lunes, 31 de enero de 2011

Ángel Guinda


Mañana martes, día 1 de febrero, a las 19:30, Ángel Guinda presenta su nuevo libro Espectral en la SGAE, calle Fernando VI, nº 4, en Madrid.

Si vas, gozarás.

Comparación



Escribo sobre lo que veo. Me inspiro en lo que experimento en mi mundo. Ya los árabes antiguos dijeron algo parecido. Miro por la ventana y veo lo que ocurre. A veces, me paro a contemplar el reflejo de mi cara en el cristal sobre el fondo de lo que pasa. Y me comparo.

viernes, 28 de enero de 2011

Violaciones "correctivas"





Millicent Gaika fue maniatada, torturada y violada durante cinco horas por un hombre que alardeaba de estar 'curándola’ de su homosexualidad.

Sobrevivió de milagro, pero no se trata de un caso aislado. Este crimen espantoso constituye una práctica habitual en Sudáfrica, donde las lesbianas viven aterrorizadas ante los posibles ataques. Pero nadie aún ha sido condenado en ningún caso de 'violación correctiva'.

Sorprendentemente, un grupo de valerosas activistas provenientes de una casa-refugio en Ciudad de Cabo están arriesgando sus vidas para conseguir que el caso Millicent sirva para lograr cambios. Su llamamiento al Ministro de Justicia ha explotado en una petición de más de 140,000 firmas, lo que le ha forzado a aparecer en la televisión del país. Pero el Ministro todavía no ha respondido a sus demandas de acción.

Desde todos los rincones del mundo, encendamos una luz sobre este horror. Si somos suficientes los que nos unimos para amplificar e intensificar esta campaña, podremos llegar hasta el mismo Presidente Zuma, responsable último de la defensa de los derechos constitucionales. Pidámosles a Zuma y al Ministro de Justicia que condenen públicamente las ‘violaciones correctivas’, ilegalicen estos crímenes de odio, y garanticen su aplicación inmediata, junto con programas de educación pública y protección para los supervivientes. Firma la petición ahora y compártela con todos tus conocidos. Se la entregaremos al Gobierno Sudafricano junto a nuestros aliados en Ciudad del Cabo:


http://www.avaaz.org/es/stop_corrective_rape/97.php?cl_tta_sign=e055e0dcf9299e98e43e316aed903d73


Tomado de Avaaz.org

jueves, 27 de enero de 2011

¿Dónde estoy?


     - ¿Tiene alguno de vosotros algo en contra de que pueda haber personas  homosexuales?

Nadie dijo nada. Un alumno de 2º de ESO levantó la mano. Cuando le invité a que hablara dijo:

-          A mí no me gusta que se besen.
-          ¿Y eso?
-          Es que es como cuando vino el Papa, que se besaban …

Y comenzó a hacer un movimiento con la mano girándola de atrás hacia delante como el que describe una circunferencia en el aire con una cierta intención de ir hacia una especie de más allá.

-          ¿Qué es lo que quieres decir? ¿Por qué no te gusta que se besen dos homosexuales?
-          Es que no me gusta que…

Y seguía haciendo en el aire el mismo movimiento giratorio.

-          Pero ¿por qué no te gusta? ¿qué es lo que quieres decir?
-          Jo, profe, no lo sé explicar. ¿No ves que soy sólo un niño?

Quería decir que no le gustaba que se besaran sólo para provocar. El suceso fue muy tierno y nos reímos todos, pero yo me volví a plantear a quién le estoy dando clase, hasta dónde puedo llegar para que entiendan ciertos temas, cómo tratar estos asuntos cuando los alumnos son tan diferentes aunque tengan la misma edad e incluso qué pintaba yo allí.

Una vez le pregunté a un alumno en qué consistía tener amigos. Mientras me respondía que poder jugar a la pelota con ellos, me di cuenta que en el pupitre de atrás había una alumna embarazada.

