Mostrando entradas con la etiqueta tecnología. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tecnología. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de abril de 2017

Buenos días. Osadías 82


Atrévete a que los artefactos tecnológicos no te anulen la vida. 

Buenos días.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Elegancia 107




Confía en la tecnología. No tienes por qué estar gritando
cuando hablas por el teléfono móvil.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Lo que se ve. Velocidad




El mundo actual, tan tecnológico, está dominado por la velocidad. Nos trasladamos en los medios de transporte a gran velocidad. Todo lo que aparece en la televisión transcurre a gran velocidad. Manejamos ordenadores y máquinas que funcionan a gran velocidad. Comemos a gran velocidad. Hablamos a gran velocidad. Juzgamos a gran velocidad. Todo cambia a gran velocidad. Vivimos a gran velocidad.

Había filósofos en la Grecia antigua que defendían la idea de que el hombre era la medida de todas las cosas, que el mundo debía estar hecho a la medida del hombre. Pero el hombre no está hecho para soportar todas esas velocidades. Por ejemplo, no se puede pensar a tanta velocidad, ni se puede leer, ni escribir, ni pintar, ni saborear ni mirar a tanta velocidad.

Me preocupan los más jóvenes. Se han acostumbrado a concentrarse sólo ante lo que discurre a gran velocidad y cuando se ponen delante de un libro, que lamentablemente para ellos no se mueve, o ante un cuadro, o ante una película de una cierta lentitud, entonces se aburren, porque parece que aquello ya no es de su mundo. No sé qué va a ser de ellos. Crearán seguramente un mundo distinto, pero no sé si será a medida humana o no.

martes, 2 de octubre de 2012

La bicicleta.



Una antigua alumna, Loli, muy buena alumna, se acuerda todavía de cuando en clase de una asignatura preciosa e interesantísima, Ciencia, Tecnología y Sociedad, estudiábamos la historia de la bicicleta. La idea era ver cómo la ciencia no siempre avanza por intentar ser más eficaz o por perfeccionar la técnica, sino porque la sociedad pide unas cosas y no otras y la ciencia, si está para lo que tiene que estar, intenta solucionar estas demandas sociales.

Era una asignatura que abría mucho la mente para entender lo que ocurría en la sociedad. Creo que ningún miembro de este Gobierno del PP la cursó.