Mostrando entradas con la etiqueta grandeza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta grandeza. Mostrar todas las entradas

sábado, 14 de octubre de 2017

Buenas noches. Grandeza




Lo sencillo genera grandeza, pero lo pequeño, no. 

Buenas noches.

miércoles, 26 de julio de 2017

Buenos días. Grande




¿En qué notas que una persona es grande? 

Buenos días.

martes, 20 de diciembre de 2016

Buenos días. Grandeza


Lo que nos engrandece no es tanto la lucha por la libertad, sino por la igualdad. 

Buenos días.


martes, 16 de agosto de 2016

Buenos días. Grandeza


No me parece que la arrogancia, la altanería y la prepotencia sean propias de personas con grandeza.

Buenos días.

domingo, 10 de julio de 2016

Buenas noches. Grandeza



No hay grandeza sin humildad. La prepotencia, la altanería y la arrogancia son cualidades propias de gente vulgar y, en muchas ocasiones, ignorante, que no quiere reconocer su situación ni sabe ponerle remedio. 

Buenas noches.


jueves, 12 de junio de 2014

viernes, 28 de marzo de 2014

Buenas noches. Dar de sí




Uno de los aspectos de la grandeza humana consiste en ayudar a que las personas a las que se quiere den de sí lo mejor que llevan dentro. Buenas noches.

domingo, 9 de marzo de 2014

Buenas noches. Grandeza




Ni la vida ni los demás te dan siempre lo que tú esperas, lo que tú necesitas. Tu grandeza consiste en, a pesar de eso, darle tú a la vida y a los demás lo que crees que debes darle. Buenas noches.

sábado, 5 de octubre de 2013

Buenas noches. Grandeza





La grandeza de las personas se ve en esos momentos en los que pueden estar pasándoselo mal. Cuando las cosas se tuercen y la fortuna se da la vuelta, uno tiende a sentirse enfadado con la vida y, especialmente, con quien cree que es el responsable de la adversidad. Es entonces cuando aparecen las almas grandes, las que, lejos de echarte en cara nada o de mostrarte su enfado, te tratan con delicadeza, con cariño y con una elegancia exquisita. En esas ocasiones descubres tú que la vida no tiene nada que ver ni con el dinero, ni con las mezquinas opiniones de gente sin alma, ni con la mayoría de los éxitos o de los fracasos con los que nos entretenemos, sino con ese soplo misterioso que de vez en cuando recibes en tu rostro, fresco como el rocío y perfumado como si procediera del mejor jardín, que te habla de lo siempre nuevo, de lo que engrandece a quien lo vive, de lo que te da alegría, de lo que te provoca el abrazo, de lo que sabes que es tuyo no porque lo poseas, sino porque te entregas a ello.

Hay que racionalizar la vida y hay que planificarla para que nos resulte lo más satisfactoria que sea posible, pero sin olvidar nunca, nunca, que la vida es un misterio, un volcán del que emanan los peores males, pero también lo mejor, lo más bello que nunca nadie puede imaginar. Buenas noches.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Grandeza



La grandeza no se mide por el tamaño del sillón que se ocupa ni se confunde con el lugar en el que se está.