Mostrando entradas con la etiqueta inmensidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inmensidad. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de abril de 2013

Buenas noches. Inmensa pequeñez




Es posible que el universo tenga una edad de más de 13.000 millones de años. Seguramente el homo sapiens exista desde hace unos 40.000 años. Tú y yo viviremos unos cuantos años, pero por muchos que sean, no serán más que una insignificancia en relación con todo lo que ya ha ocurrido. Somos muy poca cosa, pero tenemos una grandeza inmensa. Estamos vivos. Tenemos toda una vida, cada cual la suya, para hacerla inmensamente grande, inmensamente llena, inmensamente viva. Una tarea sublime nos espera en cada instante, una invitación urgente nos llega a cada momento. Esa pequeña cosa que somos es, a la vez, la más grande tarea que tenemos que desarrollar: vivir. Tu vida vale más que todos los millones de años que haya por delante y por detrás. Lo pienso ahora para poder ponerme mañana manos a la obra. Y lo digo ahora por si mañana te sirve a ti.

Pero no te engañes. En esa inmensa pequeñez que eres -tú y yo-, cabemos todos los demás. Es más, si no estamos dentro, no lograrás la plenitud de la vida. En la medida en que los demás seamos algo para ti, una llamada de amor para ti, tú serás grande. Y serás feliz. Así que esta noche, cuando te dispongas a desconectar y te sumerjas en el océano del sueño, acuérdate con cariño de todas esas inmensas pequeñeces que estamos a tu alrededor. Hazlo, como siempre, con buenos deseos, con una sonrisa, con todo el amor del que seas capaz. No te olvides de que somos parte de ti. Buenas noches.