Mostrando entradas con la etiqueta feminismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta feminismo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de marzo de 2017

Feminista

Ilustración tomada del blog Madre Mía del Amor Hermoso.

Debemos acostumbrarnos a que cada pensamiento, cada gesto, cada detalle, cada actuación y cada proyecto sean feministas, es decir, igualitarios. 

Cada día, por justicia, debe ser un 8 de marzo.

viernes, 15 de julio de 2016

Buenas noches. Feminismo


El feminismo busca la igualdad real de derechos entre hombres y mujeres en la sociedad y la eliminación de las diferencias de género, así como la desaparición de esa fuente de inhumanidad que es el machismo.

Crear una actitud, mental y real, feminista en la sociedad sería indispensable para generar un mundo justo, libre e igualitario. Todos y todas deberíamos ser hoy feministas.

Creo, sin embargo, que con las estrategias actuales, lo único que está consiguiendo el feminismo es dividir la sociedad en dos grandes grupos sin estructura interna, el de las mujeres y el de los hombres, mientras el machismo sigue a sus anchas. No veo a nadie que eduque a los hombres y los haga creer en la igualdad.

Buenas noches.

viernes, 6 de mayo de 2016

Feminismos en el mundo árabe



El pasado martes 3 de mayo tuve la oportunidad de asistir en la Casa Árabe, en Madrid, a un interesantísimo coloquio sobre Feminismos en el mundo árabe. En él participaron la escritora y militante feminista egipcia Nawal El-Saadawi, la especialista en temas de género argelina Wassyla Tamzali, la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid Nieves Paradela y la profesora de la Universidad de Alicante Eva Lapiedra.

Se debatieron temas de gran importancia para las mujeres, como la influencia de las religiones en sus vidas, la función del miedo, la importancia del laicismo y de la secularidad y, en definitiva, la necesidad de liberación de la mujer. Una de las participantes afirmó que no tenía sentido buscar sólo la liberación de la mujer, sin buscar también la liberación de todos los seres humanos, lo cual me llamó la atención por el habitual rechazo de los varones que profesa una parte del feminismo occidental.

Posiblemente lo más útil sea aprovechar esta breve nota para recomendar algunas lecturas de libros escritos por las participantes. De Nawal El-Saadawi son buenas lecturas La cara desnuda de la mujer árabe y Mujer en punto cero, ambos publicados por la editorial Horas y Horas. De Wassyla Tamzali tenemos en castellano Carta de una mujer indignada, publicado en Cátedra, y El burka como excusa, en Saga Editorial. De Nieves Paradela puede leerse el artículo El feminismo árabe y su lucha por los derechos de la mujer, publicado en el interesante número 26 de la revista Feminismo/s, coordinada por Eva Lapiedra y dedicada a los Feminismos en las sociedades árabes. Todos ellos los encontré en la librería de la Casa Árabe.



martes, 26 de mayo de 2015

El feminismo y la izquierda. Rosa Cobo



Rosa Cobo, profesora de Sociología del Género en la Universidad de A Coruña, ha escrito un texto muy interesante, realista y sensato, del que dejo constancia aquí.
EL FEMINISMO Y LA IZQUIERDA
Muchas feministas que nos inscribimos ideológicamente en la izquierda no podemos por menos que estar contentas con este giro que se ha dado hacia la izquierda en muchos lugares de nuestra geografía.Sin embargo, estamos preocupadas por algunos temas que nos parecen especialmente preocupantes, entre los que quiero señalar tres: el primero es la feminización de la pobreza: la falta de recursos atenaza en mayor medida a mujeres que a hombres. Y por eso nos gustaría gestos políticos de la izquierda, de la más moderada a la más radical, con el fin de que tantas mujeres en situación de fuerte precariedad económica y laboral puedan mejorar sus condiciones de vida. El segundo es el de la violencia masculina. La tasa de mujeres que son objeto de violencia patriarcal es mucho más alta de lo que un sociedad civilizada puede soportar. Son necesarias medidas dirigidas a desactivar o contener la violencia explícita, pero también la oculta, es decir, aquella que apenas aparece en los medios de comunicación y que produce un enorme dolor a las mujeres que la sufren. Y la tercera es la que tiene que ver con la prostitución: Es necesario que la izquierda se comprometa de una vez por todas a hacer políticas públicas con el objetivo de que aquellas mujeres que desean abandonar la prostitución, puedan hacerlo. La izquierda que aún no lo ha comprendido debe entender que la prostitución es uno de los sectores económicos fundamentales del capitalismo neoliberal, para quien los cuerpos de las mujeres son mercancías que proporcionan altos rendimientos económicos a costa de la explotación económica y sexual de las mujeres.
Las mujeres feministas queremos que estas cuestiones estén en la agenda política de la izquierda que ha accedido a las instituciones. Y cuanto antes, mejor. Nuestros votos han llevado a las izquierdas al poder y, por eso, queremos reciprocidad política. Ya está bien de palabras. 

