lunes, 28 de febrero de 2011

Dicen que soy homosexual


Fotografía de un modelo diseñado por David Delfín.

Se aprende mucho en la enseñanza. Me he dado cuenta de que andaba yo muy confundido, toda la vida sin saber en qué consistía en verdad ser homosexual. He tenido ahora la inmensa fortuna de que una encantadora alumna de Educación para la Ciudadanía me haya sacado de mi imperdonable ignorancia. Hoy, por fin, he aprendido que un homosexual es una persona a la que le gustan los de su misma especie. ¡Y yo creyendo que era otra cosa!

Más preocupado me ha dejado su definición de lo que es un heterosexual, sobre lo cual tenía yo también, según veo ahora, mis confusiones desde siempre. Me ha escrito que un heterosexual es una persona a la que le gustan las dos especies. Esto, sin embargo, me va a quitar el sueño hasta que tenga la oportunidad de preguntarle cuáles son las dos especies.

Comprenderás, amigo, amiga, mi preocupación. A mí me gustan y siempre me han gustado algunos miembros de mi especie, concretamente las que se denominan mujeres. Jamás se me ha pasado por la imaginación ni me ha sobrevenido en las peores pesadillas intentarlo con miembros de otra especie, de manera que parece ser que soy homosexual. Al menos es lo que sospecho que piensa de mí mi admirada alumna. ¡Qué vueltas da la vida! ¡De lo que uno se acaba enterando!

Y como esto de la Educación para la Ciudadanía –ya se sabe, una asignatura inútil e innecesaria donde las haya- se da sólo una hora a la semana, voy a tardar un poco en volver a ver a la alumna. Tendré que ir a buscarla porque quiero que me cuente lo de las dos especies. Porque eso sí que lo tengo claro. Yo heterosexual así no soy. Con más de una especie, no. Hasta ahí podíamos llegar.


domingo, 27 de febrero de 2011

sábado, 26 de febrero de 2011

Derviches / 3

Cuando se quita el manto negro, el derviche se libera de todo lo que le ata a este mundo y se sumerge en la ingravidez. La mano derecha hacia arriba para recibir el amor de Dios. La mano izquierda hacia abajo, para repartirlo entre los hombres.


viernes, 25 de febrero de 2011

Negro futuro



Llego a clase el día que tienen examen de mi asignatura. Nadie repasa nada, salvo dos, que tienen un papel delante y lo miran con un cierto aire de concentración. Antes de repartir las hojas de papel, tengo que esperar algún tiempo para que se sienten, se callen y quiten de la mesa las mochilas, los cuadernos y los libros. Les digo que quien quiera preguntarme algo venga a mi mesa, para no molestar a los demás. Preguntan casi todos, pero desde su mesa y con unas caras que parecen decir que no tienen ganas de levantarse. Están acostumbrados a practicar la ley del mínimo esfuerzo. Antes de contestar, preguntan si deben hacerlo dando las explicaciones convenientes o si basta con decir lo imprescindible. Por ver qué hacen, les aviso de que si alguien quiere más papel, que venga a recogerlo a la mesa. Uno que está a dos metros de la mesa intenta estirarse para alcanzar una hoja, pero sin éxito. Lamentablemente se tiene que levantar, aunque sólo un poquitín, lo indispensable para llegar a la meta. Otro tose, pero no tiene pañuelo ni de tela ni de papel ni de nada. Otro más pregunta algo que ya he aclarado antes, pero, además, como tiene un piercing atravesado de lado a lado en la lengua, no se le entiende lo que quiere decir hasta que lo repite varias veces. Es muy deprimente ver a estos viejos inútiles de quince años.


jueves, 24 de febrero de 2011

Contraste



Salir de casa. Sentir el fresco de la mañana en la cara como si te acariciara un largo paño de seda. Ver el durísimo esfuerzo del día, que quiere escalar decididamente por el precipicio del horizonte lanzando al mundo el rojo amanecer y anunciando un nuevo día de sol. Oír el trino de los pájaros, una melodía sin partitura, improvisada, rebosante de belleza y de armonía, que me recuerda que más allá de los humos y de los ruidos aún hay Naturaleza. Oler el romero al pasar y las rosas y el tomillo limonero. Y llegar a la calle.