No tengo aún nada claras las respuestas a estas preguntas.

miércoles, 26 de enero de 2011

Sinde: dimisión ¿por qué?


Acabo de ver en Facebook una petición, en nombre del pueblo, de dimisión de la ministra Ángeles González Sinde. Los motivos son “haber aprobado una ley de espaldas al pueblo” y que “el pueblo se ha manifestado en contra de esa ley”. Ya la han firmado más de 8.000 personas.

Me he quedado perplejo. Estamos llegando a unos límites de ignorancia y de desparpajo para soltar cualquier cosa, tenga sentido o no, que no sé a qué desastre colectivo nos va a llevar.

No sabía yo que en un sistema democrático, como es todavía el nuestro, las leyes las aprobaran los ministros del gobierno. Creía que lo hacía el Parlamento y por mayoría de los representantes del pueblo, pero ahora parece que se muestra otra cosa, que no es más que una estupidez, y, basándose en ella, se pide la dimisión de una ministra.

Tampoco tengo yo noticia de que se le haya preguntado “al pueblo” si estaba de acuerdo o no con la ley Sinde. ¿Cuándo ha sido la consulta? ¿Por qué a mí nadie me ha preguntado nada? Que yo sepa, en una democracia representativa, los ciudadanos eligen a los que estiman oportunos, diputados y senadores, para que sean ellos los que discutan y decidan, pero no lo hace el pueblo directamente. Si se prefiere otro sistema de convivencia política, que se diga claro.

Creo que tenemos que empezar a tomarnos en serio lo que está pasando y dejarnos de demagogias baratas y de intentos de engañar al ciudadano en beneficio de unos listos con ansias de poder y de apropiarse de cualquier cosa. Que diga cada uno lo que le parezca sobre lo que quiera, pero que intente justificarlo con razones claras. Y que no trate de cambiar la realidad con mentiras burdas ni con inventos disfrazados de argumentos.

¿De verdad te crees que vale todo?

Sin escrúpulos




A pesar de este pesado olor a neoliberalismo que nos invade, no acabo de entender bien que un grupo de periodistas deportivos tengan el estómago y la personalidad tan peculiares como para pasar de trabajar en la SER a hacerlo en la COPE. Y, además, hacerlo todos en bloque. Porque no es que uno de ellos haya sentido de repente los efectos de una especie de conversión paulina, sino que todo un grupo ha pasado de trabajar para lo que supone la SER a hacerlo para lo que representan los obispos. Uno de ellos, incluso, por motivos que desconozco, se incorporó recientemente al cambio, con más premeditación, por tanto, que los demás.

Lógicamente, el caso tendrá sus peculiaridades y sus motivaciones, pero yo veo en él una muestra más de que hoy día puede hacerse lo que a uno le dé la gana y trabajar tanto para el amigo como para el enemigo. ¿Qué más da, si todo vale, si todo es posible?

Algún intelectual dijo no hace mucho que esto era posible porque el deporte no tiene ideología, lo cual me parece de una candidez que asusta. Aparte de que no se trata aquí del deporte, sino de la información deportiva, colaborar a incrementar los beneficios de una cadena, aunque sea privada, defensora de la democracia y de un estilo de vida democrático, no es lo mismo que hacerlo a favor de unos obispos capaces de montar manifestaciones populistas y deshumanizadoras y de defender maneras de vivir de otros tiempos. No es lo mismo.

