Mostrando entradas con la etiqueta apetitos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta apetitos. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de marzo de 2017

Buenas noches. No es posible



Si un ignorante brutal que desconoce lo que se sabe de la realidad, si un tipo con una escasa formación humana y moral, si un caprichoso machista, racista y xenófobo, si un adicto a la televisión que no tiene por costumbre leer, si un amante de las guerras y del dinero ha llegado a ser presidente de ls Estados Unidos de América, ¿cómo quieres que este chaval, perdido en una selva sin salida visible, desprovisto de cualquier mecanismo mental que le ayude a pensar con corrección, sin el menor sentido de lo que es una norma y sin conciencia de que existe un deber moral, sin más carga que sus apetitos y sus deseos, que quiere satisfacer ya mismo, intente estudiar, formarse o invertir en su futuro? 

Buenas noches.

lunes, 13 de febrero de 2017

Buenos días. Osadía 24


Atrévete a no hacer lo que te apetece, sino lo que deberías hacer. 

Buenos días.


lunes, 2 de noviembre de 2015

Buenas noches. Amor 9



Nunca frenes tu amor. 
Si por algún motivo que te duela, quieres frenar algo, frena tus apetitos, pero no frenes el amor, porque frenarás la vida y no hemos venido a este mundo a eso. 
Buenas noches.


martes, 1 de julio de 2014

Buenas noches. Libertad




El viento no es libre: cumple fielmente todas las leyes de la naturaleza. Quien puede ser libre es el ser humano, si es capaz de cumplir las leyes racionales que le da su moral. Si está esclavizado a sus apetitos, a sus deseos o a sus caprichos y no puede actuar como le dice su razón, no podrá ser libre. Buenas noches.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Mirando por la ventana. Embrutecimiento




Hay ciudadanos que se están embruteciendo en gran número y a gran velocidad. Unos consiguen un embrutecimiento activo, como si lograrlo fuera su meta e hicieran todo lo posible por conseguirla cuanto antes. Otros adquieren un embrutecimiento pasivo, consecuencia de no hacer nada por conquistar su humanidad. Nadie los educa, nadie les dice lo que deben hacer ni lo que no se puede hacer ni por qué. Siguen pautas instintivas, se guían por los apetitos y son incapaces de pensar como los seres humanos. Esto ocurre en todas las edades y en todos los estratos sociales.  

viernes, 26 de octubre de 2012

Mirando por la ventana. Autonomía




La Ilustración proponía la autonomía del ser racional, esto es, que éste fuera capaz de darse a sí mismo, mediante la razón, sus propias normas, sin tener que obedecer a ninguna instancia exterior. El ser humano político, que tiene que obedecer las consignas de su partido, es un prototipo de ser no autónomo. El ser humano religioso lo es más aún, puesto que la fuente de su obediencia tiene carácter absoluto y vive, además, con la constante amenaza de una condena eterna si la desobedece. Pero el ser no autónomo más lamentable de todos, el que se aleja más de la racionalidad humana y se acerca más a la vida puramente animal es el que se da a sí mismo sus normas basándose exclusivamente en sus apetitos, sin que se le ocurra siquiera pasar levemente por la razón sus decisiones.