jueves, 31 de marzo de 2011

Miedo


Desde que nací el miedo me impidió ser yo. Me bautizaron pronto por miedo a que, si me moría, no fuese al Cielo. Me hablaron pronto de Dios y, más que de la necesidad o de la conveniencia de ser bueno, me insistieron en que debería cumplir los mandamientos, por miedo a que, si no lo hacía, me condenase. Me dijeron que tenían que respetar al maestro y a los profesores, no por ningún motivo razonable y comprensible, sino por miedo a que me castigasen. Poco a poco y con una naturalidad indolora, el miedo se fue coinvirtiendo en el núcleo central alrededor del cual se iba organizando mi vida y en el criterio para decidir cualquier actuación. Siempre había alguien que no fuera yo preparado para vivir mi vida a través del miedo, sin contar realmente conmigo. Ni siquiera yo me planteaba la posibilidad de ser realmente yo mismo.

Cuando la vida me fue invitando a que yo fuera yo, el trabajo que me costó resucitar fue tremendo. Aún hoy no sé si he resucitado del todo porque no sé si, a pesar del esfuerzo realizado, he vencido completamente al miedo. Durante mucho tiempo el miedo al más allá me fue llevando al miedo al más acá y ambos, para que yo me pudiera sentir convencido de lo que hacía, se materializaban en el miedo a la vida, en el miedo a vivir.

En la medida en que he podido ir matando el miedo, he podido ir naciendo yo y he podido ir viviendo mi propia vida. He tenido que ir quitándome disfraces, costumbres, manías, prejuicios absurdos, prácticas estúpidas y extraños cuentos macabros instalados en mi mente. Al final, casi desnudo, he aparecido yo. En realidad, he aparecido yo, pero felizmente acompañado, porque al aparecer me he encontrado conmigo mismo.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Agobio




Hay que vivir porque merece la pena hacerlo, pero no se puede vivir de cualquier manera. La vida tiene sus propias constantes vitales. Hay, por ejemplo, unos límites de velocidad que no se pueden sobrepasar sin que se resienta la vida. Hay un determinado número de temas que se pueden tener en la cabeza sin que pases por la vida con pocas ganas de vivir. Es necesario tener un tiempo propio para que uno pueda hacer lo que realmente le dé la gana, incluso para no hacer nada. Comer y dormir no pueden hacerse de cualquier forma ni, mucho menos, con rapidez. No se puede uno olvidar de que existe la Naturaleza, de que conviene mirarla y admirarla y de que se puede gozar con ella porque es bella. El teléfono o Internet no pueden sustituir al beso, al abrazo. Hay que poder escuchar a los amigos, tocarlos, besarlos, ponerles la mano en el hombro y apretarlos. Hay que poder tener tiempo para que el amigo te escuche, te toque, te apriete, te abrace o te diga lo que te tenga que decir. Hay que cuidar el cuerpo andando o haciendo deporte, pero sin que sea una obligación, sino un gusto. No tienes que ser el dueño de tu vida, sino no impedir que la vida se adueñe de ti. Cuando esto no ocurre, aparece el agobio. En el agobio falta el tiempo, falta el espacio, falta el aire fresco, falta la salud, faltan las personas y faltas verdaderamente tú.

Sé que hay vida, pero vivir no es simplemente estar o moverse o hacer cosas. La vida, para que sea vida, debe ser una vida humana, en donde crezca el ser humano, en donde las relaciones del ser humano con el mundo sean creativas, constructivas, positivas, enriquecedoras, repetibles, si a uno le satisfacen, hasta la eternidad. El agobio mata la vida. Fíjate bien: el agobio mata los sentidos. Cuando desaparece el agobio, hueles el aire, ves lo que estaba ahí y antes no veías, saboreas lo cotidiano, sientes y descubres, con los pulmones llenos y con una sonrisa, lo que significa tener ganas de vivir.



martes, 29 de marzo de 2011

Túneles


Uno pasa en la vida por muchos túneles. He aprendido a mirar atrás cuando salgo de cada uno de ellos. A veces he descubierto que los podía haber atravesado de otra manera, y seguramente lo habría hecho si hubiese sido avisado por alguien. Pero aunque este descubrimiento siempre me ha fastidiado, he procurado aprender del suceso. Entre lo que fue y lo que pudo ser siempre hay algo que puede servir para que la salida del túnel siguiente pueda ser mejor.