Allá cada cual con lo que hace, pero no puede quedar como modelo de actuación, una vez más, el todo vale, el todo es posible. Hay cosas que sólo se hacen porque se pone el interés personal muy por encima de lo que sea, sin escrúpulos y sin demasiada justificación. 

lunes, 24 de enero de 2011

Inmediatez




Nos estamos acostumbrando a no ver más que lo inmediato, lo que tenemos delante, lo que conecta de forma urgente con nuestros deseos, lo que captamos sin necesidad de ir un poco más allá para ver sus consecuencias o sus contraindicaciones. Hay un neoliberalismo ambiental, como una peste horrorosa que se pega a las ideas igual que se pega(ba) a la ropa el humo del tabaco, que, al parecer, nos seduce y nos invita a creernos que podemos hacer lo que nos dé la gana, sin que la posible repercusión sobre los demás signifique ni una llamada de atención ni un momento para pararse a pensar si lo que quiero, además de apetecible, es bueno. Un anuncio de una marca de coche que oigo estos días por la radio lanza al aire sin escrúpulos la expresión: “Aprovéchese y luego lo piensa”. En unos grandes almacenes, en la pared de detrás de la Caja, he visto escrito: “Compra ahora, decide después”. O sea, que con una naturalidad y una franqueza que parecen dar un salto desde la cultura a la zoología, nos invitan a que nuestro comportamiento consista en hacer sin demora lo que le llega a la voluntad a través de los sentidos, de la imaginación o de lo que se tercie y, después, si tienes ganas, si te acuerdas o si te interesa, lo piensas y, entonces, te arrepientes o no. La madurez consiste justamente en lo contrario, en preguntarle a la razón la viabilidad de la acción antes de que la voluntad decida. Por tanto, lo que están queriendo hacer contigo, amigo lector, aunque no lo sepas, es convertirte en una mente infantil para que aceptes con facilidad los reclamos de la propaganda comercial. Y si te acostumbras a esto, no dudes que aceptarás también las consignas políticas que les interesan a los que están detrás de esas maniobras, que ingenuamente podríamos calificar de comerciales, pero que son, en realidad, (des)educativas, preparatorias de una nueva, aunque muy antigua, forma de concebir al ser humano.

La consigna parece ser esta: deshumanicemos al ser humano, quitémosle lo que pueda tener de pensamiento, de socialidad, de prudencia, de reflexión, de proyecto, de esfuerzo, de prever consecuencias. Hagamos un ser que pueda ser fácilmente feliz, tontamente feliz, pero sin dificultades. Procuremos que estos tiernos y sumisos seres no nos opongan mucha resistencia ante nuestros requerimientos, que, por supuesto, no los piensen, que no los critiquen ¡qué ordinariez!, que con la excusa de conseguir placer, consuman, para que nuestros negocios sigan dándonos motivos para vivir bien. Es verdad que cada vez tienen menos dinero, pero el que les queda hay que procurar que no lo gasten en cultura -¡qué peligro, el mayor de todos! La cultura debe ser gratis, que para eso está Internet. Y si los creadores dejan de crear, mejor. Nosotros no perdemos nada y así molestan menos. Que compren nuestros productos, o sea, coches, ropas, cosas que entendemos y que fabricamos. Sin que se den cuenta, tenemos que hacerles ciudadanos del imperio de los sentidos y que gasten, que gasten todo lo que tengan. Cuando la brecha entre ellos y nosotros sea tan grande que crean que están solos, se morirán de pobres. ¿Para qué querrían convertirlos desde hace tanto tiempo en seres humanos? ¡Qué estupidez!

domingo, 23 de enero de 2011

Josephine Foster

Josephine Foster es una cantautora nacida en Colorado y residente en España desde hace algunos años. Ha sacado un disco con canciones antiguas españolas, entre las que están estas Sevillanas del siglo XVIII. No sé qué pensar ni qué decir de este tema ni de esta artista.


Lo puedes comparar, si quieres, con la versión de Victoria de los Ángeles.




jueves, 20 de enero de 2011

Pero ¿no valía todo?


