Mostrando entradas con la etiqueta actuar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta actuar. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de abril de 2017

Buenas noches. Ni sabe ni actúa



Un machista es un ser humano que no sabe ni quiere saber que es un ser humano, ni actúa ni quiere actuar como un ser humano. 

Buenas noches.

domingo, 21 de junio de 2015

Buenas noches. Saber



Saber es muy bueno, es uno de los dos grandes objetivos, junto con el actuar bien, que cualquier ser humano debería conseguir. Saber cosas es bueno: teoremas, leyes, características, etc., pero creo que no se trata tanto de eso, sino de saber vivir. Se trata de ser consciente de lo que es un ser humano, de lo que verdaderamente vale en la vida, de actuar con criterios racionales, de buscar el bien para, al menos, la mayoría, si no es posible para todos. Esta sabiduría de la vida es la que estoy echando en falta en las familias, en las escuelas, en la televisión y en todas partes. Nos estamos embruteciendo cada vez más y vamos a terminar pagándolo. Es de este pozo del que tenemos que salir. 

Buenas noches.


jueves, 7 de mayo de 2015

Buenas noches. Actitudes




Lo importante en la vida es lo que hacemos, no lo que decimos, ni lo que pensamos. Pero a la hora de entender lo que hacemos y de darle su justo valor, cuenta sobre todo la actitud con la que lo hacemos, lo que nos mueve a realizar aquello que hacemos. 

Por ejemplo, está bien que no maltratemos a nadie. Si esto lo hacemos para no meternos en líos que nos puedan perjudicar, en el fondo estamos llevando a cabo esa acción movidos por un cierto egoísmo. 

Pero si esto lo defendemos porque estamos convencidos de que hay que respetar a todas las personas o porque un mundo sin malos tratos es más humano, entonces nuestro acto bueno cobra un valor superior y nosotros crecemos como personas. 

La razón es que no sólo actuamos bien, sino que lo hacemos porque entendemos que nuestro deber es actuar así y somos fieles a nuestra conciencia de manera desinteresada. 

Buenas noches.

viernes, 27 de marzo de 2015

Buenas noches. Lo siento




No siempre actúo como quiero. 

No siempre hago lo que me gustaría hacer. 

No siempre mis hechos son los que, a mi juicio, deberían ser. 

Hay veces que mi timidez, mi falta de tiempo o el barullo de cosas que tengo en la cabeza me impiden ser como quisiera ser. 

De verdad que lo siento. 

Buenas noches.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Lo que veo cuando miro. Modelos






Me emociona ver a esas personas que, con una altísima calidad humana, son capaces de mostrar su inteligencia y reírse de sí mismas, de aplicarse su valioso sentido del humor a sí mismas, creando, con un arte innegable, una situación gozosa que invita a la risa o a la sonrisa.

Admiro a esas personas que son capaces de desnudar su alma delante de todos y comunicarnos sus dudas, sus convicciones, sus penas y sus alegrías.

Me parecen dignas de alabanza las personas que muestran sus afectos con la misma naturalidad con la que sonríen o cuentan una historia.

Me fascinan las personas que intentan conocer cada vez más en qué consisten la vida, el universo y el ser humano y las que procuran actuar bien, con criterios racionales y extensibles a todos los seres humanos.

Todo esto me lleva al convencimiento de que, en condiciones normales, siempre hacemos lo que creemos que es lo mejor, lo que consideramos que puede ser un modelo de actuación para cualquiera que lo presencie. Y cuando no vemos esto así, o es porque no hemos llegado a ser conscientes de que ante los demás siempre somos un modelo, aunque no lo queramos, o es porque tenemos algo que ocultar. Buenas tardes.

martes, 5 de noviembre de 2013

Buenas noches. Normas para vivir





Las normas para vivir una vida humana se pueden resumir en dos. Una, conoce racionalmente todo lo que puedas sobre cómo funcionan la Naturaleza y la sociedad, para no hacerte daño a ti mismo por ignorarlas. Otra, actúa siempre bien, según tu propia razón, poniendo por encima de todo las justicia, para no hacer daño a nadie ni a nada por actuar mal. A conseguir ambas puede contribuir la filosofía. Buenas noches.

jueves, 10 de octubre de 2013

Buenas noches. De lo que se trata





No se trata sólo de ser un buen profesional, que también. No se trata sólo de cuidar la estética, la apariencia, que también. No se trata sólo de, al menos, sobrevivir económicamente, que también. No se trata sólo de tener aficiones creativas, sanas e interesantes, que también. Se trata, sobre todo, de ser un buen ser humano.

-Y ¿en qué consiste ser un buen ser humano?

