Mostrando entradas con la etiqueta CIS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CIS. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de mayo de 2015

Lo que veo cuando miro. El criterio y las encuestas



Ayer se hizo público el resultado de una encuesta de intención de voto realizada por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) hace un mes.

Hace un mes había partidos que no tenían candidato ni candidata, y había candidatos que no tenían publicados sus programas. Sin embargo, las encuestas, en esas condiciones, se hacen, la gente contesta y los resultados se publican. Es como si tuvieran que venderlas en los medios de comunicación o como si se propusieran calentarnos la cabeza.

¿Cuál es el criterio con el que la gente contesta a la pregunta de a quién votaría? ¿Cuentan algo las ideas o las propuestas que puedan hacer los candidatos? ¿Importa más que salga por televisión? ¿Influye que sea simpático o simpática? ¿O, quizás, que sepa dar caña? Por ejemplo, Esperanza Aguirre, la cazatalentos que luego resultaban ser talentos corruptos, la que aparca su coche donde quiere y que se escapa de la policía cuando la detienen porque ya se sabe que la policía es muy pesada, ¿será algo de esto lo que les gusta a sus votantes o, quizás, que les hable a gritos chabacanos, como si de abueletes de pueblo se trataran? ¿Qué les gustará de Ángel Gabilondo? ¿Será su sosiego al hablar o sus citas de filósofos? Porque el programa electoral lo publicó el día 5, hace tres días, y la encuesta es de hace un mes. ¿Valorarán en Podemos su radicalismo o su viaje al centro? Porque el programa lo presentaron el día 6, hace dos días. ¿Les gustará la concreción de Ciudadanos, que presentó ayer su programa, a la hora de intentar impulsar la sanidad bajando y suprimiendo impuestos o la nula defensa de la educación pública?

Me temo que a la hora de votar muchos ciudadanos usan criterios parecidos a los que tienen quienes responden a las encuestas: voto a este que me parece que es muy majo, o a aquélla que grita mucho, o no voto a aquél porque es rojo. Así de racionalizado veo al país y, consecuentemente, así nos va.