lunes, 28 de marzo de 2011

Lo viejo y lo nuevo



Lo nuevo sale de lo viejo. Lo viejo tiene que haber sido de tal manera que haya podido permitir la aparición de lo nuevo. Sólo así podrán coexistir lo viejo y lo nuevo. Si lo viejo es cerrado, absoluto, totalitario y se considera como lo único posible, entonces lo nuevo tendrá que ir contra lo viejo e impedir su existencia. Lo nuevo, por su parte, no debe ser viejo y debe ser consciente de que debe evolucionar, de que va a evolucionar, lo quiera o no.

Lo viejo se puede crear como si fuera nuevo, sabiendo que con ello se engaña o sin saberlo. Es la consecuencia peligrosa de la ignorancia o del interés oculto.

El arte de vivir está, por una parte, en no dejarse engañar por quienes están confundidos con lo nuevo viejo y con lo viejo nuevo o por quienes confundirte y paralizarte. Y por otra, y sobre todo, en estar atento y no dejar de oír la melodía de la evolución, del cambio, del progreso, en no ser nunca viejo, en  estar siempre haciéndose nuevo.

viernes, 25 de marzo de 2011

Números




Los miras desde el principio y los números de la vida te resultan siempre excesivamente grandes. Los miras desde el final y te parecen excesivamente escasos. Los números parecen siempre excesivos. No sé si es mejor no mirarlos.

jueves, 24 de marzo de 2011

Carne antropomorfa




Era sordo. Pasaba por una persona normal, tenía títulos y los papeles decían otra cosa, pero no entendía nada. Era un pedazo de carne antropomorfa, insensible, inútil, absurda. Decía que prefería quedarse ciego a impotente. Nadie le quería. Si te dijera a qué se dedicaba, te quedarías de piedra.


miércoles, 23 de marzo de 2011

La línea




El mundo de lo humano y el de lo que no lo es están separados por una línea invisible para algunos.

martes, 22 de marzo de 2011

lunes, 21 de marzo de 2011

Échate a volar



Ponte delante del espejo y verás que tienes alas en el alma. Son para volar, pero no sabes volar. No importa. Puedes volar. Si quieres, puedes volar. Si de verdad quieres volar, puedes volar. No importa que te caigas, porque te levantarás. No crecerás si no echas a volar. No llegarás arriba si no te atreves a volar. Atrévete. Una vez arriba, los primeros aleteos te costarán un poco, pero te acostumbrarás enseguida y la recompensa será enorme. Es más difícil querer volar que volar. Decídete. Échate a volar. Necesitamos que te eches a volar.

viernes, 18 de marzo de 2011

Besos y besos





Besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos, besos .... pero besos reales. Un mundo de besos. Seguramente, una estupidez.

jueves, 17 de marzo de 2011

Problemas y soluciones



Cada vez estoy más convencido de que la clave para resolver un problema es saber plantearlo bien. Hay problemas que basta con plantearlos para que se resuelvan solos.