jueves, 23 de octubre de 2014

Adiós, feministas. No ha sido un placer



He tenido varios encuentros poco agradables con mujeres feministas que me han mandado a tomar vientos cuando les proponía mi colaboración en la lucha por la igualdad. Recuerdo la última, cuando sugerí el cambio del lema 'Teresa somos todas' por el de 'Teresa somos todos', en relación con la enferma de ébola. Una feminista me contestó que sus amigos feministas se sentían incluidos en el 'todas'. La respuesta me pareció un desaire, una descortesía y una pésima manera de defender el feminismo. Ya mis alumnos me advertían de que no se iban a apuntar al mero cambio del 'todos' por el 'todas' en nombre de la igualdad.

Ahora veo este artículo, escrito por un hombre feminista, en el que se nos invita a los hombres a dar un paso atrás, a callarnos y a limitarnos a hablar y convencer a los hombres. No he visto a ninguna feminista que esté en contra de esta propuesta. No sé si, en consecuencia, debo mostrar públicamente mi arrepentimiento por haberme pasado media vida hablando de igualdad con mis alumnos y con mis alumnas y pedirle disculpas a éstas por haberlo hecho.

Siempre he creído en la igualdad, más bien, en las igualdades. La de la mujer es una de las desigualdades más claras que se dan en las sociedades, pero no es la única. Hay también desigualdad en el racismo, en la xenofobia, en el trato a los niños y niñas, en el terreno de la orientación sexual, entre las regiones y países pobres y ricos, etc. Si le aplicamos a todos estos campos la receta que se nos propone, habría que dejar solos a los inmigrantes para que arreglaran sus problemas, a los extranjeros, a los homosexuales, a los transexuales, a los bisexuales, a los niños y a los pobres. La razón es la misma que sirve para justificar que no podamos luchar junto a las mujeres feministas: no conocemos su realidad, no somos quiénes para opinar y por ello debemos callarnos.

Bien. Yo ya me he hartado. Me parece un disparate que se dude del feminismo de algunos hombres y no del de algunas mujeres. Estas generalizaciones me parece que echan abajo cualquier argumento con futuro. Yo voy a seguir haciendo lo que me parezca más razonable, aunque me guardaré mucho de apoyar públicamente a las mujeres feministas, de acudir a alguna manifestación con ellas o a algún acto en donde prefieran que me esté callado.


Desde aquí me despido muy tristemente de las feministas, no del feminismo. Espero que aviséis cuando podamos trabajar juntos como seres humanos para conseguir igualdades. No sé qué tendrá el sexo o el género que nos separa tanto. Adiós. No ha sido un placer.

viernes, 5 de julio de 2013

El calendario de Bautista. 5/ 6/ 2013. Margarita Nelken




Tal día como hoy del año 1914 nació Margarita Nelken, una de las primeras feministas españolas.

Tienes más información aquí.



jueves, 6 de junio de 2013

domingo, 31 de marzo de 2013

El Calendario de Bautista. 31/3/2013. Aleksandra Kolontai




Tal día como hoy de 1842 nació la feminista Aleksandra Kolontai. Tienes más información aquí.