Pero ¿no valía todo? ¿A qué vienen ahora los dentistas diciendo que los que tengan un piercing en los labios deben ir al médico porque es posible que les haya afectado a la encía? Que se callen los médicos, que yo me pongo en la boca lo que me da la gana. ¿Por qué todo el mundo va a hacer lo que dé la gana y yo no? Esto es una estafa. No voy a ir a ningún médico y voy a seguir haciendo lo que me salga de las narices, como todos, digan los médicos lo que digan. Hasta ahí podíamos llegar.

miércoles, 19 de enero de 2011

Haciendo cosas


Los golfos y los locos lo odiaban. La gente normal no le hacía mucho caso. Él estaba aquí, ahí y allá, repartido, entre todos, haciendo cosas.

martes, 18 de enero de 2011

Chulo



No es que Jack tenga razón, es que tiene toda la razón. Tanta verdad cree tener en su mente que hay veces en las que su certeza le rebosa por el vaso de su realidad cotidiana y no tiene más remedio que hablar para decirle a los presentes cómo es el mundo y salvarlos así de su ignorancia. Esto le ocurre varias veces al día. Si hay conocidos delante o gente nueva que le interese, la frecuencia de sus exposiciones sube. Se desmelena, sobre todo, cuando le preguntan algo. Entonces Jack se cree el enviado del creador y se siente en la obligación de ilustrar a todo el que esté presente.

Lo más característico de su discurso es la certeza con la que lo manifiesta. Suelen ser disparates gruesos o estupideces enormes, pero él cree que son verdades definitivas y que el mundo debe ineludiblemente conocerlas. Siente una necesidad brutal de hacerse notar y para satisfacerla lanza al aire sus pensamientos. Los que le adulan le dicen que es superior a todos, pero él lo entiende como si toda la humanidad se lo reconociera. Mucha gente lo critica, pero Jack no los oye. Esta superioridad ficticia es la que le lleva a hablar incluso en contra de los suyos, de sus amigos, de los que le adulan, pero es tanta la distancia que él considera que le separa de los demás y tanta la verdad que atesora, que sería imperdonable callar.

Jack terminará mal. Ya está haciendo mucho daño a los demás y a él mismo. Ha perdido el norte y, lo que es peor, la brújula. Acabará solo, abandonado, maldecido, derrotado. Nunca ha comprendido ni comprenderá que dentro de un chulo siempre hay un tonto con el ego fastidiado.

domingo, 16 de enero de 2011

Maria de Medeiros, Raimundo Amador y más

Un gran grupo de músicos para una preciosa canción, Samba e amor, de Chico Buarque, a finales de Octubre en el Teatro Lope de Vega, de Sevilla.


sábado, 15 de enero de 2011

Staff Benda Bilili

Préstale atención a esta banda congoleña. Estoy seguro de que te va a sorprender.

viernes, 14 de enero de 2011

El terco





El terco insiste e insiste y le echa en cara a su víctima la terquedad de su resistencia. La terquedad del terco es tan fuerte y tan poco consistente que, aparte de mostrar su debilidad sin sentir ningún ridículo, le hace no entender la realidad con tal de no reconocerse a sí mismo.

jueves, 13 de enero de 2011

El centro del mundo




Jack tiene la costumbre y la necesidad de sentirse el centro del mundo. Quiere que todo marche a su compás. Considera que es el rey de todo lo creado y, de hecho, habla así, se sienta en donde cree que se sienta el rey, se considera el jefe, manda, controla, dispone, juzga y vive como si todo el universo girara a su alrededor. El día que se dé cuenta, porque se dará cuenta, de que no es el centro del mundo, incluso de que el mundo no tiene centro, va a agarrar un colocón metafísico-psicológico que no se lo va a quitar de encima ni rezando. Y es que la debilidad produce grandezas huecas, ridículas y molestísimas.

