Mostrando entradas con la etiqueta año nuevo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta año nuevo. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de enero de 2015

A vivir el nuevo año



Lo mejor de la noche de fin de año es que saca de nosotros lo más noble que tenemos: el querer lo mejor para los demás, los buenos deseos que nos hacen imaginar un mundo deseable y vivible. 
Pero ahora ya ha llegado el año nuevo. Ya estamos todos como hace un par de días. Ahora lo que hay que hacer es construir esos deseos, ayudar a los otros a que se cumpla todo aquello que les hemos deseado. 
Porque la realización de los deseos no cae del cielo, como la lluvia, sino que hay que construirla, trabajarla, crearla. Ahora es cuando empieza eso de la vida nueva, si es que queríamos de verdad una vida nueva.
Suerte. Buenos días.

miércoles, 1 de enero de 2014

Buenos días. Nuevo





Año nuevo. En el fondo, es un día como otro cualquiera, pero lo del 'nuevo' nos debe hacer pensar, creo yo, en si hace falta algo verdaderamente nuevo en nuestra vida. Buenos días.

miércoles, 2 de enero de 2013

Buenos días. Todo igual



No creo que a nadie en su sano juicio se le ocurra decir ahora eso de 'Año nuevo, vida nueva'. A no ser que la novedad consista en que seamos más solidarios, más generosos, más despiertos y más críticos. Porque de este Gobierno nunca esperamos nada bueno y, menos, ahora.

lunes, 31 de diciembre de 2012

Y, sobre todo, igualdad


Muchos deseos para el 2013. Deseos de todo tipo y en beneficio de diversas opciones. Yo preferiría proponer uno que seguramente afectaría a todos los demás: la igualdad. desearía una igualdad de trato en casa, en el trabajo, en los partidos políticos, en la ciudad, en el país. Igualdad de género, de colores, de etnias. Igualdad de derechos, de oportunidades. Igualdad como la puerta abierta a través de la cual podría entrar la justicia. A ver si hay suerte.