Mostrando entradas con la etiqueta afectos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta afectos. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de mayo de 2016

Buenos días. Afectos



Si te callas tus afectos, es posible que cuando alguien los necesite, no los encuentre. 

Buenos días.


jueves, 17 de septiembre de 2015

sábado, 17 de enero de 2015

Buenos días. Afecto




Las personas que más afecto me producen son aquellas que noto más vivas, que siento que les rebosa la vida en lo que hacen. 

Buenos días.

lunes, 7 de octubre de 2013

Elegancia 126. Afectos.




Quien es elegante intenta vivir la vida con intensidad y expresar sus afectos de forma igualmente intensa, pero sabe no caer en lo estentóreo ni en lo histriónico.

domingo, 4 de agosto de 2013

Buenas noches. Tres mundos


Vivo con la mente en tres mundos distintos. El primero es este conjunto de objetos, paisajes y personas en el que estamos todos y al que llamamos atrevidamente 'la realidad'. El segundo es el entramado de personas y cosas con las que me relaciono y que dan lugar a lo más propio de mi vida. El tercero es el mundo en el que me gustaría estar con todas personas a las que quiero, las que me dan ganas de vivir, con quienes me siento libre y con quienes se pueden intercambiar actos, palabras, sonrisas, peticiones, afectos y vivencias. La vida, casi siempre, es la lucha entre estos tres mundos. Buenas noches.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Buenos días. Te quiero




Dos palabras deseadas, unas veces, tranquilizadoras y, otras, inquietantes, casi mágicas. ¿Qué quiere decir 'te quiero'?

'Te quiero' expresa una emoción agradable, afectiva, cariñosa, positiva, de atracción que se siente hacia otra persona, pero también, y, a la vez, muestra una actitud racional de generosidad, según la cual, nos proponemos ayudar a vivir a la persona querida, intentar darle lo que necesita y cuidarla para que le sea más fácil realizar su proyecto en la vida. Para que un 'te quiero' tenga verdadero sentido, creo que tiene que englobar estas dos dimensiones, la emocional y la racional. Cuando se da sólo la primera, me parece que no estamos ante un verdadero amor, sino ante un deseo, del tipo que sea, pero con una alta probabilidad de que pueda ser calificado de egoísta.

Con esta expresión nos podemos dirigir a los padres, a los hermanos, a los amigos, a la pareja y a las personas con las que vivimos. En el caso concreto de la pareja -persona con la que, además de vivir, convivimos- el 'te quiero' tiene una especial intensidad y abarca aspectos y detalles que no se dan en ninguno de los otros casos. Sin embargo, la actitud que revela esta expresión es, en el fondo, la misma en todos los casos.

Me parece justo que les digamos que las queremos a las personas que queremos, pero también me parece adecuado que sepamos lo que decimos y que entendamos bien lo que oímos.