Mostrando entradas con la etiqueta El sosiego. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El sosiego. Mostrar todas las entradas

sábado, 11 de febrero de 2012

La tarde

El estado apacible del duermevela. La modorra de la siesta. Los mecanismos que te separan de la vida un tanto bajos, afortunadamente. Los sentimientos a flor de piel. La ternura que te llama. Los deseos. El poder de la música. La luz del sosiego. Los colores de la felicidad. Y el mundo hecho una mierda.

domingo, 24 de agosto de 2008

Más madera / 4

El Sosiego y El Sociego. Pero los establecimientos están juntos, uno al lado del otro. No es que el intelectual toldero tuviera que hacer arduas investigaciones sobre qué habría que poner en el toldo. Sólo tenía que mirar. Pero no miró. Y quedó una muestra para la historia de lo que es el liberalismo gaditano. Usted diga lo que quiera y escríbalo como le dé la gana. ¡Qué más da que se ponga con s o con c, si todo el mundo va a entender a dónde va!. Estas son pijerías de la gente de Madrid.


.


.

viernes, 22 de agosto de 2008