Mostrando entradas con la etiqueta Francia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Francia. Mostrar todas las entradas

domingo, 5 de abril de 2009

Francia / 5

El cariño

Hay veces que no son necesarias las palabras. Basta con observar cómo te tratan, qué detalles tienen contigo para sentirse querido o no.

Una amiga francesa nos invitó a comer. El mantel, la vajilla y la cristalería eran de muchísima calidad y de mucha antigüedad. La comida, espléndida, incluida una curiosa bebida de color amarillo, hecha a base de armagnac y que se toma de aperitivo. Los pasteles, los mejores de la localidad. Y la compañía, cariñosa. Un lujo cálido.

sábado, 4 de abril de 2009

Francia / 4

En el mes de enero de 2009 un vendaval azotó el suroeste francés. Su poder destructor fue tremendo. Se pueden ver aún por las carreteras árboles arrancados de cuajo y cientos de ellos truncados, rotos, derrotados por la fuerza de la naturaleza.





.

viernes, 3 de abril de 2009

Francia / 3


En Dax, los sábados por la mañana instalan un mercado suplementario al tradicional que abre diariamente. Da una estupenda sensación de limpieza y de seriedad. Acuden a él los productores de la zona que ofrecen, sobre todo, patos y productos derivados de ese ave.

Al fondo de la sala hay un fresco pintado en la pared. En la siguiente fotografía se observa mejor.


Pero el elemento emocionante para un visitante español aparece cuando se lee el ángulo inferior derecho.


Hospitalidad. Preciosa palabra cuando se aplica a la terrible realidad de los exiliados de la guerra civil española que fueron acogidos en esta hermosa ciudad.
.

miércoles, 1 de abril de 2009

Francia / 2




Las fotografías son muy malas, pero la idea que muestran es buena. En los ferrocarriles franceses se encuentran, dentro del coche, la primera, y en la plataforma entre los coches, la segunda. Indican los lugares de uso de los teléfonos móviles para no molestar a los viajeros.

.

martes, 31 de marzo de 2009

Francia / 1


La foto se podía haber preparado más, pero se tomó de manera casi espontánea en Burdeos. El banco estaba entre la catedral de san Andrés y la torre de Pey Berland. Era un foco de atención incluso desde lejos.
.