Qué corto es el jardín y qué largo es el día.

miércoles, 23 de febrero de 2011

La salud de Esperanza Aguirre





Siento mucho que Esperanza Aguirre tenga un cáncer de mama y que se vea obligada a luchar contra él. Es exactamente lo mismo que siento por todas las mujeres que sufren la misma enfermedad. Y exactamente lo mismo que siento por los hombres que tienen algún tipo de cáncer. Y lo mismo que siento por todos los enfermos de cualquier sexo, edad o nacionalidad. Me gustaría que nadie estuviera enfermo y que si alguien sufre algún mal, que se cure lo antes posible.

Lo que no acabo de entender en este caso de Esperanza Aguirre es la celeridad con la que va a ser operada. ¿Es lo normal en casos como este? ¿Todos los enfermnos diagnosticados de cáncer son operados al día siguiente de serle detectada la enfermedad? Si no es así, ¿qué tiene esta señora para que sea atendida de esta manera? ¿Es más ser humano que los demás? Se lo he preguntado a algunos alumnos y me han contestado que lo que ocurre es que tiene más poder. Supongo que esto no será así porque si lo fuese, la asociación entre salud y poder sería muy decepcionante.

Tampoco entiendo que una persona como ella sea operada en un hospital público. Ella, que se pasa la vida privatizando todo aquello que encuentra, a la hora de la verdad elige la sanidad pública. Me parece inconcebible. Y sin lista de espera. Yo sufrí una pequeña operación no hace mucho y me ofrecieron operarme a los diez días, pero en una clínica privada, la de la Cruz Roja. Como me negué, tuve que esperar cuatro meses más para que lo hicieran en un hospital público. ¿Se le ha aplicado esto a esta señora? ¿No sería mejor que se operara en alguna clínica privada para dar ejemplo a la ciudadanía que la vota?

Le deseo lo mejor a la señora Aguirre y a todos los enfermos de cualquier mal, pero me gustaría que alguien me explicara los métodos -supongo que democráticos- seguidos en este caso.

martes, 22 de febrero de 2011

Compañeros de viaje




Escribo esto en el tren, sentado al lado de un zote de esos de los que lo mejor es huir, aunque me encuentre imposibilitado para hacerlo hasta que llegue a la estación. Ha solicitado a la azafata La gaceta. Luego, nos han dado de cenar y se ha manchado el pantalón al quitarle la tapadera al recipiente en el que servían uno de los platos. A continuación ha derramado el vino tinto sobre la repisa del asiento. He salido del trance afortunadamente inmaculado. Más tarde, cuando la azafata le ha preguntado si quería café o una infusión, ha dicho que quería un poco de leche con sacarina. Cuando se la han servido, ha dicho que no, que él lo que quería era un café cortado, o sea, con un poco de leche. La azafata, el ayudante y yo hemos puesto una cara como de decir que el tío este es tonto. Se lo ha tomado sorbiendo, con lo que se ha atragantado y ahora tose una y otra vez como un animal.

Claro que no es mejor la señora que va en el asiento de delante, que quería una botellita de wiskhy, pero sin abrir. Cuando la azafata le ha dicho que tienen orden de no servirlas cerradas, la señora se ha enfrentado con ella diciéndole que si la quiere sin abrir, se la tiene que dar sin abrir.

Mientras, el zote pega unos berridos tremendos con la carraspera, intentando desembarazarse la garganta del líquido que se ha echado en ella al sorber.

Qué espléndidos compañeros de viaje me han tocado en suerte.

lunes, 21 de febrero de 2011

Loado sea Ruiz Mateos




Vamos a oír hablar de nuevo bastante sobre Ruiz Mateos, me parece a mí.  Sin embargo, este personaje ya es conocido desde hace mucho tiempo y, bien mirado, no ofrece ahora ninguna novedad de interés. Sigue siendo el de antes, el mismo de siempre.

