Mostrando entradas con la etiqueta culo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta culo. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de agosto de 2015

Los viernes, etimologías. Partes del cuerpo 13



ESPALDA

Del griego spathe, pala, el latín creó spatha. En castellano aparece espada en el s. XI con el significado actual de espada y con el primario de pala del tejedor, y el diminutivo spáthula evolucionó a espalda, que primero significó palita, luego por comparación omóplato y finalmente la espalda entera. El omóplato antes se había llamado scápula, de ahí que el adjetivo, siempre conservador, sea escapular (y de ahí, escapulario). Los omóplatos son dos, por eso se dice "las espaldas". El catalán espatlla, portugués espádua, italiano spalla designan solo la parte trasera de los hombros, incluso el francés épaules designa solo los hombros. Pero el castellano espalda y el rumano spate designan toda la parte dorsal. Derivados son respaldar y espaldarazo. La raíz indoeuropea spe es origen de spes, esperanza, espasmo y próspero.

SOBACO

Es una palabra de origen incierto, restringida al castellano, gallego-portugués y gascón. Su sinónimo culto es axila, del latín axis, eje, porque es el punto de articulación que funciona como un eje.

COSTADO

Deriva del latín costa, costilla. Costa (s. XIV), en su significado de orilla del mar, entró en el castellano procedente de otras lenguas hispánicas de zonas costeras. Por eso no diptongue la o > ue. Pero en su significado de ladera de la montaña, cuesta, está en el castellano desde el s. X, y con diptongo. Tuvo otro significado primitivo, espalda, que se conserva en la expresión "a cuestas" y en costal. Derivados importantes son acostarse y recostarse.

CINTURA

Del verbo latino cingere, ceñir. Y cinturón, cinto y cinta, cincho, cimbra, el armazón de maderas para construir un arco, recinto, precinto y sucinto, cíngulo y ceño, aro que rodea. Es raíz compartida con otras lenguas indoeuropeas, en lituano kinkau es enjaezar al caballo. Aunque en origen es lo que ciñe, en cintura acaba siendo la parte del cuerpo que es ceñida. Ya hemos hablado un día de encinta (24-VII-15), que puede significar desceñida o ceñida.

NALGAS

En latín era natis, aunque siempre se decía en plural, nates, porque las nalgas son dos. Pero lo que pasó al castellano fue la variante vulgar nática. Esta por evolución normal dio nadgas, y así se dijo hasta 1400, cuando el castellano adoptó la forma astur-leonesa nalgas.

CULO


Del latín culus-culi. No plantea ningún problema fonético, su evolución es normal, hasta llegar al culo. Está datado en castellano en 1155. En portugués e italiano, culo, en catalán y francés, cul; en euskera, ipurdi. Tiene derivados no malsonantes como culata, culera, culada, recular o culotte, pero la enorme riqueza de derivados y compuestos pertenece al campo de lo coloquial: tapaculos, un fruto silvestre, rapaculos, un insecto muy corriente también llamado cortapichas, lameculos, culichichi, peyorativo en Canarias, pero afectivo en Cádiz, culón, culear, culero. Hace un tiempo el deslenguado Berlusconi se refirió en privado a la Merkel como esa culona inchiavabile, algo así como esa culona con la que sería imposible tener sexo. La raíz indoeuropea keu, con un significado de cubrir o esconder, se encuentra en multitud de lenguas con distintos significados especializados: tejado, cabaña, escondrijo, vaina; y en irlandés cul, culo. Esta raíz ha generado cutis, oscuro, cunnus, coño, y en griego kytos, cavidad cerrada, de donde se creó cito, con significado de célula, que forma citoplasma, fagocito, leucocito...

viernes, 31 de mayo de 2013

Los exorcistas y el culo




Hoy les daré las buenas noches a mis amigos y amigas y a quien quiera leer mis palabras hablando de la belleza del culo.

El tema me ha hecho recordar lo que el antropólogo Desmond Morris escribiera en su magnífico libro La mujer desnuda, en donde hace un estudio antropológico y cultural de cada una de las partes de anatomía de la mujer, de la misma manera que lo hizo con el del hombre en otro de sus libros, El hombre desnudo. La cita que pongo a continuación creo que les podría venir muy bien a los exorcistas convocados por el emimentísimo Rouco, en su cruzada por efectuar escraches sanadores ante los lugares en los que habita el demonio, posiblemente con el fin de sacarlo de su escondite elegido y liberarlo en la sociedad, aunque con el subsiguiente riesgo, quizás impensado, de que en lugar de hacer un daño individual, lo haga colectivo. Es algo que les sugiero, por si puede serles útil en su dificultosa y trascendental actividad.

