Mostrando entradas con la etiqueta Vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vida. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de enero de 2018

Buenas noches. Arte



Se nota mucho cuando el arte no significa nada en la vida de una persona. 

Buenas noches.


lunes, 25 de diciembre de 2017

Buenas noches. Elementos




La paradoja, el misterio, lo imprevisible, la sorpresa, la angustia, el amor, el sufrimiento, la búsqueda, el arte, la sensibilidad, las emociones, la razón, la belleza, la elegancia, los deseos, el cambio, el deber, la libertad, la igualdad, la justicia, el saber, la sabiduría. Estos son algunos de los elementos fundamentales de la vida. 

Buenas noches.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Buenos días. Dureza




Aprender es siempre duro, pero una vida blanda se desmorona en seguida. 

Buenos días.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Tiempo



Me falta tiempo para tener tiempo.

La vida se intensifica solo por los resquicios que le deja el tiempo.

La obligación sin devoción deteriora la vida y duele en el tiempo.

La vida sin tiempo es, sin embargo, mejor que el tiempo sin vida.

martes, 31 de octubre de 2017

Buenas noches. Halloween




Halloween, o la noche de los muertos vivientes, o el día de difuntos, o los Tosantos o lo que sea. Menos pensar que estamos vivos y que hay que vivir, porque la muerte puede hacerse presente en cualquier momento, somos capaces de montar fiestas raras y oscuras, como esta de hoy. He visto por la calle siete mil brujas, o así, todas muy parecidas, y a un tipo haciéndose el cojo, con la cara llena de salsa de tomate, y con una cadena al cuello que lo unía a otro, que iba triste y como a la fuerza. Los escaparates están llenos de telarañas y muchos se pintan la dentadura como si le llegara a las orejas. No he visto nunca una fiesta tan sosa. Con lo cansado que estoy y el sueño que tengo, creo que me voy a ir pronto a halloweenar a la cama. Que seáis felices. Buenas noches. 

Besos y abrazos.

Buenos días. Salir



Solo si uno sale de sí mismo y busca la relación generosa con los demás, es posible que se encuentre vivo en la vida. 

Buenos días.


viernes, 20 de octubre de 2017

Buenos días. Alejamientos




Cuando la mente se aleja de la realidad, la vida se aleja de la mente. 

Buenos días.

martes, 17 de octubre de 2017

Buenos días. Actitud



La vida también se deja influir un poco por tu actitud. 

Buenos días.


viernes, 6 de octubre de 2017

Buenas noches. Impredecible




Mientras te pasas la vida mirando al norte, porque te imaginas que todos los males te van a venir de allí, la vida, tan poderosa y con designios tan impredecibles, te atiza un buen palo por el sur. 

Buenas noches.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Buenas noches. Hilo



La vida, nuestra vida, pende de un hilo a cada instante y no sabemos lo que hay en el otro extremo del hilo ni si se va a romper o no. Hay que vivir como si el hilo fuera de acero. 

Buenas noches.


sábado, 23 de septiembre de 2017

Buenos días. Vida



Intentan que no nos guste la vida. Defendámonos. 

Buenos días.


domingo, 3 de septiembre de 2017

Buenos días. Nuevo




Entra hoy en un sitio en el que nunca hayas entrado. Haz algo nuevo. Vive hoy la vida como si fuera algo nuevo. En realidad, lo es. 

Buenos días.

sábado, 12 de agosto de 2017

Buenas noches. Ejes




Y vamos avanzando. Uno quiere ir despacio, pero la vida se empeña en que los días transcurran a una velocidad excesiva, muchas veces superior a la que nuestra conciencia es capaz de digerir. Hay una dictadura sin remedio, que, a veces, resulta gratificante y, a veces, nos parece insoportable. Es la dictadura del tiempo. Saber que todo se acabará me aporta una especie de urgencia por vivir, por vivir intensamente cada día, por valorar cada instante, cada situación que se me presente. Cada momento no puede ser un tiempo muerto, una vivencia similar a la de tantos días iguales, sino la ocasión para hacer reales y vivos, en la medida de lo posible, los valores en los que creo. 

La vida tiene dos ejes. Uno, horizontal, el de la extensión, el del avance del tiempo, el de la trayectoria personal e inexorable que empezó un día y que acabará otro. Otro, vertical, el de la intensidad, el que nos hace reír y llorar, estar alegres o tristes, ser generosos o egoístas, solidarios o individualistas. Me parece más importante el eje vertical e intento situarme en él con la cota más alta posible. Mientras pueda. Y mientras sepa. 

Buenas noches.

jueves, 13 de julio de 2017

Buenas noches. Gotas




A veces cuesta trabajo que unas gotas de vida se nos cuelen por alguna rendija de la mente y nos haga despertar. 

Otras veces lo que se nos pone delante no son gotas, sino un chorro grueso y potente que nos sobrecoge. 

Buenas noches.

domingo, 9 de julio de 2017

Buenos días. Inventar



Sabido es -o no- que hay que inventarse cada día, que aunque lo de ayer valga, no nos va a dejar en la boca el exquisito sabor de la vida nueva. 

Buenos días.


martes, 4 de julio de 2017

Buenos días. Hilo




Cada día es como una perla que se ensarta en el hilo del tiempo. 

Sería bueno que miráramos de vez en cuando la forma que va adoptado ese hilo. 