Puestos a conocer algo, sería más útil analizar el comportamiento de los cinco mil listos que, con una inversión mínima de 10.000 euros, han dejado en las arcas del patriarca nada menos que 140 millones. ¿Qué clase de ciudadanos son estos? ¿Qué tipo de personajes anda por ahí invirtiendo tan agudamente sus dineros en las aventuras de semejante lince?  Al parecer no aprendieron con el espectáculo anterior de este mago de los negocios y por eso ahora están recogiendo juntos su pecado y su penitencia.

Yo creo que esto es lo que verdaderamente tiene interés: la torpeza sin remedio, por lo que se ve, de unos ciudadanos acostumbrados a no entender los hechos, sino a interpretarlos con criterios lejanos a la realidad, con prejuicios interesados o con soluciones ya preestablecidas. No entendieron nada de lo que Ruiz Mateos hizo en 1983, ni sus huidas hacia adelante ni sus juegos sin piedad con los trabajadores y con el dinero de los demás. Y no lo entendieron porque, como tantas otras personas, entablaron una relación con la realidad basada no en el pensamiento con afán de objetividad, sino en el odio al adversario, en el rechazo por principio y fueran cuales fueran las circunstancias de todo lo que hicieran los otros, los rojos, los socialistas o cualquiera que no colaborara con descaro a que el beneficio fuera el valor fundamental de la vida, cayera quien cayera y costara lo que costase.  Yo creo que estos cinco mil linces todavía seguían creyendo ahora que todo aquello de Rumasa fue un golpe bajo de Boyer, de Felipe González o de los socialistas todos, y que el pobre Ruiz Mateos no fue más que la víctima de una vil maniobra de atraco. No se enteraron de nada porque, en lugar de mirar lo que tenían que ver para cococerlo, tenían las neuronas ocupadas mirando a los otros como una obsesión. Se han pasado toda la vida alimentando sus vísceras con todas las intereconomías y las copes que han encontrado por ahí y se han enviciado de tal manera que no han dudado en tirar la casa por la ventana en solidaridad con quien estúpidamente consideraban como el más listo de todos.

Estoy por asegurar que la Nueva Rumasa ha sido un intento que a Ruiz Mateos le ha brotado de su infinito sentido de la caridad y de la bondad. Ha visto que sus seguidores no se enteraban de nada, que seguían segregando más bilis que ideas y, en un arranque de corrección fraterna y de amor cristiano, les ha querido hacer ver lo equivocados que estaban, lo tontos que han sido y lo mucho que tienen que aprender para no seguir perdiendo sus dineros. Una actitud loable, sin duda, la de nuestro personaje. Lo que está por ver es si sus aportadores de fondos van a aprender, por fin, a ver los hechos como son y no como les dicen los otros listos que son o como les interese a ellos que sean. Tarea difícil que habrá que ver en qué acaba.

domingo, 20 de febrero de 2011

Derviches / 2

La cabeza cubierta con un gorro cónico que simboliza la piedra de la tumba.

viernes, 18 de febrero de 2011

Neoliberalismo


Dice Jack:

Yo voy a lo mío.
Tú vas a lo tuyo.
Él va a lo suyo.
Nosotros vamos a lo nuestro.
Vosotros os buscáis la vida.
Ellos, que se jodan.

jueves, 17 de febrero de 2011

Discutiendo sobre los hechos




En este país absurdo que se empeñan algunos en construir, o hay contaminación o no la hay. Lo que convierte a ciertos personajes en estúpidos es el que se dediquen a discutir sobre si la hay o no la hay. Ya lo decía Adolfo Suárez: aquí se discuten hasta los hechos. Te acercas a Madrid en el autobús, observas la nube de mierda residual instalada sobre la ciudad, oyes por la radio que el aire que respiramos es el más limpio de los últimos diez años y no se entiende que no pase nada, que nadie dimita, que nadie proteste cuando está en juego la vida de todos. Alguna enfermedad mental y moral no está atacando.

martes, 15 de febrero de 2011

Maltrato animal



Lee, por favor, el espeluznante artículo que aparece en el blog Karismal.es sobre el maltrato que ha sufrido un perro. Cuesta trabajo pensar que haya gente tan degenerada por ahí suelta. Es tremendo.