miércoles, 16 de marzo de 2011

lunes, 14 de marzo de 2011

Las mujeres no tienen ano


Estaba en clase de Educación para la ciudadanía, en 2º de ESO, intentando explicarles que, a pesar de nuestras diferencias biológicas evidentes entre los hombres y las mujeres, todos éramos iguales y todos teníamos los mismos derechos. Les dije que algunas de esas diferencias eran observables a simple vista, como, por ejemplo, la nuez, el sexo o los pechos, pero que había otras que no se veían de esa manera. Pensaba yo en los cromosomas o en algunas pequeñas diferencias cerebrales. Se me ocurrió tantear el terreno, a ver si se les ocurría alguna de estas diferencias ‘ocultas’, así que les pregunté cuáles podrían ser éstas. Una alumna levantó la mano y me dijo que le daba corte decir en voz alta cuál era una de esas diferencias. Le propuse, entonces, que viniera y me la dijera al oído y ya veríamos luego si la considerábamos o no. Así que se levantó y con mucho cuidado me susurró:
-          El ano.
Yo la miré con cara interrogante y ella asintió convencida. No tuve más remedio que preguntarle en voz alta:
-          Pero ¿qué ocurre, que el ano de las mujeres es distinto del ano de los hombres?
-          No, profe, es que las mujeres no tienen ano.
Mi cara alternaba entre el “¡Aaahhh!” y el “Ja, ja” y, con una enorme expectación intelectual, se me ocurrió preguntarle dónde teníamos el ano los hombres. Ella, por toda respuesta, se llevó la mano verticalmente entre las piernas y extendió el dedo índice hacia adelante, intentando mostrar con evidencia dónde estaba situado el ano.
-          Hombre, pero te refieres al pene ¿no?
-          Bueno, eso, ¿qué más da?
Les dije que había que acostumbrarse a hablar con naturalidad del sexo y que lo elegante era referirse a los distintos órganos por su nombre correcto. Así, en el sexo del hombre teníamos el pene y los testículos y que nadie se iba a molestar si usábamos esas palabras. Pregunté cómo se llamaba el órgano sexual de la mujer y la mayoría dijo que la vagina. De la vulva no había oído hablar prácticamente nadie.

Yo pensaba en el “qué más da” ano que pene, en la ignorancia de la vulva y en la irresponsabilidad patológica de los curas y del gobierno valencianos, que llevan ya mucho tiempo jugando con la juventud privándoles de una educación sexual que los humanice. Si los de Madrid están así, ¿cómo estarán los de Valencia?

viernes, 11 de marzo de 2011

Terremoto en Japón

Impresionante. Tremendo. Inhumano. Malo.


Política y religión y lo pagas tú

El pasado día 5 de marzo aparecía en El País la siguiente Carta al Director. Como esta barbaridad clerical/política debe ser conocida y denunciada, la pongo aquí y la someto a tu consideración.


El uso religioso de centros públicos 


AGUSTÍN ARROYO CARRO  -  Madrid 


EL PAÍS  -  Opinión - 06-03-2011



Trabajo como profesor en un instituto de Madrid, y se nos acaba de anunciar por parte de la dirección del centro, la intención y las órdenes de las autoridades académicas de Madrid de poner a disposición de la organización eclesiástica responsable de las Jornadas de la Juventud que recibirán al Papa este próximo mes de agosto en Madrid, nuestras instalaciones. Ante esta noticia no puedo por menos de exponer las siguientes consideraciones:
Los institutos de Madrid son centros educativos de carácter público financiados por el dinero de todos los contribuyentes. Eso quiere decir que no deben acoger actos privados ni actividades relacionadas con eventos religiosos de ningún tipo.

Durante este curso académico hemos visto cómo la Consejería de Educación de Madrid congelaba nuestros presupuestos de gasto corriente. Los gastos que ocasione este trágala los tendremos que pagar con dinero público.
Esto debe ser rechazado por incurrir en la confusión entre lo público y lo privado, favoreciendo, como siempre, a los mismos. ¿No tiene la Iglesia centros educativos suficientes con magníficas instalaciones para acoger a esta fervorosa grey? ¿Hasta cuándo vamos a tolerar estos desmanes por no instaurar con valentía y firmeza y de forma definitiva un Estado laico?


Añado, porque va en la misma línea del contubernio político-religioso, la noticia del cura de Poio, en Galicia, que, según El Faro de Vigo, celebró su misa rodeado de cartelería del PP. Puedes verlo aquí.




Todo esto apesta mucho.

jueves, 10 de marzo de 2011

Sonrisa fofa




La sonrisa más fofa es la del estúpido que se cree superior a los demás.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Tipos molestos




