Mostrando entradas con la etiqueta Astorga. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Astorga. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de agosto de 2015

Viaje exprés

He vuelto de un viaje exprés a Astorga. Por una parte he visto una vez más la catedral y su museo: preciosos, siempre sorprendentes, magníficos. Por otra, he tenido que picotear fuera de casa por diversos motivos y he comprobado cómo están las cosas en los sitios de comidas del lugar, menos poblados esta vez que en ocasiones anteriores.

Para desayunar o tomar un café a media mañana no hay mejor opción que la Chocolatería Sonrisas Astorga​, en donde Rocío​ y Lucía​ hacen un chocolate y un café con churros que te hacen revivir. Nada más entrar, mirando a quien te atienda, se comprueba con toda facilidad por qué este lugar se llama Sonrisas.

En cuanto a bares, el que más me gusta sigue siendo uno de toda la vida, La verja, en donde Meli e Isidro te ponen, con un corto de cerveza o con un vino, un aperitivo bien hecho y bien rico: albóndigas, arroz, ensalada de garbanzos, empanadas caseras o patatas con carrillera. Un lujo de sitio en donde cuesta más trabajo salir que entrar.

A su lado, Blas, ofrece buenísimos vinos de diversas zonas, que se pueden acompañar con estupendos guisos, por ejemplo, de callos, o con embutidos de primera calidad, como la lengua curada, el queso de Zamora o la cecina.

La lengua estofada o los callos que ponen en el Cubasol, en la calle del sr. Ovalle, merecen ser probados. Sin grasas y gustosos. Mejor la comida que la bebida, para mi gusto, la que ofrece este bar, aunque, sin duda, se mantiene en posiciones de altura.

Junto al anterior, Sheila Álvarez y su hija Marta han abierto un pequeño, pero encantador bar, con el rótulo de Cañas Akí, en donde eres atendido con la cordialidad y la calidad que ellas saben poner en su trabajo. La creatividad de Marta hace que aquí puedas tomar aperitivos diferentes a los de otros sitios, dependiendo de lo que se le haya ocurrido hacer cada día. Buen sitio, sin lugar a dudas.

En la acera de enfrente, en la misma calle, D'Tapas sigue en su línea habitual. La amabilidad de las camareras se a une a unos buenos vinos y a unas tapas que varían dependiendo de la afluencia de público, que siempre es mucha.

Si queremos comprar legumbres de calidad o unas buenas verduras o frutas de primera clase, además de ir al mercado de los martes, se puede acudir a Ultramarinos Aquilino, junto a la Plaza Mayor. Todo lo que hay es de mucha calidad.

Para tomar una copa está el Cafetín Kavafis, junto a la carretera de León, con música variada y público de todas las edades. O bien puedes ir en coche a San Justo, a pocos kilómetros de Astorga, y tomarla en Donde Irene, un sitio pequeño y encantador, recientemente abierto, con bar y terraza, en donde atienden estupendamente.


Y ahora, prosigamos el régimen de vida sana, que los pecados no pueden durar mucho tiempo y el gozo hay que continuarlo con el recuerdo.

domingo, 8 de marzo de 2015

Rocío Rabanal, Mujer Empresaria del 2015 en Astorga




Promociona el chocolate de Astorga en un local hogareño, cálido, entrañable -la Chocolatería Sonrisas. En él, junto con sus empleadas, trata a los clientes a sonrisa limpia, ofrece calidad con generosidad, mira más el servicio que da que el esfuerzo que implica, participa en los 'Cafés Pendientes' -dejas pagado un café, o los que quieras, para que se lo tomen quienes no tienen dinero para pagarse uno-, y los peregrinos son tratados en el 'Sonrisas' como en casa. Ahora le han reconocido su labor nombrándola Mujer Empresaria del año 2015 de Astorga. Se llama Rocío Rabanal Celada y es una mujer sencilla, pero de mucho valor y de mucha valía. Yo me alegro un montón.


sábado, 10 de enero de 2015

Cafés Pendientes en la Chocolatería Sonrisas




Hay en Astorga, en la calle Pío Gullón, 5, un local encantador, en donde puedes tomarte un estupendo chocolate con churros o un café sorprendente. Se llama Chocolatería Sonrisas. Dentro, Rocío, Lucía o quien esté te atienden, lógicamente, con una sonrisa que invita a quedarte un rato, porque el ambiente que crean es agradable, encantador, relajante.

La última vez que estuve vi en la pared el cartel que muestro en las fotos. Forman parte de la iniciativa 'Cafés pendientes', que consiste en que tú pagas tu café y dejas pagado otro para que alguien que lo necesite y no tenga dinero pueda tomárselo. Me pareció un detalle grande, propio de gente buena y que encuentra un marco perfecto en esta chocolatería.


Por lo que he visto allí, nadie va a Astorga sin pasar por la Chocolatería Sonrisas. Y hacen bien.



sábado, 7 de junio de 2014

Alicia Nistal expone en el Restaurante Serrano, de Astorga

Hace algún tiempo tuve el enorme placer de escribir un comentario al cuadro Fragile, de la artista leonesa Alicia Nistal. En estos días, y hasta el 22 de junio, el cuadro se expone, junto con otras obras de la pintora, en el Restaurante Serrano, de Astorga, León.

