Mostrando entradas con la etiqueta cercanía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cercanía. Mostrar todas las entradas

martes, 27 de junio de 2017

La lejanía




El contraluz de los árboles sobre el fondo azul, casi turquesa, del cielo a las diez de la noche me hace pensar que detrás de lo cercano, que a veces no se ve con claridad, está una lejanía alegre, agradable, pacífica y bella. Buenas noches. Besos y abrazos.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Buenas noches. Abrazos



La vida ayer me obsequió con dos abrazos. Uno, de I.E., y otro de M.E..

Un abrazo es una manifestación de cariño de la mejor calidad posible.

En un abrazo uno entrega su cuerpo sin reservas a la otra persona, para que aplique sobre él su fuerza, sus caricias con sus manos, sus mejillas, sus besos, sus emociones, sus palabras y su tiempo. El cuerpo que te recibe se convierte por un rato en tu refugio, en tu hogar transitorio, en tu apoyo, en tu mundo compartido.

A la vez, la otra persona entrega también su cuerpo y uno lo puede acariciar con las palabras, hablarle con las manos, susurrarle lo que le salga de la vida, mostrarle lo que quiere que sepa, dar cobijo, hacer que la otra persona sepa que el abrazo es una entrega, que, además del cuerpo, se está entregando el cariño, o sea, uno mismo.

Los abrazos acercan, igualan, relajan, emocionan, te permiten querer, hacen que te sientas querido y expresan, como ninguna otra acción puede hacerlo, que el sentido de la vida está en el amor, en el amor mutuo, en el amor a los otros, en el amor a la vida y en su expresión.

Deberíamos abrazarnos más.

Buenas noches. Un abrazo.




miércoles, 12 de diciembre de 2012