Mostrando entradas con la etiqueta gozo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gozo. Mostrar todas las entradas

sábado, 10 de octubre de 2015

domingo, 29 de marzo de 2015

Buenas noches. Espíritu crítico



Si tenemos espíritu crítico, tendremos ratos de mucho sufrimiento observando todo lo malo que existe y de tan difícil arreglo, aunque gozaremos también con lo bello y con lo bueno que podemos encontrar.


Si no tenemos espíritu crítico, sufriremos menos, pero no viviremos en este mundo, sino en otro que nos habremos inventado para sobrevivir. 

Buenas noches.

jueves, 8 de enero de 2015

Buenos días. Gozo




Hoy probablemente tengas alguna oportunidad de gozar. Hazlo y disfruta todo lo que puedas, pero te sugiero que no lo hagas solo ni sola. Intenta compartir tu gozo. 

Buenos días.

jueves, 9 de octubre de 2014

Buenos días. Hoy




Hoy es una aventura que tienes que vivir, un gozo que tienes que conquistar, un mundo que tienes que crear. 

Buenos días.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Buenos días. El momento



Me produce una enorme ternura contemplar cómo alguna persona goza del único momento que su tiempo y su economía le permiten. Lo que para otra persona puede ser un momento más, para ella es el momento.


Buenos días.

sábado, 7 de junio de 2014

Buenas noches. La voz




Hace poco tuve el enorme placer de descubrir la voz de una amiga muy querida. Era una voz cálida, joven, melodiosa, llena de colores y acompañada de una risa elegante. Un gusto enorme oírla y escucharla. Te lo digo, por si te apetece fijarte mañana en cómo es la voz de las personas con las que hablas. Seguramente la voz tiene mucho que ver con la forma de ser de las personas. En todo caso, es un sonido espléndido que puede convertirse en una fuente grande de gozo. Buenas noches.

domingo, 2 de marzo de 2014

Buenos días. Abrazo 6




Cuando te abrazo, no es sólo que goce con tu cuerpo entre mis brazos, sino que te entrego el mío para que goces tú con él. Buenos días.

sábado, 8 de febrero de 2014

Buenos días. Sentidos





Goza con los sentidos. Goza sin miedo. Mira la belleza. Escucha la belleza. Toca la belleza. Huele la belleza. Saborea la belleza. Siente la belleza. Disfruta la belleza. Hazlo con respeto, pero intenta hacerlo. Buenos días.

miércoles, 15 de enero de 2014

Buenas noches. El día





El amanecer. El nacimiento solemne de la luz. Las primeras luces de la mañana. La niebla. Las nubes grandiosas. La lluvia. El viento. El azul del cielo. La luz esplendorosa. Los cálidos tonos del atardecer. El amarillo. El naranja. El rojo. El ocaso, muchas veces sangriento. La belleza de la ausencia paulatina. La huida de la luz. El anochecer. La oscuridad. La noche. ¿Te parecen pocas las posibilidades de gozo que te ofrece el día? Buenas noches.

sábado, 6 de julio de 2013

Buenos días. Las artes y los placeres





¿A qué hemos venido a este mundo?

Si miramos nuestra herencia cultural, tan teñida con los tenebrosos colores religiosos católicos, parece ser que el común de los mortales hemos venido a sufrir, a penar, a la espera de que en el otro mundo podamos gozar, por fin, de una especie de apartamento en el Benidorm celeste con los gastos pagados, o cualquiera sabe de qué.

Pero, afortunadamente, esta no es la única postura posible. Otros creemos que a este mundo hemos venido a vivir, a vivir todos y a hacerlo de la mejor manera posible. Dicho con otras palabras, creo que hemos venido a gozar viviendo. Al parecer hay una minoría de humanos que se empeñan en que esta vida la disfruten sólo ellos y que el resto se dedique a trabajar para darles beneficios, a sufrir para que ellos gocen y a morir para que ellos vivan. Pero esta anomalía trágica no debe alterar la idea central del sentido de la vida: hay que gozar viviendo.

Gozar es obtener todos los tipos de placer posibles: placeres físicos y placeres mentales. Se goza con el sexo, con la comida, con la bebida, con la visión, con la audición, con el deporte, pero también con la inteligencia, con la lectura, con el pensamiento, con la libertad, con la igualdad, con la felicidad propia y con la de los demás, con la razón, con la imaginación … y con las artes.

Las artes son unas puertas estrechas situadas en el fondo de la habitación de la vida que, cuando con un cierto esfuerzo logramos abrirlas, nos permiten entrar en el mundo más sublime que la humanidad haya podido construir. Es el mundo de la belleza, del misterio, de la armonía, de las emociones, de la alegría, de la tragedia, de lo superior, del sentimiento que intenta ser comprendido y compartido, de las ideas que quieren ser carne y de la carne que quiere ser idea. Es el mundo de la posibilidad posible, de la realidad incompleta que va creciendo. Es otro mundo, pero situado en este mundo.

El mundo del arte es un abanico que la educación nos debería mantener abierto para que pudiésemos gozar viviendo con todos los gozos posibles. Yo creo que no lo hace. Tampoco la educación nos enseña a comer bien, sanamente y gozosamente, y eso que lo hacemos varias veces al día. Ni nos enseña a cuidar el cuerpo, a pesar de que vamos a estar con él toda la vida. Parece que la educación apunta a las llamadas 'ciencias' y, a lo sumo, a la lengua, esto es, a la eficacia técnica o, lo que es lo mismo, al beneficio, al dinero, que es lo que les interesa a la minoría dominante.

Habría que reivindicar el arte como fuente de placeres. Y reivindicar los placeres como fuentes de vida buena. Vivir es siempre aprender a vivir. Vivir es siempre aprender a gozar. Todos. Cada día. Buenos días.

jueves, 3 de junio de 2010

Lo que echo en falta


Miro y echo en falta el sosiego de la mirada limpia, de la buena voluntad, del análisis sosegado de los problemas, de la comprensión mutua, de la ausencia de miedo, de la carencia de gritos, del reposo, de las sonrisas abundantes, del gozo con lo pequeño, del detalle frecuente, del disfrute de la música, de la conversación tranquila y pensante, del ritmo cadencioso de la bondad, de la contemplación placentera de la belleza… Echo en falta un estilo humano en la vida. En la tuya y en la mía.