miércoles, 12 de enero de 2011

No nos olvidamos de Haití



El porqué


La cultura de una persona se mide, en mi opinión, sobre todo, por la justificación racional que le da a sus actuaciones. Como ya han dicho muchos, el ser humano no tiene naturaleza, sino cultura. El perro actúa como perro porque así está en su naturaleza, pero el hombre no tiene casi nada en su naturaleza que le obligue a actuar de una manera determinada. El ser humano tiene que elegir su actuación y tiene que hacerlo con un criterio en donde lo racional sea una dimensión importante, posiblemente, la que más. No tiene sentido que un ser humano se limite a repetir normas que ha visto en su sociedad, pero que no entiende ni sabe por qué debe hacerlo. Eso es ser un autómata, pero no un ser humano. Lamentablemente, todavía hay muchísimas personas que hablan de buena educación, pero sin que comprendan por qué son de buena educación las normas a las que se refieren. Por ejemplo, entran en un local cerrado y se descubren la cabeza (los hombres), pero no saben por qué. Creen que es de buena educación dejar pasar antes a las mujeres en una puerta, pero no saben de dónde viene eso. Saludan dando la mano, pero no conocen lo que eso simboliza. Puede que, si ha habido suerte, alguien les haya dicho que no se puede comer en clase, pero no entienden la razón para actuar de esa manera. Y así, en el mejor de los casos, confunden las normas de buena educación con una especie de caprichos u ocurrencias de alguien, que hay que repetir para no quedar mal.

Eso en el mejor de los casos, porque en el peor nos encontramos con una ingente cantidad de jóvenes que no tienen ni noción de que en la vida social existen normas, que conviene cumplirlas y que hay valores, como el respeto, la igualdad o la no discriminación, sin los cuales una vida humana es imposible. Descubrirles estas normas, convencerles de que hay que cumplirlas y explicarles el porqué de ellas es una de las misiones más importantes de la educación. La Educación para la Ciudadanía y la Ética cívica son asignaturas claves para desarrollar esta formación de los seres humanos como tales, junto con la labor de los padres y las madres en casa. Pero las asignaturas están condenadas por los gobiernos de derechas, que no quieren ciudadanos críticos, que se pregunten el porqué de lo que hay, y las reducen a su mínima expresión. Hasta los alumnos, en cuanto ven de qué va el asunto, piden más horas. Y lo segundo, los padres, hace mucho que abdicaron de su labor de padres y se dedicaron a ver la televisión. Así no vamos a ninguna parte sensata.

martes, 11 de enero de 2011

Sencillez



Ahora se tarda menos tiempo en decir las cosas como son o como se sienten. A mí, por ejemplo, me ha costado muchos años decir que quiero a quien quiero. Hoy un alumno o una alumna te puede decir que te quiere con una facilidad espantosa. Pero esta facilidad también la tienen para intentar camelarte, para hacerte la pelota, para engañarte y para denunciarte ante la inspección porque, a pesar de haber respondido sólo a una de las cuatro preguntas del examen, de haber cometido 41 faltas de ortografía en lo que ha escrito, de haberse expresado de manera casi ininteligible y de haber suspendido con un 1, cree que debía haber aprobado. Hoy todo es mucho más sencillo, menos actuar como un ser humano, que eso siempre es muy complicado.

lunes, 10 de enero de 2011

El salto



Jack necesita demostrar con frecuencia que posee libertad de pensamiento, libertad de opinión y libertad de expresión. Y lo hace mostrando alguna idea que, sobre todo, sea llamativa, pero que, sin saberlo él, suele estar poco reflexionada, poco cercana a la realidad concreta y sin tener en cuenta las consecuencias que tendría si se hiciera real. En el fondo, cree que entre la teoría y la práctica no hay ningún salto. Jack es muy bruto.

domingo, 9 de enero de 2011

Jane Birkin y Francoise Hardy

Jane Birkin canta el tema Comment te dire adieu, del disco Arabesque, publicado ya hace unos años.


