

jueves, 29 de abril de 2010

Gracias


Gracias. Las gracias son regalos, dones, realidades que aparecen en tu vida sin que las hayas pedido y sin que las hayas encargado. La vida te puede dar gracias. Para que ocurra, tienes que tener una información adecuada y ser lo suficientemente astuto como para buscar lo diferente, lo interesante, lo valioso. Entonces la vida te suele regalar un plus, una gracia.

.