Mostrando entradas con la etiqueta gritos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gritos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de abril de 2017

Buenos días. Osadía 96




Atrévete a aceptar lo que te parezca razonable, no lo que digan todos ni lo que te griten. 

Buenos días.

domingo, 18 de octubre de 2015

Buenas noches. No grites





No grites. 

Si no escucha, por mucho que grites, no se va a enterar. 

Baja la voz y procura provocar, sugerir o seducir. 

Es la única esperanza. 

Buenas noches.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Buenas noches. Gritos




Nunca lo valioso necesitó de gritos. 

Es lo vacío lo que grita y sus gritos retumban en su vaciedad. 

Nunca un sabio necesitó gritar. 

Buenas noches.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Buenas noches. Padres e hijos




Últimos días del verano. La una y media de la madrugada. En el pequeño jardín interior rodeado de viviendas varios niños juegan, corren y lanzan gritos que parecen alaridos de fieras salvajes. No les importa que haya personas durmiendo. Ni a ellos ni a sus padres ni a sus madres, a quienes no se les ve. Han (mal)educado a estos pobres seres sin normas, dejándoles que hagan lo que les dé la gana y cuando prefieran. Estos niños y niñas hablan como viejos tabernarios, hacen lo que está prohibido y campan a sus anchas por la vida. Poco a poco, a medida que vayan creciendo, sus familias irán sufriendo cada vez más. Sufriremos todos, porque tendremos que seguir aguantando sus caprichos cada vez gruesos. No solo me preocupa el futuro del país con una juventud así, es que me preocupa ya este presente de padres y madres ausentes y de una educación olvidada.

Buenas noches.

martes, 24 de marzo de 2015

Buenas noches. Gritos




Les oigo gritar: 
'Hay que acabar con el bipartidismo'. 

Les miro a los ojos y entiendo que lo que quieren decir es hay que acabar con los dos partidos. 

Observo esa peculiar sonrisa que esbozan y comprendo que quieren acabar con los dos partidos para ponerse ellos. 

A su lado, muchos otros gritan y, al fondo, la democracia llora. 

Buenas noches.

sábado, 1 de marzo de 2014

Buenas noches. A ras del suelo





Se ama a ras del suelo. Si te vas a las alturas y te quedas allí, puede que alguien te desee o, más probablemente, te juzgue, pero no te va a llegar ninguna mano que te pueda hacer una caricia, ninguna palabra que te pueda hacer sonreír, ningunos labios que te puedan besar. La solidaridad se derrite con la altura y nadie será capaz de oír tus gritos, si es que te decides a gritar. Sólo se ama con los pies en la tierra, a la altura de la persona amada. Y, a veces, incluso con los pies hundidos en el fango que genera la vida. Buenas noches.

jueves, 27 de junio de 2013