En este enlace tienes un artículo de Nuria Varela sobre Kolontai.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Feminismo








Hace unos días, una amiga incluyó una foto mía en un portal feminista. La foto era de mi participación en la campaña “Sácale tarjeta roja al maltratador” que hicimos hace un par de años en el Instituto en el que trabajaba y en la que participaron muchísimos alumnos, alumnas, profesoras y profesores. Se trataba de crear conciencia entre todos, hombres y mujeres, sobre cómo deben ser las relaciones entre las personas, intentando eliminar las discriminaciones por cuestión de sexo y procurando que las alumnas estuvieran alerta ante posibles caídas en las manos de algún noviete poco evolucionado que acabara maltratándolas.

Siempre me propuse tratar el tema de la violencia de género y, en general, el de las relaciones entre hombres y mujeres como algo que afecta a ambos, porque ni unos deben ejercer la violencia ni las otras deben tolerarla. Me considero feminista porque creo en la igualdad de derechos de todas las personas, sin que el sexo tenga que ver con ello y sin admitir ni justificar las distinciones de género que se dan en la sociedad machista. 

Por eso me llenó de alegría que mi amiga, por su propia iniciativa, me incluyera en su página feminista. Y por eso no entiendo las consignas, las organizaciones ni los actos feministas destinados sólo a mujeres. Comprendo muy bien que son sobre todo las mujeres las que deben tomar conciencia de su situación para poder luego cambiarla, pero creo que los hombres también tienen ineludiblemente que hacerlo y que hay que contar con ellos. A lo mejor me paso un poco, pero me sienta fatal cada vez que veo que son convocadas sólo las mujeres en nombre del feminismo. Me suena a algo así como a desenfoque.

lunes, 2 de julio de 2012

Una mirada feminista sobre las vanguardias



El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ofrece al visitante información para que pueda realizar por sí solo algunos itinerarios en el Museo. Uno de ellos es el titulado Una mirada feminista sobre las vanguardias. Tienes aquí la información de ese itinerario.

lunes, 30 de enero de 2012

Hombres feministas



Hay causas que hay que defender, porque parecen justas, y otras, en cambio, que no. Y si hay que defenderlas, las deberíamos defender todos, con independencia del contenido de dichas causas y del sexo de quien las defiende. No entiendo por qué el sexismo, sin embargo, se está introduciendo subrepticiamente en estos asuntos, generando la idea implícita de que el feminismo debe ser sólo cosa de mujeres. Por ejemplo, días pasados apareció en Facebook una cadena que pedía a las mujeres que pusieran en su muro algo en defensa de su lucha contra el cáncer de mama. Ya sabemos que el hombre es difícil, pero no imposible, que llegue a tener esa enfermedad, pero ¿el ser hombre le debe excluir de apoyar a las mujeres en su lucha contra la enfermedad?

Me parece que las propias feministas, al excluir a los hombres de sus reivindicaciones, están, si no cavando su propia fosa, sí disminuyendo su fuerza de acción y de visibilidad. Es verdad que al hombre posiblemente haya que ilustrarlo más, pero eso no debe implicar, me parece a mí, que haya que renunciar a su apoyo.

La idea de que el feminismo es cosa de mujeres habría que dejarla aparcada ya. Debería ser normal en nuestra sociedad la figura del hombre feminista.

miércoles, 22 de abril de 2009

Rita Levi-Montalcini

Rita Levi-Montalcini, nacida en Turín, es una científica licenciada en Medicina y doctora en Neurocirugía. En 1986 recibió el premio Nobel de Medicina. En el año 2001 fue designada senadora vitalicia por el presidente de la república italiana y en 2008 la Universidad Complutense de Madrid la invistió como Doctora honoris causa.


En 2001 creó la Fundación Levi Montalcini, desde donde ayuda a los jóvenes a encontrar un campo de estudio adecuado y en donde crea becas para que puedan estudiar las niñas africanas. Su intención es ayudarlas y ayudar así también a sus países de origen.