Buenos días.

sábado, 24 de junio de 2017

Buenas noches. El tránsito




Nacemos perfectamente inútiles. Si no nos ayudan a vivir, nos morimos pronto. Todos nos tienen que ayudar, desde quienes hacen los vestidos a quienes fabrican los potitos, pasando por quienes saben curar enfermedades. Pero especialmente son nuestros padres, que se supone que nos han traído voluntariamente a este mundo, quienes deben cuidarnos con mayor intensidad. El parto nos da la existencia, pero son nuestros padres quienes deben darnos la vida: alimentarnos, querernos, educarnos, orientarnos y prepararnos para convertirnos en seres humanos libres.

Durante la juventud tendríamos que dedicarnos a ver los diversos caminos por los que podríamos transitar, para elegir, con arte y con sensatez, lo que entendiéramos que es mejor para nuestro desarrollo humano. Es un periodo de inversión, de mucho trabajo, de acumulación de toda la preparación posible para llegar a la meta de humanizarnos. Es el momento de descubrir los valores -no solo el amor-, las culturas, las artes, el mundo.

La madurez es la etapa en la que tendríamos que poner en práctica todo lo que hemos descubierto, en el que deberíamos crecer en todas nuestras dimensiones, sintiendo en toda su amplitud que los demás están también ahí, además de la pareja y de la familia. Es el momento de devolverle a la vida lo que antes ella nos ha dado, gracias a lo cual somos lo que somos. A lo largo de la madurez, si los demás nos lo permiten, podemos llegar a ser lo que queremos ser. Tan importante como esto me parece que es no perder de vista nuestra finitud, el hecho innegable de que en algún momento nos moriremos, que la muerte está escrita en las entrañas de la vida. Siempre he vivido esto como el argumento que me ha suministrado más ganas de vivir, más urgencia por vivir lo más intensamente posible, sin perder el tiempo.

Llega un momento en el que, sin que nos demos excesiva cuenta, el cuerpo comienza lentamente a flaquear, a perder su lozanía, a tener impedimentos en un lugar o en otro. Si nuestra formación humana ha sido la adecuada, nuestra mente debería mantenerse siempre abierta, joven, creadora, dispuesta a seguir aprendiendo. Creo que hay que estar voluntariamente muy alerta para que nuestra mente no pierda la frescura y las ganas de vivir que a veces intenta quitarnos el cuerpo. No me gusta llamar vejez a este estado vital. Yo, al menos, no aspiro a convertirme en un viejo, pero sí en un anciano -aunque no tengo ninguna, pero ninguna, prisa en conseguirlo. Los viejos hablan de “sus tiempos”, pero los ancianos, como cualquiera, sólo tienen el tiempo en el que viven. Los viejos están centrados en su inutilidad. En cambio, los ancianos siguen viendo el mundo como algo más importante que su propia existencia. Los viejos no tienen ganas de vivir y los ancianos, sí. Los viejos solo piensan en la muerte. Los ancianos quieren vivir hasta el instante antes de morirse.

Un anciano con la mente joven entiende bien que llega un momento en su situación vital en la que debe situarse voluntariamente en un segundo plano. Tiene que vivir, pero tiene que dejar vivir también a los demás. Insisto en lo de la mente joven. Si a lo largo de su vida no se ha preocupado nunca por formarse una mente así, lo normal es que sufra luego. Para vivir es indispensable que al anciano le ayuden, porque poco a poco va teniendo tantas necesidades como cuando era un niño pequeño, pero me parece importante observar que esas necesidades son distintas. Requiere cariño, como todos lo necesitamos, pero no es el cariño constante, cercano y tan ligado a los padres, como le ocurría en la infancia. Necesita cuidados, pero los de los hijos no suelen ser los más eficaces. No tienen derecho a que los hijos hipotequen sus vidas para cuidarlos. A este mundo entiendo que se traen hijos, no futuros enfermeros. Es vital que entendamos que debemos retirarnos del puente de mando, de la cumbre de la familia, y que tenemos que situarnos en un lugar en el que nos cuiden, pero sin molestar, sin impedir vivir a nadie, sin exigencias, sin ser una molestia para nadie. Creo que hablar con los hijos con naturalidad de estas cosas sería muy importante para lograr una convivencia razonable, pacífica y humana. No solo hay que estar constantemente aprendiendo a vivir. También hay que aprender a morir.

Buenas noches. Y perdón por el rollo tan largo, pero es que hay días en los que no se tiene fina la capacidad de síntesis. Si te apetece opinar sobre este texto, puedes hacerlo aquí o en casalfernandezmanuel@gmail.com 



domingo, 18 de junio de 2017

Buenas noches. Regalo




Lo más profundo de uno mismo no es más que la propia soledad. 

Todo lo demás es un grandioso regalo de la vida. 

Buenas noches.

Buenos días. Osadía 149



Atrévete a imaginar que toda la eternidad fuera tal como vives ahora. 

Reacciona. 

Buenos días.


sábado, 17 de junio de 2017

Buenas noches. Desconfiado.




El desconfiado es un suicida lento, que pone entre paréntesis la espontaneidad, la relación con los demás y la vida, hasta que le llega lo que él cree que es la seguridad. Pero con ésta se encuentra siempre tarde y solo. 

Buenas noches.