Mostrando entradas con la etiqueta desnudarse. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desnudarse. Mostrar todas las entradas

lunes, 25 de septiembre de 2017

Buenas noches. Desnudarse




Escribo para desnudarme la mente, para expulsar los demonios que pueda haber almacenado o para transmitir algo que pueda serle útil a alguna persona. Ninguno de estos contenidos mentales sirve para algo bueno estando encerrados en la mente. Creo que hay que desnudarse, por eso escribo para mí y te lo doy a ti, por si te sirve. No te busco, pero si te encuentro, me alegro. Y si me hablas, más aún. 

Buenas noches.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Mi mundo



Mi mundo no es de este reino. No comulgo con los criterios que se usan. No me gustaría nada complicado ni raro, pero sí que fuera razonable, vital, humano, cariñoso y que permitiera a cada uno ser como es. No estoy preparado para un mundo de cabezotas que quieren no sé qué cosas ya, en este momento y se moleste quien se moleste. La peste molesta va llegando a todas partes. Observas a la gente y todos están mirando hacia sus cosas, hacia sus pequeñas y podridas cosas. Tienes que desnudarte el alma para sobrevivir y el cuerpo, para sentirte vivo. Cuando las cosas se pudren, los gusanos no tardan nada en aparecer. Ojalá alguien tenga la lucidez y la fuerza para coger el timón y dar un bandazo enorme a este barco infame. Buenas noches. Besos y abrazos, si es que queda alguien ahí.

sábado, 13 de febrero de 2016

Buenas noches. Desnudarse




Hablar con sinceridad es empezar a desnudarse. 

Una vez desnudos, se trata de no volver a vestirse. 

Buenas noches.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Buenos días. Mentiras



Nos vestimos el cuerpo y la mente con mentiras. 

Sólo mostramos la verdad cuando nos desnudamos. 

Buenos días.


lunes, 27 de julio de 2015

Buenos días. Desnudándonos




Nos desnudábamos tanto el alma que sólo nos faltaba el acto insignificante de quitarnos la ropa. 

Buenos días.

martes, 24 de febrero de 2015

Buenos días. Desnudarse




A medida que nos vayamos desnudando, iremos siendo más nosotros mismos. 

Buenos días.

jueves, 12 de febrero de 2015

Yo soy mi piel, en La llave del Camino



Te invito a leer mi colaboración en la revista La llave del Camino

Se titula 'Yo soy mi piel'. 

Puedes verlo aquí.

miércoles, 30 de abril de 2014

Buenas noches. Desnudarse




Hay días en los que me gustaría desnudar mi cuerpo. Hay días en los que siento necesidad de desnudar mi alma. Y hay días en los que no entiendo y no le veo sentido ni a una cosa ni a la otra. Buenas noches.

domingo, 18 de agosto de 2013

Buenos días. Desnudos

Quienes no le tienen miedo al qué dirán, ni son amigos de la envidia, ni suelen andar comparándose, ni odian la libertad, ni rechazan la igualdad, ni quieren ser otra cosa más que ellos mismos, sólo ellos, que son fuertes, son capaces de desnudarse el cuerpo y el alma con los demás.

Los débiles, los que se sienten inseguros, descontentos o resentidos, los que prefieren quedarse dentro y no salir a vivir, los que huyen del riesgo y se refugian en las tradiciones, los que se mueven bien entre las tristezas, los que son débiles y no son capaces de echarse a vivir, a esos les crecen en la mente como hongos el pudor, la vergüenza y el resto de trincheras que le preservan, según creen, de los peligros. Esos siempre van bien vestidos, convenientemente cubiertos de telas y de excusas, perfectamente disimulados, representando espléndidamente el papel que han elegido para ocultarse.

Esta es una opción. Buenos días.

lunes, 12 de agosto de 2013

Buenos días. Algo nos faltó





Me quedé sin darle un beso a María. Vi que llevaba su brazo totalmente tatuado. Le vi también tatuajes en un muslo. Vi su mirada. Me pareció llena de inteligencia y de ternura. Le dije que ya nunca se podría desnudar del todo, que siempre llevaría sobre su piel el tatuaje que la vestía. Me contestó que se tatuaba para desnudar su alma porque en su piel estaba escrita su vida, todo lo que para ella era importante. Me quedé pensando. Se quedó pensando. Nuestras sorprendidas miradas se encontraron. Yo sentí la vida por dentro. Nos faltó un abrazo, un beso. La estética dejó paso a la vida, a la fortaleza galopante y sorprendente de la vida. Buenos días.

martes, 2 de abril de 2013

Buenas noches. Nos acostumbraron



Nos acostumbraron a no desnudarnos el cuerpo. Nos acostumbraron a no desnudarnos el alma. Nos acostumbraron a encorsetar nuestras vidas de manera que parecieran muertas. Nos acostumbraron a expresar sólo lo que no fuera muy expresivo. Nos acostumbraron a creer que el amor era sólo cosa de dos y, a partir de un momento, con sexo. Nos acostumbraron a no ser distintos. Nos acostumbraron a creer que algunas palabras tenían poderes prohibidos y efectos indeseados si las pronunciábamos. Nos acostumbraron a usar sólo modales bobos, miradas bobas, sonrisas bobas, palabras bobas hasta que nos convertimos en verdaderos bobos. Nos acostumbraron a tragar emociones y sentimientos aunque no nos apeteciera hacerlo. Nos acostumbraron a no ser nosotros mismos y ahora queremos serlo.