Mostrando entradas con la etiqueta discriminaciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta discriminaciones. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de mayo de 2017

Buenos días. Osadía 105



Atrévete a no tener prejuicios. 

Todas las discriminaciones que hay en la sociedad provienen de prejuicios. 

Hay que echarlos fuera de la mente. 

Buenos días.


lunes, 17 de abril de 2017

Buenas noches. Discriminaciones



Tratar de manera desigual a quienes son iguales es discriminarlos. 

Cuando las discriminaciones se hacen habituales, rutinarias, el ser humano que discrimina ha retrocedido hasta su originaria condición animal. 

Buenas noches.

martes, 31 de enero de 2017

Buenas noches. Discriminaciones


Conozco a padres y madres que intentan que sus hijos se instruyan en espacios en los que no hay inmigrantes, ni pobres, ni personas diferentes, ni chicos -si son chicas- ni chicas -en el caso de los chicos. Creen que así van a conseguir una educación mejor para ellos, pero lo que logran es que luego no estén preparados para vivir humanamente en un mundo real y que tengan que sobrevivir discriminando. 

Buenas noches.


martes, 10 de enero de 2017

Buenas noches. Trump


La presidencia de EE.UU. en manos de Donald Trump puede ser, desde el punto de vista material, un desastre importante y trágico para multitud de personas, no solo del país americano, sino de todo el mundo. Ha prometido ser un discriminador en todos sus aspectos, en el racista, en el machista y en el xenófobo -podemos imaginar qué hará con los niños o con los pobres- y no ha dado muestras del menor afecto por la igualdad. Creo que cuanto más pobre se sea, más se sentirá la presencia real de un personaje de estas características cargado de poder.

Pero me preocupa, además, otro aspecto de este individuo: su capacidad, por el cargo que ocupa, de ser un guía moral para multitud de personas. La moral exige a todos que cumplamos normas y que tengamos una dimensión social en nuestro pensamiento y en nuestra actuación. Este señor hace y dice lo que le da la real gana y no tiene en cuanta más que a quienes les interesa. Parece el prototipo de ser individualista, amante del dinero por encima de todo, discriminador, prepotente, destructor, ignorante y atrevido. Es justamente lo que necesitan los ciudadanos del mundo para tomarlo como modelo en su acelerado caminar hacia el embrutecimiento colectivo. Creo que vienen muy malos tiempos. 

Buenas noches.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Buenos días. Discriminaciones


Cuando discriminamos a alguien, nosotros mismos nos colocamos en un nivel infrahumano. 

Buenos días.


jueves, 10 de noviembre de 2016

Buenos días. Discriminación


Todos tenemos los mismos derechos. 

Si tratamos a alguien de forma distinta a los demás, lo estamos discriminando. 

Buenos días.


martes, 13 de octubre de 2015

Buenas noches. No al machismo 3



Debéis hacer entender, padres y madres, a vuestros hijos varones que el sexo sólo sirve para obtener placer, para comunicarse con otra persona y, si se quiere, para procrear, pero no para dividir la sociedad en hombres, superiores por ser hombres, y en mujeres, inferiores por no ser hombres. 

Es muy importante que nunca lleven a cabo estas discriminaciones, porque están en la base y en la esencia del machismo. 

Buenas noches.


miércoles, 19 de febrero de 2014

Lo que veo cuando miro. Día contra las discriminaciones por motivos de sexo en el deporte.




Hoy, 19 de febrero, se celebra el Día contra las discriminaciones por motivos de sexo en el deporte.

El deporte es un fenómeno social muy complejo, que hoy se ha convertido más bien en un espectáculo y en el que los espectadores se suelen atribuir el derecho a animar, gritar, insultar y dar rienda suelta a sus más bajas pasiones, además de introducirse una buena dosis de olvido y de inconsciencia de la situación real en la que viven.

