Mostrando entradas con la etiqueta dignidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dignidad. Mostrar todas las entradas

viernes, 16 de septiembre de 2016

Los viernes, etimologías. 129. Dignidad, indignados



El otro día leí en El País un artículo sobre el concepto de dignidad, que me interesó mucho. Javier Gomá llama "escándalo de la Filosofía" al hecho de que dignidad sea un concepto que nadie ha definido. Él, en un largo artículo, intenta definirla como "aquello propio de toda persona, inexpropiable, que hace al individuo resistente a todo, incluso al interés general y al bien común". Estaba yo pensando si sería lo que los antiguos llamaban honor

"Al rey la hacienda y la vida
se ha de dar, pero el honor
es patrimonio del alma,
y el alma solo es de Dios." (Calderón)

Pero Gomá dice que la dignidad se tiene desde el nacimiento, y se conserva incluso con una odiosa indignidad de vida. Incluso el peor asesino tiene una dignidad de persona que debe ser respetada. Ah, pues el honor, no; el honor necesita méritos morales, se puede perder, y se puede arrancar, deshonrar al otro, y la dignidad nunca se pierde ni se puede arrancar a nadie. Se pisotea, sí, mil veces cada día. Pero envileciendo al que lo pisotea, y despertando una repugnancia sentida por cualquier persona.

Bueno, vayamos a la etimología de la palabra DIGNIDAD. El latín dignitas deriva de dignus, digno. DIG es una forma de la raíz indoeuropea DEK, con cambio de timbre, con timbre i. Esta raíz, que significa tomar, aceptar, es vieja conocida de los fieles lectores de estos articulitos, porque de ella nace un árbol muy frondoso, con numerosas palabras, y muy importantes, que comparten raíz con digno. Con vocalismo e es la raíz de decus-decoris, de donde vienen decoro, decente; dexter, de donde diestra, destreza, ambidextro; el verbo griego δέχομαι (déjomai, aceptar), origen de cultismos como diadoco, sinécdoque o pandectas. Con vocalismo o son muy productivos el verbo griego δοκέω (dokeo, enseñar) y latino doceo, origen de dogma, doctor, docente, ortodoxo, heterodoxo, paradoja, dócil, doctrina, documento y muchas otras. También el latín disco, aprender, origen de discípulo y disciplina, es de esta raíz. Una palabra muy curiosa de esta raíz es fonda, del árabe fúndaq, (alhóndiga es otra forma de esta palabra, con artículo árabe), y este a su vez del griego πάνδοκος, que acepta a todos, de παν (pan, todos) y δέχομαι, aceptar. ¡Qué vueltas da la vida, la vida de las palabras!

Este es el parentesco etimológico de digno. Dek no es una raíz de un significado del mundo concreto, como oveja o miel, sino un significado del mundo abstracto, aceptar, tomar, lo que siempre afecta de forma más difusa a los vocablos derivados. Digno significa merecedor de ser respetado. Derivados de digno son los dignatarios (palabra acuñada en el siglo XIX), ya antes llamados dignidades, desdén (con prefijo negativo), fidedigo (digno de fides, fe), indigno, indignar, indignante e indignado.

Los INDIGNADOS son las personas que se irritan por la falta de dignidad o denuncian que la dignidad no es respetada. Indignados es quizás la palabra española que más recientemente ha sobrevolado el mundo entero a raíz del movimiento del 15M.



lunes, 11 de enero de 2016

Buenas noches. Amor 29




No tiene sentido insistir para que alguien te ame. 

Ni la razón ni los sentimientos se pueden forzar. 

Corres, además, el riesgo de perder tu dignidad y de quedar como un pesado o una pesada. 

Buenas noches.

domingo, 3 de enero de 2016

Buenas noches. Tu belleza




Cada persona tiene su propia belleza, y su elegancia, y su atractivo y, también, su dignidad. 

No suele ser problema suyo que los demás no lo vean. 

Buenos días.  

viernes, 20 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 14




Me imagino, querida madre que me lees, que no te gustaría que tu pareja se aprovechara de ti, que no te tratara como a un ser humano, que te obligara a hacer lo que no quieres, que no tuviera en cuenta tus ideas ni que te violentara en cualquier sentido. Si es así, hazle ver a tu hijo que ningún hombre, por ser hombre, es superior a ninguna mujer y que todo su comportamiento debe estar inspirado en el respeto y en la igualdad. Y, de paso, que tu hija entienda que no debe tolerar ningún comportamiento, por pequeño que sea, que la sitúe, por ser mujer, en un plano inferior al de los hombres. La conciencia de su dignidad como ser humano debe ser siempre alta y potente. 

Buenas noches.


martes, 10 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 11




Hay que verlo venir. 

Al machista hay que verlo venir, hay que aprender a verlo venir. 

Deja de dedicarte a bobadas y a acicalarte y entérate de cómo actúa el hombre machista. 

Cuanto antes te des cuenta, mejor. 
Está en juego tu felicidad y tu vida. 

Ten bien presente en qué consiste tu dignidad, mujer, cuáles son tus derechos, qué estilo es el propio de un ser humano sano y no dejes pasar ni una al machista. 

O vives en la igualdad o no vives como un ser humano. 

