Mostrando entradas con la etiqueta callar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta callar. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2016

Buenos días. Escucha



Intenta hoy callar y escuchar, a ver si te gusta. 

Buenos días.

lunes, 22 de junio de 2015

Buenas noches. Hablar




Es muy difícil hablar. Es complicada la comunicación. A veces se dicen cosas en un lugar poco adecuado o en un momento que resulta inoportuno. En ocasiones no nos explicamos bien y en otras no somos bien entendidos. Nuestros prejuicios o los de nuestros oyentes influyen en nuestro mensaje. Traducir un mensaje en palabras entendibles no siempre es fácil. Lo que uno sabe y le ayuda a expresar un mensaje no siempre coincide con lo que sabe el oyente, con lo cual entiende de otra manera lo que tú quieres decir. A veces es uno mismo el que no conoce lo que el oyente sí sabe y eso le hace emitir mensajes equivocados. Leer y comprender lo que se lee es una asignatura que tenemos pendiente y que exige calma, tiempo y un cierto hábito que no siempre tenemos. A esto se une la costumbre tan extendida de emitir juicios en lugar de preguntar. No es mejor quedarse callados, pero hay veces que entran ganas de hacerlo. 

Buenas noches.

domingo, 12 de abril de 2015

Buenas noches. Juicios




Los más torpes se defienden de la vida emitiendo juicios con una frecuencia inusitada. 

Deberían aprender a pensar, a ser prudentes o, por lo menos, a callarse. 

Buenas noches.

viernes, 15 de agosto de 2014

Buenos días. Personas curiosas


Hay personas curiosas que, en lugar de oír, hablan; y en lugar de hablar, callan. 

Buenos días.

viernes, 6 de junio de 2014

Buenas noches. No calles




Te lo digo una vez más. Sácalo de dentro. Si ves algo de belleza en una persona y no se lo dices, no mereces que nadie te lo diga a ti. Si ves algo bueno, lo que sea, en una persona y no se lo dices, no mereces que nadie te reconozca nada. Si callas tú, que callen también los demás. Buenas noches.

martes, 8 de octubre de 2013

Buenos días. Fíjate





Fíjate en lo que hago, en cómo lo hago y también en lo que no hago. Fíjate en lo que digo, en cómo lo digo y en lo que me callo. Con todo eso yo voy construyendo mi yo, pero también mi imagen, y mis relaciones con las personas, y mi mundo, en el que puede que estés tú.

Lo mismo te ocurre a ti. Hacer, no hacer, hablar o no hablar no son cosas simples, porque producen efectos sobre los demás. Si no tienes en cuenta estos efectos, te puedes llevar alguna sorpresa. Buenos días.