Mostrando entradas con la etiqueta correr. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta correr. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de octubre de 2014

Buenas noches. Correr



Cuando veas a alguien que crea, que inventa algo, que es capaz de interpretar la realidad, que muestra entusiasmo por lo que piensa o por lo que hace, que te invita a pensar, aunque no estés de acuerdo con lo que diga, que no se conforma con la mediocridad, que valora lo nuevo y lo critica, que no reproduce, sino que produce, que está siempre aprendiendo, que no se cree superior a nadie, que sufre y que ríe, cuando veas a una persona así, corre hacia ella. Si es posible, abrázala, dale tu cariño y tu sonrisa y procura quedarte cerca de ella. Tenemos que aprender a vivir todos los días y estas personas nos pueden ayudar mucho.

Cuando, por el contrario, te encuentres con alguien dominado por la rutina, por la cansina repetición, por el seco individualismo, por el rechazo sistemático a lo diferente, por el intento de hacernos ver que sus ideas sean más importantes que las de los demás, por su antigüedad vital, por su escasez de frescura, por la no expresión de sus sentimientos, por un pudor absurdo, por su ñoñez mental, por la escasez de sonrisas, por sentirse superior a todos los demás, por la intolerancia o por la chulería hueca, huye, pero a gran velocidad. No te importe correr y procura irte bien lejos. La vida es corta y no es conveniente perderla con gente así.


Buenas noches.

domingo, 20 de octubre de 2013

Buenos días. El camino



Es más cómodo frenar, más difícil acelerar y más estúpido correr. Buenos días.

martes, 18 de diciembre de 2012

Lo que se ve. Correr




La velocidad te está haciendo vivir muy de prisa. Vivir no es correr, sino saborear la vida. Frena un poco. Parece que huyes de algo.