Mostrando entradas con la etiqueta catetos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta catetos. Mostrar todas las entradas

martes, 9 de mayo de 2017

Catetesis



A pasos agigantados estamos perdiendo el respeto hacia los demás, la conciencia de la propia dignidad y el sentido del ridículo. 

Es una catetesis colectiva y rápida.

sábado, 16 de julio de 2016

Buenas noches. Pequeño mundo


Mi pequeño mundo, aquel en el que la realidad me afecta de manera más cercana y directa, echa sus raíces en el mundo, en la realidad total.
Mi pequeño mundo no debe ser un mundo pequeño, porque eso me haría cateto y torpe. Los límites de mi pequeño mundo son mis ideas, mis costumbres, mis aspiraciones y mis rechazos. Son estos límites los que debo mantener en continua revisión, en permanente crítica, porque, si no, mi mundo seguirá siendo pequeño. Pero mi mundo está llamado a ser universal y si no llega a serlo, mi mente se secará antes de tiempo por falta de alimento. 
Buenas noches

domingo, 13 de marzo de 2016

Buenas noches. Mal asunto



Fragmento de una obra de Marina Núñez

Desconocemos y despreciamos la belleza con demasiada facilidad. Lo hacemos en las ciudades, en el trato, en nuestros cuerpos, en nuestras palabras, en nuestros pensamientos. 

Con mayor menosprecio aún, rechazamos la racionalidad en nuestros actos, en nuestros deseos, en nuestra vida. 

Ignoramos qué es el amor y nos dejamos arrastrar por absurdos romanticismos, por impresentables degradaciones de las mujeres, por viejas costumbres de otros tiempos sin ningún sentido justificable. 

Poco a poco nos vamos convirtiendo insensible e inconscientemente en un pueblo de catetos, de horteras, de viejos de cualquier edad. 

Vamos desvitalizando el presente y destrozando el futuro. 

Le damos un estatus de normalidad a lo que no es más que la deshumanización del ser humano y de su sangre: la vida. 

Mal asunto este. 

Buenas noches.

miércoles, 19 de junio de 2013

Buenas noches. Los han encumbrado





Los colores tiñen todo aquello sobre lo que se posan, porque no pueden hacer otra cosa. El calor eleva la temperatura de los cuerpos a los que llega, porque no los va a enfriar. El agua moja los materiales permeables sobre los que cae, no los va a secar. El ignorante, si le dejan, llena de ignorancia el espacio que ocupa, no los va a convertir en templos de sabiduría. El cateto, cuando le dan poder, convierte en catetos a todos los que se dejan y jamás hará de ellos gente ilustrada. El mentiroso mentirá allá en donde esté y jamás veremos a ninguno de ellos diciendo verdades como puños. El inútil perderá el tiempo suyo y el de todos los que le aguanten sin mandarlo a lugares más apropiados, que es muy raro que un inútil haga algo de provecho. Hay que andar con mucho cuidado por la vida, porque han encumbrado a gente que deshumaniza todo lo que toca, que estropea el aire, el agua, el paisaje y la alegría. Hay que procurar salvarse de ellos. Una pista: esta gente no suele tener más que dinero. Otra: es posible que hayan dejado alguna semilla de sus males dentro de nosotros.

Cuando hoy vayas a cerrar, toma lo mejor de ti. Lo mejor de ti siempre tiene algo que ver con el amor. Dedícate a ti. Quiérete un poco. Relájate hasta olvidarte de la parte malvada del mundo. Baja los hombros. Respira hondo, con ritmo y con suavidad. Recuerda ese momento estupendo vivido hoy, esa cara bonita que viste, esa sonrisa que te dedicaron, esas personas a las que quieres, también esa persona tan importante para ti, aunque la tengas cerca. Mete la mano en el saco del amor y saca un puñado de cariño. Extiende la palma de la mano y sopla suavemente sobre ella. No dudes de que la nube llegará a todos y a todas y de que un milagro hará que sientan tu cariño. Buenas noches.