Ya en la cola del tren había demostrado lo listo que era intentando ascender por la cola con descaro y como resbalando sobre los demás. Cuando ha subido al coche, se ha instalado los auriculares en los oídos, ha sacado el ordenador y el teléfono y se ha puesto a trabajar. Se le ha antojado enseguida ir al servicio, que estaba ocupado, pero él ni lo ha sospechado. Con la firmeza y la decisión que puede que dé la convicción de que el servicio es suyo o que a ningún mortal se le puede ocurrir hacer un pis cuando él lo necesita, ha comenzado a tirar del picaporte de la puerta hasta que ha hecho saltar la palanca. Como la puerta que separa un coche de otro está abierta, he visto que le ha sonreído al ocupante y he oído que le ha dicho: "No, no. Termina, termina". Cuando ha vuelto, ha decidido hablar por teléfono. Como es tan listo y puede hacer dos cosas a la vez, se ha quitado uno de los auriculares, sólo uno, y se ha puesto a telefonear con un volumen de voz tal alto que ha provocado las miradas de los viajeros. Toda su inteligencia la ha puesto al servicio del negocio que se traía entre manos, olvidándose de quitarse el auricular para no gritar y no molestar.

Casualmente hemos estado hablando en clase esta mañana de este tipo de personajes que van por la vida como si estuvieran solos, que abundan cada vez más y que son tan molestos.

martes, 8 de marzo de 2011

Nawal al Saadawi



Cada vez veo más claro que nacemos viejos e inútiles y que la vida debe ser un proceso de rejuvenecimiento, de búsqueda de la juventud a través del tiempo, de la experiencia y del conocimiento. Lamentablemente creo que hay muchos viejos y viejas de cualquier edad y unos pocos jóvenes de muchos años, a los que hay que escuchar con devoción, con ganas de aprender y con el deseo ferviente de que la edad respete esa gloriosa juventud tan útil, tan madura, tan humana.

Uno de estos casos esplendorosos es el de Nawal al Saadawi. Tiene 79 años. Hace un par de ellos la vi en Madrid. Supo transmitir toda la fuerza de la honestidad, de la lucha derivada del convencimiento, de la alegría de creer en la igualdad, de llevar muchos años intentando que las mujeres, las de su país, Egipto, y las de cualquier lugar puedan alcanzar cotas de libertad comparables a las de los hombres.

Hoy el diario El País ofrece una entrevista con Nawal al Saadawi. Toda ella es interesante, pero me permito destacar una idea de entre las que expresa allí: La mujer no puede liberarse bajo ninguna religión. Puedes leerla aquí.

Las mujeres en África




El blog Aguas Internacionales, del periodista Ramón Lobo, es uno de los más interesantes que puedes encontrar en la red. Te invito a que leas sus reflexiones, claras y cruidas, sobre las mujeres africanas. Puedes pulsar aquí.

Asociación de mujeres de acero



Hace unos días estuve en Cádiz y vi un pequeño local en cuya puerta figuraba el azulejo de arriba. Me llamó la atención el título: Asociación de mujeres de acero. Miré en su interior, incluso me invitaron a entrar a mí y a otros curiosos que andábamos por allí. Pero era Carnaval y no era cuestión de andar hablando en serio con ellas. Al menos, a mí me lo pareció. De todas formas, el título lo dice casi todo. Eran mujeres alegres, de todas las edades, seguramente con una buena dosis de sufrimiento encima para haber adoptado ese nombre. Luego, me he informado y son más de 300 mujeres que quieren conseguir la igualdad real en la sociedad, que quieren que las mujeres no estén recluidas en las paredes de sus casas, sino que se desarrollen como seres humanos, con nuevas inquietudes y con una mayor integración en su barrio.

Mujeres de acero. El estereotipo masculino salta por los aires con este título, afortunadamente. Hubiera sido bueno poder escucharlas.

La sede de la asociación está en la calle del Cristo de la Misericordia, 7, esquina a la calle de la Palma, en Cádiz.



Día de la Mujer: rompe el machismo




Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer, pero yo no sé a quién dirigirme, si a mis lectores o a mis lectoras. Es evidente que si la mujer está en la actualidad en una situación de inferioridad es porque el mundo machista, organizado por y para los hombres, lo ha querido y lo quiere así. Pero, por otra parte, hay multitud de mujeres que participan de un machismo asumido y creen absurdamente que realmente los hombres son superiores y que, ante esa realidad supuestamente inamovible, ellas no tienen nada que hacer ni que decir, salvo aceptar su situación de seres secundarios, dependientes, con menos derechos que los hombres.