El mismo tema cantado por Francoise Hardy



viernes, 7 de enero de 2011

Hablo de no fumar




Llevo dos noches saliendo a tomar una copa y en el bar no huele a tabaco, ni tengo que aspirar humo de tabaco, ni me levanto por la mañana con picor en la garganta por el humo del tabaco, ni tengo que oír al camarero quejarse por el humo del tabaco. Y, sin embargo, tengo que leer a muchos a los que les parece poco menos que un crimen que hayan velado por la salud de los no fumadores prohibiendo fumar en los espacios cerrados. Parece que no se puede hablar de la ley antitabaco, pero sí, como odiosa reacción ante el atentado, de Leire Pajín, como si fuera ésta la única responsable de una ley que ha sido aprobada en el Congreso y que, en términos muy parecidos, está vigente en muchos países de Europa.

No se puede hablar de la ley antitabaco, pero sí, por ejemplo, de los Reyes Magos. Cierta miopía impide ver que detrás de esta fiesta está la conmemoración, la repetición de lo que los Magos de oriente hicieron con el niño nacido en Belén. O sea, una fiesta básicamente religiosa, aunque aparezca teñida de consumo, de transmisión de ideología de género, con las muñequitas y los camioncitos, de justificación de la mentira –lo de la ilusión es eso, una ilusión- y de introducción de los niños en el sistema. De esto sí parece que se puede hablar.

Yo, humildemente, espero poder seguir hablando de lo que me alegre, de lo que me entristezca y de lo que me apetezca.

Étienne Daho

Étienne Daho canta un fragmento de Le comdané à mort, de Jean Genet, uno de los poemas líricos franceses más importantes, al que pone música Hélène Martin.


jueves, 6 de enero de 2011

El simple


El simple no tolera el movimiento ni el cambio. Siente la necesidad de controlarlo todo y en cuanto se mueve algo o alguien, anda preguntando ¿de dónde vienes? ¿a dónde vas? ¿qué vas a hacer? ¿qué has hecho? El simple cree, en su ignorancia, que puede gobernarlo todo. El peligro está en que de este simplismo molesto e infrahumano al fascismo hay sólo un pequeño paso. Y esto, en las pequeñas distancias, es mortal. Y en las grandes, también. Mata la vida y a las personas.


Antonio Zambujo

El portugués Antonio Zambujo canta el tema que da nombre a su último disco: Guía. Está cantado en directo y grabado hace un par de meses.


miércoles, 5 de enero de 2011

Generosidad



El precio de ser generoso es muchas veces tener que hacer, tolerar, permitir o soportar cosas con las que no estás de acuerdo, que no te apetecen o que no quieres hacer. Creo que no siempre se debe ser excesivamente generoso. Tienes que ser generoso al interpretar lo de 'excesivamente'.

Nick Curran & Lowlifes

Aunque suene a antiguo, esta grabación de Nick Curran es reciente y está realizada después de superar un cáncer de garganta. Es rock del de antes.

martes, 4 de enero de 2011

Ley antitabaco


"A ver si esto es verdad y podemos respirar a gusto. A veces me duele el pecho y tengo miedo de ir al médico. Todo el día respirando humo yo, que no fumo, es demasiado. Muere un camarero al día por el humo del tabaco y yo no puedo hacer nada. Tengo que trabajar, pero en estas condiciones era muy duro."

Esto me comentaba el 30 de diciembre pasado un camarero que se sentía protegido y esperanzado con la nueva ley del tabaco. Comprendo que los fumadores estén molestos porque tienen encima un problema. Pero comprendo menos que reaccionen con un estilo parecido al de Rajoy o al del alcalde de Valladolid contra la ministra Leire Pajín y contra la ley votada democráticamente. No comprendo tampoco que echen mano de otras cosas que no se han hecho y que se podían hacer en lugar de prohibir el tabaco. Me parece que son excusas poco finas que revelan que no saben del todo bien lo que dicen. Algunos de ellos, muy dados a defender lo común sobre lo particular, me parece que caen en un individualismo que no tiene en cuenta más que su propio deseo y su propia dependencia. Sé que un fumador no puede pensar en su adicción de manera objetiva y neutra, pero en las circunstancias actuales debería esforzarse en hacerlo, si no quiere ser calificado por la historia con tintes reaccionarios.