Buenas noches.



domingo, 9 de noviembre de 2014

viernes, 4 de julio de 2014

Buenas noches. Cada seis segundos




Cada seis segundos muere un niño de hambre. 
Cada seis segundos perdemos nuestra dignidad si no hacemos nada. 
Buenas noches.  

domingo, 6 de octubre de 2013

Elegancia 125. Dignidad




Quien es elegante no considera nada como exclusivamente suyo, aunque lo sea, salvo su dignidad.

jueves, 29 de agosto de 2013

Elegancia 89



La pérdida más trágica es la de la dignidad. Después ya no se puede perder nada más.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Buenos días. Si ocurriera

Si el ciudadano español se diera cuenta de que es un ciudadano y no un mero individuo español, que es como lo trata el PP; si aprendiera a distinguir las mentiras que le endosa el PP con una naturalidad insultante; si tuviera un poco de dignidad y no tolerara que le trataran como a un tonto que se traga cualquier cosa que le digan; si esto ocurriera, estaríamos de otra manera. Pero el ciudadano español parece que le ha entregado su mente a las bobadas o a la nada y no se entera. Ni siquiera se entera de que va perdiendo la vida cada día a mayor velocidad. Buenos días.

jueves, 1 de agosto de 2013

miércoles, 16 de enero de 2013

Alguien debería decir... Los mejores




Alguien debería decirnos a todos que a la hora de actuar, siempre deberíamos hacerlo como si fuéramos los mejores profesionales, los mejores amigos, los mejores seres humanos. Todo lo demás es ir perdiendo la dignidad, no tratar a los demás como se merecen y rebajar la propia humanidad a niveles difícilmente justificables.

sábado, 12 de enero de 2013

Una mujer no es su coño




Ayer, gracias a una amiga, encontré el blog Viajamor, en el que su autora, Elena Alonso, publicó un interesantísimo post titulado A qué huele el coño. Te recomiendo mucho su lectura. Puedes acceder a él pinchando sobre su título.

En mi opinión, el post refleja muy bien tanto la actitud del machista chistoso, que se cree con la capacidad de decir estupideces sin límite relacionadas con la mujer, como la de la mayoría de las personas, quienes, por no crear una situación desagradable, toleran al chistoso y sus bobadas, perpetuando así una situación lamentable de discriminación y de falta de respeto. El post muestra también la encomiable actuación de la autora, que, rompiendo moldes, supo estar a la altura de su dignidad, desarmando al irrespetuoso machista.

Yo quisiera aquí insistir en algunas características de este proceder machista, que ignora por completo el respeto y la consideración que se le deben, en este caso, a cualquier mujer e invitar a reaccionar y desenmascarar la perniciosa injusticia que estos tipos practican.

El machismo es un tipo de discriminación por el que ciertos hombres se creen superiores a las mujeres, creyendo, además, que sus funciones sociales -englobadas en lo que se llama el género masculino- son superiores a las propias del género femenino.

En general, todas las discriminaciones -el machismo, el racismo, la xenofobia, etc.- se basan en una supuesta superioridad del discriminador, lo cual le lleva a creer que puede decir y hacer lo que le dé la gana, anulando el respeto a las personas discriminadas. Esto es lo que le empuja a hacer chistes estúpidos que cosifican y despersonalizan a las mujeres, y que las tratan como si fueran objetos sin dignidad.

Estos chistosos machistas, además, a causa de la falta de dignidad que padecen, han perdido el sentido del ridículo. Es lo que les lleva a pensar que las tonterías que dicen son el colmo de la gracia y del ingenio y a ridiculizar a las que consideran inferiores. Se creen así que quedan por encima de ellas y que adquieren el reconocimiento de los demás. Ante las personas sensatas, sin embargo, lo único que hacen es aparecer como seres pobres en humanidad y como cretinos descontrolados, de los que habría que huir en una próxima ocasión.

Estos machistas tan supuestamente graciosos no son capaces de saber que se retratan con sus chistes y sus chascarrillos. Dan muestras de gran insensibilidad hacia unos colectivos con problemas, que son precisamente aquellos a los que convierten en objetos de sus desgraciadas gracias. Y parece que intentan cubrir sus carencias comunicativas, su falta de temas de interés, sus frustraciones, su alarmante falta de ética o su deficiente realización personal con sus chistes, esperando con ellos el aplauso de la concurrencia, cosa en la que generalmente fracasan.

Me parece muy valiente y meritoria la reacción de la autora del post, plantándole cara al chistoso y dejando bien claro el lugar y la dignidad de la mujer. Me gustaría que hombres y mujeres fuéramos capaces de colaborar en la tarea de hacer real la igualdad y que estuviéramos más dispuestos para hacerles ver a estos tipos que si quieren hablar de la mujer, la traten como a una persona, sin reducirla a alguna de sus partes y sin referirse a ella como lo haría un animal en celo.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Lo que se ve. Ausencias




La dignidad, la decencia, la honestidad, la compasión, la humanidad, la igualdad, el diálogo, el espíritu constructivo, la importancia central de la ética, la humildad, la prudencia, la racionalidad son, entre otros, valores cada vez más escasos. Su ausencia es la que hace que el mundo sea malo.

sábado, 3 de marzo de 2012