La profesora Levi es de izquierdas. Lo explica en una entrevista que le hace Miguel Mora en el diario El País del 19 de abril de 2009. Pura cuestión de raciocinio, explica, porque la culpa de las grandes desdichas de la humanidad la tiene el hemisferio derecho del cerebro.

"Es la parte instintiva, la que sirvió para hacer bajar al australopithecus del árbol y salvarle la vida. La tenemos poco desarrollada y es la zona a la que apelan los dictadores para que las masas les sigan. Todas las tragedias se apoyan siempre en ese hemisferio que desconfía del diferente."

Uno de sus grandes descubrimientos es el de que, en nuestro cerebro, uno de los hemisferios está menos desarrollado que el otro. Su explicación es como sigue:


“Sí, el cerebro límbico, el hemisferio derecho, no ha tenido un desarrollo somático ni funcional. Y, desgraciadamente, todavía hoy predomina sobre el otro. Todo lo que pasa en las grandes tragedias se debe al hecho de que este cerebro arcaico domina al de la verdadera razón. Por eso debemos estar alerta. Hoy puede ser el fin de la humanidad. En todas las grandes tragedias se camufla la inteligencia y el razonamiento con ese instinto de bajo nivel. Los regímenes totalitarios de Mussolini, Hitler y Stalin convencieron a las poblaciones con ese raciocinio, que es puro instinto y surge en el origen de la vida de los vertebrados, pero que no tiene que ver con el razonamiento. El peligro es que aquello que salvó al australopithecus cuando bajó del árbol siga predominando”.

Su actitud ante la vida la aprendió de sus padres:


“Lo más importante era comportarse de una manera razonable, saber lo que vale de
verdad. Tener un comportamiento riguroso y bueno, pero sin la idea del premio o el castigo. No existía la idea del cielo y el infierno. Éramos religiosos, pero la actitud ante la vida no tenía que ver con la religión. Existía el sentido del deber, pero sin compensación post mortem. Debíamos comportarnos bien, eso era una obligación. Entonces no se hablaba de genética, pero era ese espíritu. Sin premio ni miedo”.

No actuar por miedo ni buscando un premio o evitando un castigo. Actuar por hacer el bien, con sentido del deber. ¡Qué raro y, a la vez, qué admirable resulta esto hoy!

Rita Levi-Montalcini es laica, feminista, apoya la eutanasia y el testamento biológico y no le tiene miedo a la muerte porque entiende que morirse es lo natural.

No desea jubilarse. La jubilación -dice- está destruyendo cerebros porque la gente se jubila y se abandona y eso mata su cerebro y enferma.

Para que no decaiga la capacidad de pensar ni de vivir,

“la única forma es seguir pensando, desinteresarse de uno mismo y ser indiferente a la muerte, porque la muerte no nos golpea a nosotros sino a nuestro cuerpo, y los mensajes que uno deja persisten. Cuando muera, solo morirá mi pequeñísimo cuerpo”.
¿Está preparada?
“No hace falta. Morir es lógico.”


“Lo importante es vivir con serenidad, y pensar siempre con el hemisferio izquierdo, no con el derecho. Porque ése lleva a la tragedia y a la miseria. Y puede suponer la extinción de la especie humana.”

Junto con su colaboradora de hace muchísimos años, Giuseppina Tripodi, acaba de publicar un libro de memorias titulado La clepsidra de una vida, del que sólo conozco la versión italiana, pero aún no la española.

Hoy, 22 de abril de 2009, me inclino con respeto y con reconocimiento ante Rita Levi-Montalcini, un ser humano admirable, una persona de las pocas que me reconcilia con la vida, porque hoy cumple 100 años.

.

jueves, 18 de septiembre de 2008

¿Feminismo?