Drogas




Hay periódicos que parecen drogas: los lees y alucinas.

lunes, 14 de febrero de 2011

Matar al padre


Hay que matar al padre. O a la madre. Quiere decir que para que logres ser tú, para que consigas ser autónomo/a, tienes que criticar el modelo que te transmitieron, ver si te vale o no a ti y decidir lo que tú vas a ser. Y cortar los lazos que te paralizan, que te impieden volar.

No todo el mundo mata al padre o a la madre. Muchos se limitan a reproducir el esquema que han mamado. Lo que hacen es agrandar el error en unas circunstancias, además, muy diferentes.

No por matar a los padres hay que dejar de quererlos.

Cuando seas padre o madre, procura no imponer tus modelos. Ayuda a que tus hijos encuentren el suyo, aunque no te guste. ¿Quién eres tú para que te guste o no su modelo?

Seas padre, madre, hijo o hija, procura dejar vivir. Que tu muerte sea lo más suave posible.

viernes, 11 de febrero de 2011

Contradicciones





No entiendo cómo un obrero puede votar a la derecha, pero me gustaría saber por qué lo hace.

No entiendo cómo una mujer puede estar en contra de las políticas de igualdad, pero gustaría saber por qué lo está.

No entiendo cómo un pobre puede estar del lado de los ricos, pero me gustaría saber por qué se sitúa en ese lugar.

No entiendo cómo un ser humano puede luchar contra sí mismo y me gustaría saber qué entiende por vivir.

jueves, 10 de febrero de 2011

Más miedo





Vengo de hablar con unas señoras que se dedican a arreglar ropas, subir los dobladillos y pegar cremalleras. Los pobres nunca acudieron a estos sitios, sino la clase media y la alta. Hace algún tiempo tenían mucho trabajo, pero ahora escasea. Hace unos meses hablé con la dueña de una tienda de muebles de una ciudad de provincias. El negocio le va mal. Dicen que los que podrían ser sus clientes tienen dinero, pero también tienen miedo. Los que lo ven todo negro, los que están interesados en que la crisis dure hasta que ellos lleguen al poder les han metido miedo en la mente. Si no se venden muebles, peligra la tienda, peligran los fabricantes y los transportistas y todos los que están alrededor del producto final. No sé si los que están enfriando la economía a través del miedo ni los fanáticos, que siempre están a favor de lo mismo y en contra de los mismos, saben lo que hacen. El arma es el miedo. Y los destinatarios, los débiles.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Pensamiento de grupo.




En el artículo de Rosa Montero titulado Este cuerpo nuestro que nos mata, en el que comenta un interesante libro de David Owen titulado En el poder y en la enfermedad, leo la definición de lo que en Psicología se denomina pensamiento de grupo. Me parece un concepto muy útil para conocer y desenmascarar a esas pandillas de personas débiles, pesadas, molestas y peligrosas que te puedes encontrar en cualquier lugar en el que estés. El pensamiento de grupo consiste en que un pequeño grupo se cierra sobre sí mismo, jalea enfervorecidamente las opiniones propias, demoniza cualquier opinión ajena y desdeña todo dato que contradiga sus prejuicios.

Que no te encuentres nunca con esto.

martes, 8 de febrero de 2011

Vienen, pero no les gusta la libertad

Hay a quienes les molesta profundamente la libertad, pese a lo cual están en la plaza pública pidiendo votos, y la gente se los da. No toleran la libertad del periodista que pregunta lo que considera oportuno. Estos liberticidas quieren que los periodistas pregunten lo que ellos quieren que pregunten y ya contestarán, lógicamente, lo que les dé la gana. Y los votan. Si por ellos fuera, estos depravados eliminarían cualquier profesión o, mejor, cualquier profesional que no se pareciera a una máquina programada por ellos. Y la gente los vota. Son una fábrica de engaños, pero los votan encantados sin darse cuenta de lo que se tragan. Ven una neurona en movimiento y se asustan. Por eso llevan siempre el spray neuronicida escondido en la manga.

Hace falta una cierta distancia para poder oler la mierda.

lunes, 7 de febrero de 2011

Izquierda y derecha


La izquierda tiene la vista puesta en la cabeza del otro. La derecha, en los tobillos.

La izquierda tiene interés en mejorar la vida del otro. La derecha, en servirse de su vida.