Yo creo que en dos cosas. Una, en intentar conocer racionalmente lo que hay y lo que pasa, en saber los porqués de las cosas y cómo funciona el mundo, para que nuestra ignorancia no nos cause ningún daño. Y otra, en saber cómo debemos actuar en cada momento, en cada situación, y por qué. Aquí es en donde hay que saber integrar valores como el respeto, la generosidad, la libertad y la igualdad, entre muchos otros.

Vivir, me parece a mí, consiste en ir creciendo en estos dos asuntos: saber cada vez más de todo y saber cómo debemos actuar. El resto de asuntos es interesante, pero secundario. Buenas noches.

martes, 13 de agosto de 2013

Buenos días. Hoy





Hoy es un día peculiar, de esos que con el paso del tiempo vas temiendo cada vez más. Quizás sea un día para celebrarlo, pero no voy a hacerlo invitándoos a tomar unos vinos o unas tapitas. Os quiero invitar a vivir.

La vida es algo demasiado serio como para no hacerle caso. No podemos reducir la vida al convivir, a la familia, al trascurrir más o menos rutinario o excitante de la convivencia cotidiana. Eso es muy importante y hay que dedicarle mucha atención y mucho tiempo, pero no podemos empobrecer la vida hasta el extremo de no ver más allá de lo que ofrece y pide la convivencia. Además de convivir, hay que vivir.

La vida no tiene fronteras. Hay que crecer como seres humanos y eso se hace en el mundo. La vida es el conjunto de relaciones que establecemos con las personas y con las cosas, que traen como consecuencia lo que en cada momento somos. Hay que salir al mundo a encontrar aire fresco, ideas nuevas, personas, problemas, soluciones y fuentes de alegría. La vida es -o debería ser- un dar y un recibir lo mejor de cada uno, un intento de hacer real todo lo valioso que tengamos en la mente. La vida es la inacabable construcción de la vida de cada cual, sin racanerías, con arte, con buena voluntad. La vida es pensar también en los otros, en los que nos rodean a mayor o menor distancia y en todos. Vivir es actuar, hacer, y no sólo recibir. La vida es preocuparse por lo que puedan necesitar los demás. Y pedir lo que se necesita. Y dar afecto a quienes se quiere. Y tomar iniciativas para sacarle a la vida su jugo oculto. Vivir -y vivir lo mejor posible- es lo único importante que tenemos que hacer en el mundo.

Te invito a vivir, si estás en disposición de crear un mundo mejor en el que todos podamos sentirnos humanos. Buenos días.

sábado, 20 de julio de 2013

Buenos días. La perfección




Querer votar por lo perfecto y no por lo mejor posible es hacer casi imposible la votación. Es la excusa perfecta para no comprometerse en cambiar la situación en la que se está.

Querer actuar siempre como si se fuese perfecto es imposible. No somos perfectos. Nadie es perfecto. Querer ser perfecto es, en el fondo, querer mortificarse y destrozarse la autoestima.

La perfección no es un hecho real, sino una idea, una creación de nuestra mente que oculta un miedo a actuar, un deseo de no hacer nada, de no pronunciarse, de no comprometerse. El deseo de perfección es uno de los grandes frenos de los que disponemos para evitar que algo cambie.

Lo más perfecto sería quitarnos de la cabeza la imperfectísima idea de perfección. Buenos días.   

miércoles, 16 de enero de 2013

Alguien debería decir... Los mejores




Alguien debería decirnos a todos que a la hora de actuar, siempre deberíamos hacerlo como si fuéramos los mejores profesionales, los mejores amigos, los mejores seres humanos. Todo lo demás es ir perdiendo la dignidad, no tratar a los demás como se merecen y rebajar la propia humanidad a niveles difícilmente justificables.

lunes, 13 de septiembre de 2010

La actuación



Para hacer algo en el mundo contamos, en primer lugar, con la sensibilidad. Con ella obtenemos información de lo que pasa en la realidad exterior y también en la interior. Por ejemplo, con la sensibilidad yo veo en el bar un imponente plato de ensaladilla rusa y siento en mí un enorme deseo de dar cuenta de él. Sobre la sensibilidad puede actuar la voluntad, que es la que decide lo que se va a hacer, desde no hacer nada a comerte toda la ensaladilla porque te apetece. Y está también la razón, cuya misión es explicarle a la voluntad las circunstancias que rodean tu acción, las consecuencias para ti y para los demás y todos los elementos previos y posteriores que pueden intervenir en la elección que va a hacer tu voluntad.

Mi pregunta es muy general, pero creo que, a pesar de eso, puede ser contestada. En el mundo actual, ¿a qué le solemos dar más importancia a la hora de actuar, a la sensibilidad, a la voluntad o a la razón?