En la mayoría de los lugares –no en todos-, las bombas ya no se llevan. Hoy, salvo que se sea muy bruto o se quiera llamar mucho la atención, nadie utiliza ya bombas de las de usar y tirar. Existen en el mercado procedimientos mucho más sutiles, y casi más efectivos para intentar derrotar al enemigo o al adversario. Uno de ellos es el lenguaje. Naturalmente hay que usar el lenguaje de una manera apropiada, astutamente pensada y perversa, no de cualquier manera. Este arma es mucho menos cruenta que las bombas y, además, puede que si se usa de una manera certera, apuntando bien y sin que tiemble el pulso a la hora de hablar, produzca los efectos deseados sin que el adversario se entere de nada. Mayor limpieza es difícil de conseguir. En cuanto a su alcance, se puede afirmar que puede ser global. Constituye un buen ejemplo de lo que se conoce como efecto mariposa, un concepto propio de la teoría del caos y que toma su nombre de un antiguo proverbio chino: “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo".

Este uso perverso del lenguaje es lo que están haciendo en la actualidad los seguidores y seguidoras de ese nuevo espectáculo universal que en el que se ha convertido la Sra. Sarah Palin.

Consiste esta maniobra en lo siguiente. Tú puedes defender, por ejemplo, la solidaridad como un valor en la sociedad. Y lo haces expresando que la solidaridad consiste en “A”. Yo, para intentar contrarrestar tu postura y, a ser posible, anularte, comienzo a defender también la solidaridad, pero diciendo que la mía es la verdadera solidaridad y que consiste, precisamente en “no A”. Como la mayoría de la gente no está avisada, no tiene gran conocimiento de lo que oye y se deja guiar por el que más grita o por el más guapo/a, resulta que, de manera más o menos inconsciente, hace la siguiente composición de fuerzas: oigo por aquí que “A” + “no A” que oigo por allí = nada, con lo que se termina votando al que menos problemas me plantea por TV, como ocurrió en el caso de Bush. Y todo el esfuerzo que has hecho tú por hacer real la solidaridad queda anulado porque yo me he apropiado de tus palabras y les he asociado el significado que a mí más me interesa.

Es lo que está ocurriendo actualmente con el feminismo en la campaña por la presidencia de los EE UU. La crónica que Mónica C. Belaza enviaba desde Washington el domingo 14 de septiembre y que publicaba el diario El País es muy reveladora. Resalto un párrafo de la misma:


“Las mujeres conservadoras no suelen identificarse como feministas, movimiento que muchas veces han despreciado. Pero las defensoras de la gobernadora no sólo no rehuyen el término, sino que intentan adueñárselo. Afirman que ella encarna un nuevo y mejor feminismo. El de mujeres fuertes y capaces de todo, independientemente de sus creencias. La propia Palin es miembro de una asociación en contra del aborto llamada Feminists for Life (Feministas por la Vida). Para el movimiento feminista heredero de los años setenta, sea cual sea su ramificación, un feminismo antiabortista es, sencillamente, un oxímoron.”

(Un oxímoron es la conjunción de dos conceptos contrarios, cuyo significado literal parece absurdo, lo cual hace que el lector tenga que entender como pueda lo que quiere decir la expresión. Por ejemplo, el genial Augusto Monterroso, decía que sus libros estaban "llenos de vacíos").

El colmo del cinismo es considerar feminista a la sra. Palin. Y, sin embargo, ahí está.

Las reacciones han sido muy variadas, como se puede observar en el artículo. Muchas feministas han manifestado, entre otras cosas, que


… el feminismo no es cualquier cosa, sino un movimiento que defiende ciertos
principios -como el derecho al aborto, la educación sexual o la igualdad de
derechos para todos, incluyendo a los homosexuales- y que el conservadurismo
religioso y extremo de Palin impide que pueda ser calificada como tal.

Un curioso e interesante ejercicio podría consistir, creo yo, en ver cómo entre nosotros se reproduce la misma maniobra. Ya pasó con el patriotismo y está pasando ahora con los que defienden la enseñanza de la Religión y Moral católicas en la Escuela y acusan de adoctrinamiento a la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Hay que andarse con mucho ojo para no sufrir los efectos de estas maniobras sin que nos enteremos. Hay que estar atentos y pensar críticamente.

.

.