La izquierda piensa en el nosotros. La derecha, en lo nuestro.

La izquierda quiere distribuir las beneficios con justicia. La derecha quiere conseguirlos.

La izquierda tiene que crear la vida. A la derecha le basta con conservarla.

domingo, 6 de febrero de 2011

Africanas en lucha contra la mutilación genital femenina



Incluyo aquí un artículo de mi antigua alumna Aurora Moreno Alcojor en el periódico digital Guin Guin Bali. Relata muy bien, a mi parecer, la lucha de las mujeres africanas por eliminar esta barbaridad inhumana. Lo puedes ver aquí.

Día Mundial contra la MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

Hoy es uno de esos días trágicos y lamentables en los que hay que llamar la atención sobre una de las barbaridades más tremendas que cometen los seres humanos. En muchos países, en nombre de una ignorancia ignorada, mutilan a niñas y les impiden obtener placer sexual durante toda su vida. Muchas mueren en medio de la fechoría. Otras quedan con secuelas que les acompañarán siempre. Todas son tratadas como si no fueran seres humanos por otros seres que, a tenor de lo que hacen, manifiestan no serlo tampoco. Un día de protesta ineludible

.

Angelique Kidjo



viernes, 4 de febrero de 2011

Silencio

Hay silencios que causan una ruidosa explosión interior.

Fargo



Fargo es un grupo de pop español que hace música que recuerda la de los años ochenta y que viene pisando fuerte últimamente. La cantante del grupo es Susana García Soriano, que estudió en el IES Luis Buñuel, de Alcorcón, hasta el 2009. Los que tuvimos la suerte de acudir a Dax (Francia) al acto final del Proyecto Comenius, de la mano de la profesora Cristina Crespo, pudimos gozar con el espectáculo final de la participación española, con Susana García y Mónica García de Castro cantando a dúo ante el entusiasmo de todos los asistentes.

Puedes oír a Mónica y ver más detalles de Fargo en su página oficial.



jueves, 3 de febrero de 2011

Igualdad: Entrevista a Cristina del Valle

A través de la Plataforma de Mujeres Artistas, Cristina del Valle está llevando a cabo un trabajo importante que busca conseguir la consideración de la mujer como un ser humano o, lo que es lo mismo, una lucha por la igualdad y por la desaparición de las desigualdades de género.

Incluyo aquí hoy su intervención en el programa Cuéntanos tu historia, de la cadena 13TV.


miércoles, 2 de febrero de 2011

Revista ENREDANDO

Interesante revista de la Red de mujeres con discapacidad. Descárgatela aquí.

Ley de igualdad de trato y no discriminación



En mi opinión, uno de los logros más significativos del gobierno actual es el que se refiere a las políticas sociales. Es posible que, ante la crisis económica, estos temas lleguen a ser considerados por algunos como secundarios. Sin embargo, su importancia y su ámbito de aplicación es mucho mayor del que puede parecer a primera vista.

Pongo aquí el texto del Anteproyecto de ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, en su redacción actual, por si quieres conocer cómo nos puede afectar. Lo tienes aquí.

Aguirre el magnífico



Manuel Vicent ha publicado una novela sobre Jesús Aguirre, el que fue el último duque de Alba (por ahora), quien había nombrado a aquél su biógrafo oficial. El libro parece que es una muestra perfecta del estilo de Vicent y está bien dotado de anécdotas sustanciosas. Habrá que leerlo. Mientras tanto, dejo aquí el comentario que Juan Cruz ponía en su blog días pasados.