Eva Cortés / 2

La hondureña Eva Cortés canta El mar de mi vida.



lunes, 3 de enero de 2011

Tragedia



“No quiero instalarme. No quiero quedarme así. Quiero seguir aprendiendo. Quiero seguir creciendo. Quiero saber más. Quiero descubrir lo nuevo. Quiero crear. Quiero disfrutar. Quiero dialogar. Quiero reír. Quiero que rías. Quiero que goces. Quiero que no me importe llorar delante de ti. Quiero tratarte con cariño. Quiero que me trates con cariño. Quiero tener ilusiones. Quiero escucharte. Quiero que me puedas escuchar. Quiero que los problemas no me sean indiferentes. Quiero aportar lo que pueda. No quiero ser uno más. Tengo ganas de querer. Tengo ganas de vivir.” dijo antes de recordar que iba a morir.

Pepe Rivero

El músico cubano Pepe Rivero toca al piano una pieza de Chopin con su grupo de jazz. Espléndido.


domingo, 2 de enero de 2011

Contra el catolicismo español





Se creen los únicos que pueden decidir el estilo de vida que quieren llevar y, lo que es peor, se sienten capacitados por alguna fuerza misteriosa para imponer a todos los demás esa decisión suya. Son tan débiles que no soportan la diferencia. Son tan superficiales que no entienden nada de respeto. Son tan resentidos que no quieren nada que no se ajuste a su rancia manera de entender la vida. Son tan incapaces de vivir la vida que quieren que todos vuelvan a donde ellos están, al siglo XIII, con Tomás de Aquino, del que maman todas sus deformaciones. Intelectualmente son unos prepotentes sin base. Ignoran la mayoría de las verdades de la ciencia y se fían sólo de sus creencias sin base. No viven, se refugian. Las ideas son más importantes para ellos que las personas. No creen en los Derechos Humanos. No creen en la libertad. No creen en la igualdad. No creen en el hombre. Lo único que tienen es miedo, miedo a la vida, miedo a las jararquías que ellos mismos se han impuesto, miedo a un Dios que se han inventado porque les interesa y sin el que no pueden vivir.

En nombre del laicismo, de los Derechos Humanos y del ser humano que podemos llegar a ser todos, me rebelo en contra del catolicismo español. ¿O creen también que sólo se pueden movilizar ellos?

Puedes leer aquí la información de El País de hoy.

Palabras y emoción



La palabra es lo que nos permite ser. Con la palabra podemos pensar y hablar y comunicarnos y hacer ciencia y decidir lo que vamos a hacer y explicar nuestro amor y protestar y ensalzar y vivir como seres humanos. La palabra nos hace inteligentes. Pero lo que me emociona de ti y lo que más me ayuda a descubrir tu verdadero ser es tu mirada, el brillo de tus ojos, el juego de tus párpados delante de mi. Y tus manos, el discurso de tus manos cuando tocan, cuando se pronuncian en el aire, cuando aprietan, cuando funcionan conectadas directamente con el corazón.

Thelonius Monk

Thelonius Monk toca al piano Round Midnight.


sábado, 1 de enero de 2011

Año nuevo



Te deseo que a lo largo de este año la vida te sonría y que, a la vez, hagas lo posible para que nos sonría también a los demás. Ojalá no nos olvidemos -si se olviden- de que, a pesar de que seamos todos tan diferentes, todos somos iguales, todos somos seres humanos y todos tenemos los mismos derechos.

Te dejo aquí una entrevista muy interesante que le hacían ayer a José Luis Sampedro, 93 años, pero una de las mentes más jóvenes y lúcidas del momento, en el diario El País.

Que disfrutes de la vida.

Una mañana en la Edad Media


He estado en una ciudad castellana y profunda de la España, al parecer, eterna e igualmente profunda. Me he levantado relativamente temprano, para lo tarde que me acosté, y me he ido a dar un paseo, a ver y a recordar escenas interesantes, gozosas, que me permitieran respirar a gusto.

