Mostrando entradas con la etiqueta despertar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta despertar. Mostrar todas las entradas

domingo, 3 de enero de 2016

martes, 21 de abril de 2015

lunes, 14 de octubre de 2013

Buenas noches. Sensibilidad





Me parece ver en la sociedad un grave problema de sensibilidad. Sin sensibilidad, esto es, sin ser capaces de ver lo que miramos, sin poder captar lo que está pasando, nunca habrá posibilidad de defendernos ni de cambiar este mundo a mejor.

La sensibilidad se puede adormecer y se puede despertar. Se adormece con el hábito de pasar el tiempo con divertimentos. El bar, la televisión, el fútbol son, en el fondo, evasiones que nos apartan de los verdaderos problemas por los que pasamos. Por eso tienen tanto éxito, aunque hagan tanto daño. Cuando las situaciones laborales y sociales son duras, se comprende que uno tenga que evadirse un rato y descansar. Pero si este descanso se hace sólo con medios adormecedores, el precio que pagamos es muy alto, demasiado alto. Si pasan unos días y no eres capaz de asustarte con lo que está pasando, es posible que el adormecimiento se haya apoderado ya de ti. Entonces, deberías reaccionar.

¿Y cómo despertar la sensibilidad? Pues esto exige una postura activa, muy distinta de la sentarse pasivamente a ver la televisión. Se trata de buscar información fiable -que la hay- en medios escritos o en radios y no fiarse nunca de lo que aparece en los telediarios. Se trata también de leer, de fomentar la curiosidad por todo lo que pueda aclararnos lo que significa ser persona, por los derechos humanos, por los problemas de los ciudadanos. Hablando con gente interesante se aprende mucho, pero hay que salir a buscarla. Gente buena hay en cualquier sitio. Internet puede ser también un buen lugar para encontrarla. Poner en duda lo que uno sabe y lo que uno cree nos mantiene también abiertos al aprendizaje de lo nuevo. Nunca hay que conformarse con lo que se sabe, porque, por mucho que sea, siempre será poco y siempre revisable.

Si lográsemos un mayor grado de sensibilidad, si nada de lo humano nos fuera ajeno, quizás los poderosos y los ricos se llevarían alguna sorpresa. Buenas noches.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Buenos días. Deja que te despierten




Si no te despiertas, no te vas a levantar. Si no te levantas, no te van a ver. Si no te ven, van a creer que estas muy a gusto o, incluso, que no existes. Si creen que estás a gusto, van a seguir quitándote la vida poco a poco sin que tú te enteres, porque estás dormido. Deja que te despierten. Prueba a vivir despierto. Los demás te necesitamos despierto porque lo estamos pasando tan mal como tú, sólo que quizá nos demás más cuenta.

viernes, 30 de julio de 2010

Despierta


Abre bien los ojos: pasan demasiadas cosas a tu alrededor de las que no te enteras y lo terminarás pagando.

viernes, 19 de febrero de 2010

Niebla


La niebla ciega tus ojos. No es el humo del tabaco ni el vapor de la fábrica en donde crees ingenuamente que te vas a hacer rico. Es el hedor que sale de la putrefacción que están produciendo la mentira, la insolencia, la falta de respeto, la inoculación del odio, el pisoteo de lo social, de lo común, el cinismo de echar la culpa a los otros para tapar las culpas propias, la desvergüenza de ocultar las propias razones inconfesables porque en vez de razones son intereses. Toda esa mierda esparcida por todas partes está produciendo una niebla blanquecina y pegajosa que te está cegando y te está confundiendo.

Busca un origen de paz, en donde lo que brille sea lo humano, y no pierdas la senda de lo visible. De lo que puede ser visible por todos.

.

jueves, 18 de febrero de 2010

Despierta



Pero ¿cómo despertarte? ¿Cómo hacerte ver que tu vida puede cambiar cuando te quitan libertades?

¿No te lo crees? Si eres mujer, homosexual, obrero, trabajador, ciudadano, viuda, pobre, librepensador, abierto, si crees en el progreso, si eres racional y humano, ¿cómo es posible que no te lo creas? Llevan años queriendo entontecernos, anestesiarnos, individualizarnos, rompernos, economizarnos, inocularnos el odio y el rencor en el cuerpo y no nos estamos dando cuenta. Intentan que admitamos como normal lo que es sólo producto de su interés.

Ahora te encuentro criticando alegremente, llevado por la brisa del atardecer, lo malo, sin darte cuenta de que te van a colar lo peor.

Los que están lejos de ti se frotan las manos cuando te ven ir contra los que tienes cerca.

Y mientras, vives como en sueños. ¿Cómo despertarte antes de que sea demasiado tarde?

.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Un buen despertar


El Conde de Saint-Simon, un socialista utópico francés del siglo XIX, le tenía ordenado a su ayuda de cámara que todos los días lo despertara diciéndole:
"Levántese, señor Conde; tiene usted grandes cosas que hacer."
Aunque no haya nada importante que hacer, me parece una buena manera de salir de la cama.
.