Da gusto recomendar el último libro de Manuel Vicent

Rafael Azcona resolvía la tarea de comentar un libro o una película de alguien cercano diciendo muy firmemente al máximo interesado: "¡Esto es un libro!" o "¡Esto es una película!", según el caso. Es cierto que resulta muy complejo esto de expresar con palabras lo que nos ha parecido un libro, una película, un cuadro, un disco, etcétera, pues todos los autores --todos-- tienen su ego específico que aunque reclame sinceridad espera elogio. Así que es complicado decir cualquier cosa, por lo que la fórmula de Azcona me parece fantástica. Sin embargo, a veces da gusto elogiar un libro y recomendarlo abiertamente. Vaya por delante que este que recomiendo es de un amigo al que frecuento muchísimo, y al que quiero, claro está, que además publica su libro, una novela, en la editorial a la que estuve ligado hasta hace algunos años, Alfaguara, a la que él mismo estuvo ligado mucho antes que yo. La novela es Aguirre, el magnífico y el autor es Manuel Vicent. La he leído como si fuera un libro sobre Jesús Aguirre, el duque de Alba. Pero pronto la novela no es exactamente sobre ese personaje tan peculiar, tan inteligente, tan extraordinario y tan contradictorio que fue el sacerdote, editor y finalmente duque más famoso de las últimas décadas españolas. El libro es sobre Aguirre, qué duda cabe; él es el foco del interés narrativo de Manuel Vicent, pero en este caso, como en otros de su producción literaria, Vicent ha hecho caso de las sabias teorías de Juan Cueto sobre la mirada distraída, así que ha conseguido, con una mano verdaderamente magistral, de un magisterio insólito, hondo, establecer ante nosotros una especie de retablo de las maravillas y de las desdichas de un país entero desde que nace al duque hasta que cae del otro lado de la vida, tras un periodo en el que la sombra es su cobijo. El libro recorre, pues, la historia de España en los difíciles tiempos del franquismo y de la transición, y para ello Vicent acude a su propia teoría de la memoria fermentada; para los periodos siguientes, cuando España pretendía ser un país alegre y resuelto, Vicent acude a una ironía que alcanza los límites en los que la ternura se confunde con el sarcasmo. La capacidad metafórica de Vicent le ha acompañado felizmente; él es un obseso de la grasa (contra la grasa) en la literatura, y aquí consigue un cuadro acabado y sutil, lleno de insinuaciones que hacen revivir la historia para ponerla a disposición de los que creemos que la literatura no es sólo la narración notarial sino la imaginación al servicio de los sucesos que uno rememora en la niebla dubitativa de la memoria. Literatura pura, sin grasa, proteína en su justa medida, alimento poético verdaderamente raro. Si tienen una librería a mano vayan en seguida a buscar este libro, y léanlo como se lee una novela. No caigan en el vacío de la historia, pues las historias son mejores cuando parecen inventadas. Esto es un libro, ciertamente, y qué gusto da recomendarlo.

martes, 1 de febrero de 2011

José Luis Sampedro

Hoy cumple 94 años una de las personas más jóvenes e interesantes que conozco: José Luis Sampedro. Un ser humano al que hay que escuchar siempre, del que hay que aprender siempre y que sigue con tantas ganas de vivir como siempre. Un motivo de alegría..

Citas



No le veo mucha verdad a las generalizaciones. Más que un acercamiento a lo que puede ser la realidad, siempre compleja, me parecen muchas veces una expresión de los prejuicios latentes, de las simplezas y los tópicos que usamos cuando somos incapaces de adentrarnos en la riqueza variada de lo real sabiendo que no lo vamos a poder dominar ni conocer en su totalidad.

Es lo que pasa, por ejemplo, con "los españoles". Somos muchos y muy diferentes. ¿Se nos puede agrupar de alguna forma para poder afirmar algo realista de nosotros? Yo creo que no, pero, por si acaso, recojo aquí unas citas al respecto de la columna de Rosa Montero en El País del 25 de enero.

"Los españoles están atomizados en grupos tribales y son incapaces de concebir lo colectivo". Gerald Brenan en 1943.
"Entre ellos, los españoles se devoran". Bartolomé Joy en 1603.
"La propia persona es el centro de gravedad de todo español (...) Desde tiempos muy remotos a todos los observadores les ha sorprendido este localismo, considerándolo como uno de los rasgos característicos de la raza ibera, que nunca (...) consintió en sacrificar su interés particular en aras del bien general". Richard Ford a mediados del siglo XIX.
"¿En qué se puede decir, sin temor a equivocarnos, que estamos verdaderamente entre los más destacados del planeta? Pues en nuestra incivilidad, señoras y señores; en nuestra apasionada elección del propio ombligo como paisaje social; en el desdén del otro, de los derechos del otro y del espacio común". Rosa Montero, artículo citado.