Habla Morris del carácter exclusivamente humano de las nalgas, tan diferentes de las que pueden encontrarse en cualquier otro animal. En la página 261 de su libro, añade:

“Esta visión primitiva de las nalgas como exquisitamente humanas dio origen a una noción posterior. Se alegaba que si las nalgas redondeadas eran lo que distinguía a los seres humanos de las bestias, los monstruos de la oscuridad debían de carecer de este rango anatómico particular. Así fue como el Diablo obtuvo la duradera reputación de que no tiene nalgas. Los primeros europeos estaban completamente convencidos de que el Diablo, aunque podía asumir forma humana, nunca podía completar su transformación porque, por más que lo intentase, nunca conseguiría que le crecieran las redondeadas nalgas humanas. Esta, la característica más exclusiva y gloriosamente humana, estaba más allá incluso de sus poderes diabólicos.

Se creía que esta debilidad era una fuente de gran angustia para el Diablo y proporcionaba una oportunidad de oro para atormentarle. Para exacerbar su envidia, bastaba con enseñarle las nalgas desnudas. Como eso le recordaba su deficiencia, la súbita exhibición lo obligaría a mirar hacia otro lado, apartando así su funesta mirada. Esto protegía al humano que exhibía las nalgas del tan temido “mal de ojo” y llegó a utilizarse ampliamente como un valioso recurso para repeler las fuerzas del mal.

Esta forma tan especial de exhibir las nalgas no se consideraba vulgar ni depravada. Las primeras fortificaciones e iglesias a menudo mostraban esculturas de mujeres haciendo alarde de sus redondeadas nalgas para ahuyentar a los espíritus malignos, con los traseros descubiertos mirando hacia fuera desde las entradas principales. En la Alemania de aquella época, si había una tormenta especialmente terrible por la noche, las mujeres mostraban sus nalgas por la puerta delantera con la esperanza de protegerse de los poderes del mal y evitar una muerte turbulenta.”

Espero que estas sabias palabras sirvan a la noble cruzada exorcista y también para que no nos sorprendamos si en alguna ocasión observamos a algún ciudadano o ciudadana enseñando sus nalgas de manera ostentosa. Seguramente estará actuando en legítima defensa.


domingo, 26 de mayo de 2013

Buenas noches. La belleza del culo



Toto tomada de Blog de Humor.


El culo, las nalgas, es una parte del cuerpo -e, incluso, una palabra- muy mal vista por algunos puristas, quizá porque alberga en su interior el lugar por el que el cuerpo expulsa sus sobras. Allá cada cual con sus amores y con sus fobias. Sé que no se puede generalizar, pero a mí me parece una de las partes más bellas del cuerpo humano. Me lo parece más, en mi caso y en general, el de la mujer que el del hombre, pero valoro ambos muy positivamente.

El culo es, para mi gusto, la máxima consideración de la redondez como la forma dominante en la arquitectura del cuerpo. Lo mires por donde lo mires, en movimiento o en reposo, el culo invita a la contemplación, a admitir la belleza como un constitutivo esencial del cuerpo humano. La piel del culo -y esto es algo que ocurre exclusivamente en la especie humana-, por su constitución, invita a la caricia, a comprobar con lentitud la belleza estética y sensual de una superficie convexa, con sus múltiples subidas empinadas y sus variadas y mansas bajadas. La suavidad que encierra la piel del culo quizás sólo pueda ser encontrada en el cachetito precioso de un recién nacido. Las mejores sensaciones pueden experimentarse en un recorrido atento por todos los caminos imaginables presentes en un culo. Curvas de todas las ecuaciones posibles confluyen en esa gloriosa parte del cuerpo que culmina en una de las líneas más gratificantes y más erógenas de la anatomía humana, aquella que une el culo con el muslo. Esa línea de puntos de inflexión, en donde se rompe la curvatura del culo para que comience la del muslo, es uno de los lugares más placenteros y más bellos del cuerpo humano.

El culo es una enorme fuente de placer, pero no la única. Todo el cuerpo es afortunadamente un campo de gozo. Espero que hoy hayas gozado con el cuerpo, con la mente y con la vida. Me atrevo a sugerirte ahora, por si te viene bien y a pesar de que hay alguna persona a quien no le gusta que diga aquí estas cosas, que te relajes lo mejor que puedas. Intenta respirar pausadamente, profundamente, rítmicamente. La levedad se apoderará de tu mente y el peso lo hará de tu cuerpo. A ver si vas cayendo en los brazos del sueño y eso te reconforta. Antes, no te olvides de generar una nube de cariño que rocíe a todas las personas a las que quieres. Lo más importante que tenemos que hacer en esta vida es querer, querernos. Buenas noches.