Me he tomado un café en un hotel de otros tiempos venido a más y me he sentado junto a una mesa ocupada por dos señoras, una, vestida de tirolesa, con falda larga, chaqueta y sombrero verdes, éste con pluma inlcuida, enjoyada hasta las esencias y con unas gafas super in, y la otra, con chaquetón de astracán, un baston de dignidad y una perfecta dicción castellana con la que queda estéticamente preciosa su expresión de que esta mañana se ha perdido la bendición urbi et orbi en la catedral. La otra dice que hace frío, que ella está escalofriada. No tengo aquí el diccionario ni ganas de consultarlo, pero es una palabra preciosa para aplicarla a otras situaciones menos biológicas o climatológicas y más sociales y políticas. Han entrado otras dos señoras que han visto a la disfrazada de tirolesa y a su acompañante y, a modo de saludo, le han lanzado:

¡Ay, hija! Está esto tan callado que parece una biblioteca pública. Estuve el otro día en Valladolid o, como dicen en Salamanca, en Fachadolid, y fui a misa y vi allí a Malula, a Fina y a Maruchi ...

Y han empezado enseguida a hablar las cuatro a la vez de enfermedades y de muertos y de este tipo de profundidades cotidianas.

Huyo. Me voy a la catedral, a ver si puedo ver el magnífico retablo de Becerra. Hace un frío que escaraja, como dicen aquí, y hay poca gente por la calle. En la catedral están en misa, leyendo el evangelio. Es el principio del de san Juan, el que dice que en el principio era la palabra, y que la palabra estaba junto a Dios y que la palabra era Dios. Un texto magnífico y de difícil interpretación. Voy rodeando el añadido que la contrareforma puso en medio de la nave central y descubro que en el altar mayor están el obispo y toda la corte catedralicia. Me quedo a ver cómo el alto jerarca explica al pueblo lo de que al principio era la palabra. Me desilusiono. O no sabe nada del asunto o no tiene interés en explicarlo. Deriva hacia lugares manidos, como que hay que acabar con el materialismo hedonista que nos domina. Una cosa que me fastidia de los curas es que no paran de hablar de materialismo, pero sin saber en qué consiste. Como si aspirar a la otra vida no fuera una suerte de materialismo similar al que profesa el que aspira a tener un coche o un chalé. Me salgo a la calle un poco cansado de tanta profundidad antigua y vieja.

Junto a la catedral hay otra iglesia en donde va a empezar la misa de un momento a otro. Se acercan señoras y señores mayores, vestidos de domingo aunque no lo sea. Me fijo sobre todo en las señoras. Abrigos largos de pieles, labios pintados, peinados arreglados, zapatos de tacón, algunos tocados en la cabeza y una cierta expresión de fiesta en el rostro. Una de ellas, embutida en un abrigo de pieles hasta los calcañares, con unas gafas de diseño y una expresión de creerse la reina de su mambo, ha llegado a la puerta. Ha sacado del bolsillo del abrigo una moneda y se la ha dado a un mendigo mal vestido y con la piel enrojecida por el frío. Como la señora abrigada no se ha acercado lo suficiente, el pobre ha tenido que desplazarse a recoger la limosna y entonces la señora. con un cierto rictus de alegría y como quien celebra un acontecimiento, le ha dicho al pobre en voz alta y clara:

Que tenga usted felices pascuas.

Yo, que voy por la vida observando lo que ocurre e intentando analizarlo para conocer y para aprender lo que pueda encontrar de útil, me he quedado pensando en qué es lo que habrá querido decir la señora, si es que, además de seguir un rito repetitivo, ha querido decir algo.

Eva Cortés

Eva Cortés. Cantante de jazz hondureña para oirla con calma y disfrutando. La volveremos a escuchar por aquí.