Hace poco relataba yo aquí cómo una chica en un bar se dedicaba a llamar 'puto maricón', a manera de insulto, a quien le parecía. Es verdad que cualquier salida del cliché heterosexual es usado como arma arrojadiza por las mentes menos cultivadas y que contra eso hay que luchar, pero también lo es que éste no es el único tipo de discriminación que encontramos en el deporte. El racismo y la xenofobia son igualmente frecuentes.


Creo que una campaña pública que educara a los ciudadanos en el respeto y en la igualdad sería muy de desear en este país en el que la ética cada vez está más a la baja y en donde lo normal se está convirtiendo en algo soez y deshumanizado. Buenas tardes.  

miércoles, 23 de octubre de 2013

Elegancia 142. Discriminaciones




El machismo, el racismo y, en general, cualquier discriminación

son radicalmente incompatibles con la elegancia.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Hay que abrir las puertas



Leo, a través de Nuria Varela, el anuncio que la Academia de la Publicidad ha hecho para conmemorar el 300 aniversario de la Academia de la Lengua Española. El tufo sexista y machista del anuncio es tan grande que muchos no lo van a notar, acostumbrados como están a tener estos vicios en casa y a fijarse más bien en pequeñeces y en fruslerías muy vistosas, pero de poca monta. De nuevo la mujer aparece como la que no sabe hablar, la que deposita la autoridad en el padre delante del hijo, la que se dedica a las tareas de limpieza y la que necesita salirse de su incultura y ponerse a un nivel adecuado. Parece que lo que ocurría en otros tiempos vuelve a ocurrir también en estos y que la porquería mental sale a la luz en cuanto puede.

Algo huele mal en todo esto. Hay una lamentable costumbre muy extendida de confundir al sabio con el viejo, como si la sabiduría fuera cosa de la edad, de la experiencia, y no de una actitud mental abierta, crítica, ilustrada, atenta a la justicia y creadora de libertad y de igualdad. Las instituciones se han llenado de viejos -no de ancianos, que ser anciano es otra cosa-, de estorbos para la cultura, de tradicionalistas malformados, de mantenedores del orden de toda la vida, de frenos para el avance de la humanidad, de misóginos sin remedio y de generadores de daños sociales en la materia que les toque. Las discriminaciones, especialmente la que afecta a las mujeres, se han hecho normales, habituales, entre este tipo de personajes y es muy raro ver a alguno de ellos defender la igualdad y salirse del inhumano cauce del machismo. Con estos personajes no vamos a ninguna parte. O abrimos las ventanas -y las puertas- o la peste va a ser pronto insoportable.

viernes, 28 de junio de 2013

Buenas noches. Día del Orgullo LGTB





Hoy se ha celebrado el Día Internacional del Orgullo LGTB (Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales). Es un buen día para reflexionar un poco sobre las discriminaciones y, en especial, la que se lleva a cabo por la orientación sexual de las personas.

Una discriminación es el trato desigual que se da a los que son iguales. Es una manera de ir en contra del principio de igualdad, que dice que aunque todos seamos diferentes, somos iguales, esto es, tenemos todos los mismos derechos. Hay quienes se creen con poder para considerar que, en ciertos temas, una de las posibilidades es la única válida y que las demás, o carecen de valor o son imposibles de ejercer. Por ejemplo, los machistas consideran que el hombre es superior a la mujer y que ésta, como consecuencia, tiene que obedecer y soportar las decisiones masculinas. Otros tienen mucho interés en hacernos creer que las personas de piel blanca son superiores a las que la tienen de otro color. A otros les da por imponer que una persona sólo puede sentirse atraída sexualmente por otra de distinto sexo. Todas las demás posibilidades (homosexualidad, bisexualidad, incluso la transexualidad) quedan prohibidas o son consideradas como a berraciones, simplemente porque les da la gana a estas personas.