Ante la duda, prefiero dirigirme a todos, a ti, seas hombre o mujer, porque lo que sobre todo eres es un ser humano, una persona, un ser con derechos, como cualquier otro ser humano. No sé, hombre que lees esto, si eres machista, consciente o inconsciente, o no lo eres. No sé si cerca o lejos de ti ves situaciones de machismo. Pero si te sientes cercano a las prácticas machistas, piensa que detrás de un machista hay siempre un prejuicio infundado, esa supuesta superioridad de unas personas sobre otras por el único hecho de tener un sexo determinado. Los prejuicios descalifican a quienes los usan, justamente por su carácter de juicio previo, de veredicto infundado y alejado de la realidad. Ninguna persona sensata te tomará en serio si usas los prejuicios. Por el contrario, descubrirá en tu actuación, seguramente sin que tú te des cuenta, que lo que te motiva es un interés egoísta, malsano, explotador. Deberías ponerte, siquiera por un momento, en el lugar de cualquier mujer, por ejemplo de la tuya, y preguntarte si te gustaría que te trataran a ti como tú la tratas a ella. Me temo que no vas a querer ponerte en este lugar, pero eso será precisamente porque no te interesa. Si es así, lo más probable es que no seas capaz de hacer feliz a nadie, que tú mismo no seas feliz nunca y que termines en mal lugar, si te dejas llevar por esos absurdos impulsos que te hacen pensar y actuar así. El respeto, el amor, la igualdad y la racionalidad seguramente son valores ajenos a ti. Y probablemente no te hayas dado cuenta aún de lo que significa ser un ser humano.

Si eres tú, mujer que lees esto, la que estás enredada en una trama machista o consideras que realmente el machismo es la única manera posible de estar en esta vida, te diría que miraras más arriba, que no te puedes conformar con tan poco, que eres más que una mujer tal como tú la entiendes. Eres un ser humano y tienes los mismos derechos que todos los seres humanos. No aceptes sólo lo que te dice que aceptes el que te está explotando, el que te está chupando la vida, quien no te está dejando ser tú. Infórmate de tus derechos. Infórmate también de los métodos que usa el machista para meterte sus ideas en el cuerpo y para impedir que puedas vivir tu vida. Intenta descubrirlo. Hazlo por ti y por tus hijos. No puedes transmitirles sin más esas ideas tremendas que empiezan y terminan en violencia. No puedes estar siempre sufriendo, siempre en riesgo, siempre sin ser tú. No pueden ser el miedo, la amargura o la intranquilidad los que dominen tus días. Rompe el círculo que te rodea y pide ayuda. Rompe el machismo.


lunes, 7 de marzo de 2011

Nobleza



Lo que le transfiere nobleza al ser humano es su capacidad para actuar a cambio de nada. El resto vale bastante menos.

viernes, 4 de marzo de 2011

Los placeres de la vida



Vivir es descubrir la vida. Algunos se conforman con reproducir lo que han visto, pero terminan sin enterarse de nada. Uno de los fines de la educación es -y debería ser en la práctica- la búsqueda y el descubrimiento de fuentes de placer, de vías por las que la sonrisa y las ganas de vivir entren en lo cotidiano. El enfoque exclusivo hacia lo profesional me parece falso y hasta peligroso. Se trata, más bien de prepararse para vivir bien sin que esto se reduzca a los aspectos materiales más burdos.

En esto de encontrar los placeres de la vida reconozco que quizás yo pueda ser algo raro porque una de las cosas con las que más gozo es explicando a Kant en clase, pero con calma, no con las absurdas apreturas y las prisas actuales. ¿Qué más se puede pedir cuando eres capaz de hablar de la construcción racional kantiana y notas que los alumnos te siguen y te entienden y, a veces, hasta te preguntan algo?

jueves, 3 de marzo de 2011

Invertir en educación



Jack, en un estado de locura transitoria, se puso de pie en la reunión, levantó el brazo derecho, estiró el dedo de dejar las cosas muy claras, alisó su frente con un gesto de seriedad trascendente y con un volumen de voz que hizo vibrar los cristales emitió:

"Diles que sigan sin invertir en educación, que ya tendrán que hacerlo en cárceles, que es caro y, además, improductivo. Y tendrán que gastar en importaciones y en royalties. Y en hospitales y en médicos para nosotros. Y les tendrán que pagar a ellos el paro o enfermarán o se morirán. No saben lo que están haciendo."

