Mostrando entradas con la etiqueta cansancio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cansancio. Mostrar todas las entradas

viernes, 18 de agosto de 2017

Buenas noches. Medidor



Hay un medidor que deberíamos tener siempre activado y en estado de revista. Es el que refleja el grado de cansancio que tenemos. El cansancio influye en nuestra manera de pensar, de actuar, de reaccionar y de imaginar cualquier situación. Creo que no deberíamos tomar ninguna decisión cuando estamos cansados y que deberíamos tener un plan para estos casos, sabiendo lo que nos descansa más, que no es lo mismo para todas las personas. 

Buenas noches.


domingo, 23 de julio de 2017

Buenas noches. Monstruos.




La razón y, sobre todo, el cansancio producen monstruos. 

Hay que tenerlo en cuenta para no asustarse. 

Buenas noches.

miércoles, 20 de abril de 2016

Buenas noches. Duda




No sé si te ocurrirá también a ti o no, pero cuando yo estoy cansado, veo con mucha mayor claridad todo lo que no me gusta. 

Por ejemplo, me doy cuenta muy bien de la gilipollez que encierran como un tesoro los gilipollas, o de lo desagradable que se pone a veces el mundo cuando proliferan los salvajes, o de lo estúpido que soy cuando hago algunas cosas que hago. 

Es tal la nitidez con la que tengo estas visiones que me suele entrar la duda de si son más realistas las visiones que tengo cuando estoy cansado que las que alcanzo a ver cuando no lo estoy. 

Buenas noches.

jueves, 25 de febrero de 2016

Cansancio




Cuando estás estresado, cansado y un poco harto es cuando valoras más una sonrisa, una palabra agradable, una actitud comprensiva, un detalle de calidad humana. ¡Cuantas veces pasamos junto a las personas y no nos fijamos en su estado vital, en su cansancio, en su situación problemática! Nos estamos acostumbrarnos a ir de uno en uno. Yo, uno de ellos. Buenas noches. Besos y abrazos, si es posible.

viernes, 15 de enero de 2016

Buenas noches. Cansancio




Hay que tener mucho cuidado con el cansancio. 

El cansancio se come la vida. 

Hay momentos de agotamiento en los que no se desea nada, no nos apetece nada, no se nos ocurre nada y, más bien, nos parece estar en la nada. 

Hay que procurar estar descansados física y mentalmente. 

Buenas noches.

lunes, 14 de diciembre de 2015

jueves, 25 de diciembre de 2014

Buenos días. Cansancio




Cuando nos domina el cansancio, hay que descansar, pero lo que no hay que hacer es tomar alguna decisión. 

Buenos días.

jueves, 15 de agosto de 2013

Buenos días. No montes el número



No montes tan pronto el número. Es posible que tengas cansancio, que no hayas dormido bien, que no haya ocurrido lo que creías. Tenlo en cuenta antes de ir en contra de los demás o de hacerte un ser insoportable. Buenos días.

viernes, 24 de mayo de 2013

miércoles, 31 de octubre de 2012

martes, 9 de noviembre de 2010

jueves, 24 de junio de 2010

Cansancio y descanso


En toda vida vivida hay un cansancio físico, y un cansancio de tener que tomar decisiones con demasiada frecuencia, y un cansancio producido por la presencia no siempre agradable de los otros, y un cansancio de la rutina que se nos va instalando en los usos, y un cansancio del intento de hacer real lo difícil, lo necesario, lo imposible, y un cansancio de no sentirse querido, y un cansancio de saberse no comprendido, y un cansancio de tener que explicar tantas cosas tantas veces a tantas personas, y un cansancio de la velocidad a la que la necesidad mata la vida, y un cansancio de que todo valga para cada vez más gente, y un cansancio de los miedos acumulados sin querer, y un cansancio de la mediocridad habitual tan escasamente salvada, y un cansancio de estar siempre tan cansado.

En toda vida vivida tiene que haber un descanso para que lo vivido sea una vida y tenga un sentido consciente. Un descanso que tiene que ser el descanso de cada uno. Un descanso que nos eleve por encima del agobio de lo cotidiano, tan inútil y tan necesario a la vez. Un descanso que no aparece, como el cansancio, sino que hay que buscarlo, que crearlo, que inventarlo.


viernes, 18 de junio de 2010

La vela


“Cuando el cansancio echa sus raíces en ti, las negras sombras de las más espesas nubes hacen que se oscurezca el paisaje, que no parezca apetecible el futuro y que la vida se confunda con una especie de estrecho y movedizo puente colgante que no se sabe muy bien por qué hay que atravesar.

Pero tú eres fuerte y sabes que casi todo es pasajero, que siempre se puede encender una vela que dé un poco de alegría y que no suele pasar tanto tiempo para que vuelva a salir el sol”, le dije hoy al del espejo mientras me afeitaba.


domingo, 9 de mayo de 2010

Otra menos


Otra cosa lista. La energía se va materializando. La próxima es desagradable y se puede resolver de manera simple o de forma muy pesada. A ver si hay suerte.

Una menos


Una cosa menos. Era la más urgente, la más agobiante. Vamos a por la siguiente.


viernes, 7 de mayo de 2010

Lo que hay


Estoy cansado. Estoy agobiado. No estoy harto, pero es una situación parecida. Tengo que hacer cosas que no me apetecen, pero que debo hacer. Cuando no tengo sobre qué escribir, siempre procuro mirar lo que hay y contarlo: siempre hay gente de la que hablar o sucesos que contar. Pero hoy sólo puedo hablar de mí y no decir casi nada. Sólo que estoy agotado. Pero no estoy mal. Lo que hago creo que tiene sentido, pero es una paliza. Tengo que descansar.


martes, 21 de octubre de 2008

Cansancio

Cuando uno se pasa la mañana haciendo deporte, llega un momento en que se cansa y ya no puede más. Pero no es éste el cansancio que yo tengo.

Cuando llega el día en el que tienes que dar cinco clases seguidas a alumnos que no quieren aprender, que no sospechan siquiera que en la convivencia con las personas hay normas que hay que respetar, que creen que el Instituto es una especie de ludoteca o la prolongación de su anarquista hogar, que aspiran a que el profesor no ejerza de profesor, de la misma manera que sus padres no ejercen de padres, cuando esto ocurre, uno se cansa. Pero no es éste el cansancio que yo tengo.

Yo estoy cansado de vivir. Amo la vida profundamente. Sentirse vivo es un valor superior a la mayoría de los valores. Pero la vida es un regalo envenenado. La vida fácil no es vida, sino mentira disfrazada de fiestas bobas. La vida lleva en sus entrañas la dificultad, el esfuerzo y la exigencia. Vivir no es pasar de largo, sino tener la sensibilidad suficiente para detectar los problemas y encararlos y analizarlos y tener que decidir e intentar resolverlos. Vivir es estar atento a la gente que te rodea y procurar aportar algo en la medida de lo posible. Vivir es asumir las responsabilidades que la vida y uno mismo se ha ido echando encima. Vivir es también tener que huir de la Mierda y de sus múltiples manifestaciones, casi todas ellas, encima, inesperadas.

Y todo esto cansa con un cansancio integral, que tiende a paralizarte y que sólo podría aliviarse con la música, con la creatividad o con el olvido.

.