Las discriminaciones suelen ser defendidas por personas de poca formación humana, que creen que sólo existe lo que han visto y que cualquier otra posibilidad distinta a la suya es un atentado a su pobre forma de ver la vida. Hay que ser muy atrevido para creer que en un mundo en el que habitan más de siete mil millones de personas (mira este enlace. Te gustará) la propia postura es la única posible.

Te sugiero que pienses en las demás personas siempre bajo la idea de igualdad. Todo el mundo tiene derecho a poner sus afectos en donde le dé la gana y no hay ningún argumento que justifique la intolerancia hacia quienes tienen gustos diferentes a los propios.

Desde aquí transmito mi solidaridad con quienes no tienen aún la misma libertad que tengo yo para manifestar públicamente mi orientación sexual.

Tienes más información interesante aquí.

sábado, 12 de enero de 2013

Una mujer no es su coño




Ayer, gracias a una amiga, encontré el blog Viajamor, en el que su autora, Elena Alonso, publicó un interesantísimo post titulado A qué huele el coño. Te recomiendo mucho su lectura. Puedes acceder a él pinchando sobre su título.

En mi opinión, el post refleja muy bien tanto la actitud del machista chistoso, que se cree con la capacidad de decir estupideces sin límite relacionadas con la mujer, como la de la mayoría de las personas, quienes, por no crear una situación desagradable, toleran al chistoso y sus bobadas, perpetuando así una situación lamentable de discriminación y de falta de respeto. El post muestra también la encomiable actuación de la autora, que, rompiendo moldes, supo estar a la altura de su dignidad, desarmando al irrespetuoso machista.

Yo quisiera aquí insistir en algunas características de este proceder machista, que ignora por completo el respeto y la consideración que se le deben, en este caso, a cualquier mujer e invitar a reaccionar y desenmascarar la perniciosa injusticia que estos tipos practican.

El machismo es un tipo de discriminación por el que ciertos hombres se creen superiores a las mujeres, creyendo, además, que sus funciones sociales -englobadas en lo que se llama el género masculino- son superiores a las propias del género femenino.

En general, todas las discriminaciones -el machismo, el racismo, la xenofobia, etc.- se basan en una supuesta superioridad del discriminador, lo cual le lleva a creer que puede decir y hacer lo que le dé la gana, anulando el respeto a las personas discriminadas. Esto es lo que le empuja a hacer chistes estúpidos que cosifican y despersonalizan a las mujeres, y que las tratan como si fueran objetos sin dignidad.

Estos chistosos machistas, además, a causa de la falta de dignidad que padecen, han perdido el sentido del ridículo. Es lo que les lleva a pensar que las tonterías que dicen son el colmo de la gracia y del ingenio y a ridiculizar a las que consideran inferiores. Se creen así que quedan por encima de ellas y que adquieren el reconocimiento de los demás. Ante las personas sensatas, sin embargo, lo único que hacen es aparecer como seres pobres en humanidad y como cretinos descontrolados, de los que habría que huir en una próxima ocasión.

Estos machistas tan supuestamente graciosos no son capaces de saber que se retratan con sus chistes y sus chascarrillos. Dan muestras de gran insensibilidad hacia unos colectivos con problemas, que son precisamente aquellos a los que convierten en objetos de sus desgraciadas gracias. Y parece que intentan cubrir sus carencias comunicativas, su falta de temas de interés, sus frustraciones, su alarmante falta de ética o su deficiente realización personal con sus chistes, esperando con ellos el aplauso de la concurrencia, cosa en la que generalmente fracasan.

Me parece muy valiente y meritoria la reacción de la autora del post, plantándole cara al chistoso y dejando bien claro el lugar y la dignidad de la mujer. Me gustaría que hombres y mujeres fuéramos capaces de colaborar en la tarea de hacer real la igualdad y que estuviéramos más dispuestos para hacerles ver a estos tipos que si quieren hablar de la mujer, la traten como a una persona, sin reducirla a alguna de sus partes y sin referirse a ella como lo haría un animal en celo.