Y con la cara roja se sentó, bajó los hombros y pareció volver a su estado habitual. Murmulló a los que estaban a su lado que no sabía por qué decía estas cosas. Al poco tiempo se levantó y se fue.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Por qué te lo conté




Te lo conté porque me parece que debes saber lo que ocurre, lo que le pasa a los otros, lo que te puede ocurrir a ti. No quiero que te quedes sin saber que eso pasa. No quiero que te quedes sin haberlo conocido,  si eso te pasa.

Te lo conté por si se te ocurría algo que me pudiera servir. De hecho, eso ocurrió.

Te lo conté no sólo porque tengo confianza contigo, sino porque tengo confianza en ti.

Te lo conté porque me apetecía contártelo.

Te lo conté porque me hierve, porque me arde y porque necesitaba sacarlo de dentro.

Te lo conte y me escuchaste. Y la gratitud me inundó el corazón.

martes, 1 de marzo de 2011

Periodistas detenidas

Decía Rosa Montero en su columna titulada Ellas del 15 de febrero de 2011 en el diario El País que
“…esos millones de mujeres maltratadas se están moviendo. ¡Y cómo se mueven! Sus pisadas están cambiando el rotar de la Tierra. Desde las egipcias de las revueltas populares a las mexicanas que combaten el narcotráfico. Una marea silenciosa de heroínas civiles. Déjame que te hable de dos de ellas: de Yirgalem Fisseha, una de las pocas periodistas de Eritrea. Detenida el 22 de febrero de 2009. Lleva más de un año en aislamiento en condiciones terribles. Y de Agnés Nkusi, de Ruanda, editora de un periódico, en prisión desde julio de 2010 y condenada a 17 años. Las dos encarceladas simplemente por informar, dice Reporteros Sin Fronteras. Miro sus fotos: son jóvenes, son guapas, están muy solas. Únicamente nos tienen a nosotros: esta mención en mi artículo, tus ojos que lo leen. A ver qué haces.”

Pues lo que se me ocurre es investigar un poco en la vida de estas dos mujeres y difundir su situación. La información que ofrece la ONG Reporteros sin Fronteras es la siguiente.


Agnés Uwimana Nkusi fue arrestada el 8 de julio de 2010 y permanece en prisión preventiva en la comisaría de Remera, en Kigali, a consecuencia de la publicación de varios reportajes sobre temas “delicados”. Entre éstos se incluyen artículos que analizaban y cuestionaban el asesinato de Jean-Léonard Rugambage, editor de Umuvugizi, y el intento de asesinato en Sudáfrica de un militar exiliado, el general ruandés Kayumba Nyamwasa. Fue acusada de incitar a la desobediencia civil, de insultos al presidente, de propagación de falsedades y de negación del genocidio Tutsi. Se espera que Nkusi sea sometida a juicio pronto. Se desconocen las condiciones de su detención.


En cuanto a la periodista y ensayista Yirgalem Fisseha, trabajadora de la emisora de Asmara Radio Bana, fue detenida el 22 de Febrero de 2009, cuando las autoridades asaltaron dicha emisora y detuvieron a toda la plantilla. Enviada en un primer momento a la prisión militar de Adi Abeito, al noroeste de la capital, fue trasladada con posterioridad a la cercana cárcel de May Swra. Tanto su colega de Radio Bana Bereket Misghina como el joven poeta y escritor Meles Negusse Kifu están encerrados en la misma prisión. El 18 de Febrero de 2010, fuentes fiables en Eritrea comunicaron a Reporteros Sin Fronteras que la periodista y ensayista Yirgalem Fisseha Mebrahtu había  pasado las últimas semanas en régimen de aislamiento en la prisión de May Swra, al norte de Asmara. Se desconocen los motivos por los que recibe este trato. Reporteros Sin Fronteras afirma que Yirgalem Fisseha lleva cerca de un año incomunicada en condiciones verdaderamente terribles que hacen temer por su salud, así como la de una veintena de periodistas detenidos en Eritrea.

Supongo que algo más se podrá hacer y se deberá hacer, pero no se me ocurre otra cosa.