Mostrando entradas con la etiqueta criterio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta criterio. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de septiembre de 2017

Buenas noches. Descubrimiento




No se puede ser ingenuo y creer que las mentiras aparecen claras y nítidas en nuestro mundo, despojadas de medias verdades, de exageraciones interesadas o de detalles llamativos y despistantes. Descubrir las mentiras exige un esfuerzo continuo por conocer muy bien lo que ocurre y por analizarlo con un criterio bien formado. Es un descubrimiento difícil, pero necesario. 

Buenas noches.

jueves, 20 de julio de 2017

Buenas noches. El criterio y III



Ahora, tanto la Biblia como la televisión han perdido fuerza como criterio de aceptación y su lugar lo ha ocupado internet, especialmente las redes sociales. Corren bulos enormes por todas ellas, pero la mayoría de los internautas los aceptan, porque no sospechan que haya gente interesada en deformar las conciencias de los usuarios y de sacar con ello alguna ganancia a costa de los ingenuos usuarios. También aquí se juega con la desinformación del ciudadano y con su buena voluntad.

Saldremos de esta situación cuando aprendamos a distinguir las fuentes fiables de las que no lo son y a contrastar las informaciones, sin admitir, sin más, lo que a primera vista resulta llamativo. Basta, a veces, con poner en un buscador el tema del que se trate para comprobar si lo que nos aparece es admisible o no.


Buenas noches.

miércoles, 19 de julio de 2017

Buenas noches. El criterio II




Luego los tiempos se fueron secularizando y empezó a cobrar fuerza la televisión como criterio que sirviera de ayuda para la aceptación de cualquier asunto. Si había aparecido en la TV, aquello de lo que se tratara era verdad, aunque fuera un disparate mayúsculo. No se daban cuenta, ni se lo dan aún muchas personas, de que la televisión manipula todo lo que toca, que ofrece versiones muy parciales de la realidad, que acostumbra a quienes la ven a prestar atención sólo a lo que se ve a mucha velocidad y que impide que el espectador piense. Pero si salía por la televisión que un burro había aparecido volando, es que aquello era verdad.

Buenas noches. (Continuará)

martes, 18 de julio de 2017

Buenas noches. El criterio I




No hace todavía mucho tiempo abundaban las personas que consideraban la Biblia como el criterio al que recurrir para admitir o rechazar cualquier cosa que pudiera ocurrir en la vida. Si venía en la Biblia, era bueno o era verdad, aunque fuera un disparate. Tomaban la Biblia como un libro de ciencia, en lugar de considerarlo como un libro religioso, que es lo que es. Quienes así pensaban, tragaban ruedas de molino, como que el dios hiciera aparecer la luz el primer día de la Creación y, en cambio, hasta el cuarto no creara el Sol; o que fuera el Sol el que se moviera, en lugar de hacerlo la Tierra. ¡Cuántas vidas costaron estos disparates generados por una educación tan poco racional!

Buenas noches. (Continuará)

sábado, 12 de marzo de 2016

Buenas noches. El criterio


Fragmento de una obra de Marina Núñez

En la ciudad nos debemos regir por el criterio de la justicia. 

Para unos, la justicia consiste en darle a cada cual lo que merece, lo que está de acuerdo con sus méritos. 

Para otros, la justicia es darle a cada uno lo que necesita, lo que requiere para poder vivir dignamente. 

Sea como sea, parece claro que el criterio en la ciudad debe ser la justicia.


Pero entre tú y yo, que somos pareja o amigos o conocidos o colegas o vecinos, el criterio debería ser el del amor, el de darte más, si es posible, de lo que mereces o de lo que necesitas. 

¿O no?

Buenas noches.

viernes, 8 de mayo de 2015

Lo que veo cuando miro. El criterio y las encuestas



Ayer se hizo público el resultado de una encuesta de intención de voto realizada por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) hace un mes.

Hace un mes había partidos que no tenían candidato ni candidata, y había candidatos que no tenían publicados sus programas. Sin embargo, las encuestas, en esas condiciones, se hacen, la gente contesta y los resultados se publican. Es como si tuvieran que venderlas en los medios de comunicación o como si se propusieran calentarnos la cabeza.

¿Cuál es el criterio con el que la gente contesta a la pregunta de a quién votaría? ¿Cuentan algo las ideas o las propuestas que puedan hacer los candidatos? ¿Importa más que salga por televisión? ¿Influye que sea simpático o simpática? ¿O, quizás, que sepa dar caña? Por ejemplo, Esperanza Aguirre, la cazatalentos que luego resultaban ser talentos corruptos, la que aparca su coche donde quiere y que se escapa de la policía cuando la detienen porque ya se sabe que la policía es muy pesada, ¿será algo de esto lo que les gusta a sus votantes o, quizás, que les hable a gritos chabacanos, como si de abueletes de pueblo se trataran? ¿Qué les gustará de Ángel Gabilondo? ¿Será su sosiego al hablar o sus citas de filósofos? Porque el programa electoral lo publicó el día 5, hace tres días, y la encuesta es de hace un mes. ¿Valorarán en Podemos su radicalismo o su viaje al centro? Porque el programa lo presentaron el día 6, hace dos días. ¿Les gustará la concreción de Ciudadanos, que presentó ayer su programa, a la hora de intentar impulsar la sanidad bajando y suprimiendo impuestos o la nula defensa de la educación pública?

Me temo que a la hora de votar muchos ciudadanos usan criterios parecidos a los que tienen quienes responden a las encuestas: voto a este que me parece que es muy majo, o a aquélla que grita mucho, o no voto a aquél porque es rojo. Así de racionalizado veo al país y, consecuentemente, así nos va.


domingo, 14 de septiembre de 2014

Ébola



La enfermedad del Ébola es una desgracia enorme, pero cada 6 segundos muere un niño de hambre desde hace mucho tiempo. ¿Cuál es el criterio para hablar de epidemias y para recabar ayudas?

jueves, 2 de septiembre de 2010

Estética



Cuando toda la vida está impregnada de un criterio estético es que no se tiene ningún otro criterio superior para ponerlo en práctica. La vida está entonces por humanizar.