Mostrando entradas con la etiqueta corazón. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta corazón. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de junio de 2016

Buenas noches, Cuidados



Cualquier motor de cualquier artefacto lo cuidamos más y mejor que nuestro cerebro y nuestro corazón. 

Buenas noches.


viernes, 14 de agosto de 2015

Los viernes, etimologías. Partes del cuerpo 11



PULMÓN

Del latín pulmo-pulmonis, y, según el DRAE, este del griego pneumon. Esto no es algo claro ni comúnmente aceptado. Si acaso podrían venir ambos de una fuente común o pulmón de un pleumon griego. De pneumon derivan neumonía y neumático. Y en griego el Espíritu Santo es el Santo Pneumon, cosa que nos sorprende, pero nuestra palabra Espíritu es también de la familia de respirar, aspirar o inspirar.

CORAZÓN

Del latín cor-cordis o de un derivado suyo, como coratio-corationis, pero es cuestión muy debatida y nada clara. En las lenguas de nuestro entorno es cor en catalán, coeur en francés, cuore en italiano, pero en castellano corazón y portugués coraçâo la palabra es posiblemente un aumentativo de alguna forma proto-romance como coratum. Leo en un diccionario que es por el gran corazón del hombre valiente y de la mujer amante. ¿Y no puede ser, añado yo, del hombre amante y de la mujer valiente? En euskera es bihotz, que significa dos voces, por los latidos. Derivados son cordial, coraje, concordia y discordia, incordiar, recordar y acordarse. Creer, en latín credere, y crédito derivarían de cor según etimología popular de los romanos, que, aunque algo incierta, hay que dar como viable. La raíz indoeuropea kerd está presente en muchas lenguas: inglés heart, lituano sirdis, ruso serdce, griego kardias, y de este todos los cardiólogos y miocardios.

ESTÓMAGO

Ya en latín era stómachus, que significaba el conjunto esófago-estómago. Era una palabra de origen griego, stómachos, que se refiere a la boca del estómago, porque en griego stoma es boca, como dije al hablar de la boca (10-VII-15).

PÁNCREAS

Es un cultismo extremo, es griego en crudo. De pan, todo, y kreas, carne, por la apariencia de esta víscera. Es palabra acuñada por un médico griego en el s. II.

HÍGADO

Viene de higo. Lo digo en serio. En latín era iecur, pero había una expresión muy frecuente, ficatum iecur, que se refería a un hígado muy apreciado, el de gansos a los que se había atiborrado a higos, y así su hígado era una especie de paté. De una expresión formada por un adjetivo y un nombre es normal que nos quedemos solo con el adjetivo, como medias, proveniente de medias calzas, o como pedimos en un bar un solo o un cortado. El latín iecur está relacionado con el griego hépar, y de este vienen hepático, hepatitis...

VIENTRE

Del latín venter-ventris. Derivados: ventrículo y ventrílocuo. Leo que venter posiblemente es una deformación tabú de útero, y otra posible deformación tabú con otro sufijo sería vesica, de donde vejiga, vesícula. Vale, ya es difícil aceptar que de útero derive vientre (sí, bueno, una aspiración inicial que se transformaría en w), pero todavía más difícil es comprender los mecanismos lingüísticos que activa el tabú. En una ocasión (10-X-14) vimos cómo afecta el tabú a los campos semánticos de la muerte, el sexo, la religión... y tenemos a la vista palabras como demontres por demonio, o mecachis por... no lo escribo por tabú. Pero hay que hacer un mayor esfuerzo para comprender que el tabú por motivos de creencia en la mala suerte, o algo así, afecte a los órganos de la reproducción o el embarazo.


miércoles, 29 de octubre de 2014

Buenas noches. Sensibles o fuertes




Cuanto más se nos calienta el corazón, cuanto más nos entregamos al sentimiento, menos podemos pensar fríamente y es más fácil que alguien o algo se apodere de nosotros. Lo que nos hace sensibles es el corazón. Lo que nos hace fuertes es la cabeza. Es verdad que los dos funcionan juntos, pero muchas veces nos empeñamos en separarlos. O se empeñan otros en que lo hagamos. 

Buenas noches.

martes, 15 de julio de 2014

jueves, 19 de junio de 2014

Buenas noches. Limpieza




No es probable que nadie consiga que tengamos un corazón limpio. Seguramente tengamos que ser nosotros mismos quienes nos lo limpiemos. Si queremos, claro. Buenas noches.