Me apetece hoy que recordemos aquí cómo vi yo entonces ese cuadro. Lo primero que me llamó la atención de su pintura fue la belleza que mostraba la obra, pero pronto me pareció también que no era esa una mera belleza aparente, vacía, sino que encerraba unas emociones que había que descubrir y hacia las que te dirigía la pintura. Luego, he visto que hay una especie de erotismo espiritual en los cuadros de Alicia Nistal, un atractivo que nos empuja hacia lo oculto y que creo que es consecuencia de la actitud de la pintora. Porque ella no trata simplemente de crear belleza, sino que sobre todo pretende desnudar su alma, sacar al exterior lo que en ella hay de gozo y de dolor. De una manera callada, sin estridencias estéticas, casi sin dejarse ver, van apareciendo en sus obras los sentimientos, las emociones, la manera de entender su vida, y son estas vivencias las que generan el misterio, pero también el olor y el sabor de lo que pinta.

A mí la pintura de Alicia Nistal me parece bella, pero también creo que es buena, porque si la miras con detenimiento y si te dejas arrastrar por lo que sus cuadros producen en tu mente, es probable que te encuentres habitando en otro mundo distinto al que veías antes de contemplarlos. Creo que es lo que debes intentar vislumbrar si contemplas sus cuadros. Esto es lo que a mí me produjo su cuadro Fragile.



"Esto no es una espalda, que diría Magritte. Es un cuadro. Si fuera una espalda, no sería un autorretrato y no te podríamos ver en el cuadro.

En todo caso, no se trata de una espalda cualquiera, sino de tu espalda. Está situada en el centro de un triángulo vital formado por tus brazos y el contorno de tu torso y se apoya en un basamento embutido en unos jeans, cuyo contenido se escapa a nuestra contemplación.

Es una espalda bella, muy bella, con un potente aire de delicadeza, adornada con la gracia de un leve giro lateral, pero no es una espalda tranquilizadora que nos deje disfrutar sin más de su belleza. Hay un aroma quebradizo en el centro de esa espalda orlada por la geometría intranquila de tus brazos. Tus brazos son los que hablan y lo hacen para dirigir nuestra mirada hacia donde parece que tú quieres que vaya.

Un cuadro es lo que se ve, pero también lo que sugiere. La sugerencia es un viaje que nos puede llevar a cualquier parte, como lo pueden hacer una mirada, una mano tendida o unos labios entreabiertos. Tu espalda nos podría sugerir tus pechos o tus piernas o tu vientre, pero tus brazos nos llevan sigilosamente hacia tu rostro, que se esconde enigmáticamente tras tus cabellos. Es el gesto de tu rostro, la idea que lo esculpe, lo que, si lo miramos con atención, se convierte en el misterio de este cuadro.

Tenemos que imaginarnos un rostro bello, porque de todo tu cuerpo se desprende belleza. Y, sin embargo, son un rostro y un cuerpo rodeados de mariposas, que podrían resultar superfluas, si no fueran necesarias. Puede que tu rostro desprenda en algún momento un atisbo de dolor, pero esas mariposas, bellas y libres, ayudan a soportarlo, porque tú has querido dignificar y superar ese dolor. 

El artista -y la persona que es artista en su vida, también- ofrece siempre lo mejor de sí. Tú nos has dado la parte más bella de tu dolor. Has ocultado, porque eso es sólo tuyo, el elemento más trágico de tu espalda y has mostrado ese envoltorio bello en el que se encierra la negatividad del dolor. A veces tú eres el dolor de tu espalda, pero no quieres transmitir ese dolor a nadie. Por eso muestras la belleza dolorida, pero, a fin de cuentas, belleza. Por eso esto que vemos no es una espalda. Tampoco es tu espalda. Ni siquiera es un cuadro de tu espalda. Es un cuadro de tu mente. Es tu autorretrato."

-

Añado aquí un estupendo vídeo de Luis Martínez en el que se puede contemplar la obra de Alicia Nistal expuesta ahora en el Restaurante Serrano.



martes, 3 de junio de 2014

Concentración en Astorga contra las víctimas de violencia de género



Hoy martes 3 de junio, a las 12:30, en la Biblioteca Municipal de Astorga, concentración en protesta contra la violencia de género. Os invito a leer mi artículo ¿Qué hay detrás del machismo? en La llave del Camino. Revista cultural de Astorga y el Camino de Santiago.

martes, 13 de mayo de 2014

Lo que veo cuando miro. Alicia Nistal expone en el Restaurante Serrano, en Astorga




Si vas por Astorga, tendrás que comer, claro. Te recomiendo que lo hagas en un restaurante sorprendente, espléndido, con una relación calidad-precio estupenda y con un trato cordial y respetuoso. Me refiero al Restaurante Serrano.

Además, desde mañana 13 de mayo hasta el 22 de junio, expone en sus paredes sus cuadros Alicia Nistal, una joven pintora llena de fuerza y de sentimiento en sus obras.

Puede ser un gozo espectacular degustar los platos que ofrecen en esta casa y contemplar en las paredes la pintura de esta artista. Intenta no perdértelo. Buenas tardes.