Mostrando entradas con la etiqueta anuncios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta anuncios. Mostrar todas las entradas

domingo, 23 de septiembre de 2012

Anuncios



Ha llegado a mis manos, a través de Yolanda Domínguez, artista multidisciplinar que se encuentra en Munich participando en la muestra 'Weiß Nicht' ('No sé'), la siguiente fotografía, en la que aparece no sólo el cartel del evento en el que ella participa, sino los que muestran el resto de actividades que se celebran en la ciudad en esos días.



Como creo que ocurre siempre, los pequeños detalles suelen ser reveladores de la manera de pensar y de ser de las personas y de los pueblos. Así que se me ocurrió el ejercicio de buscar un lugar similar al que muestra la foto, pero en España. Lo busqué en Madrid, pero no lo encontré. Lo que vi fueron carteles anunciadores de diversas actividades, como los que se muestran en estas fotografías.





Un poste urbano similar al alemán lo encontré en Alcorcón, ciudad de 170.000 habitantes, en la periferia de Madrid. La diferencia entre el anunciador de Munich (ciudad con más de un millón de habitantes) y el español es evidente. 



También encontré anuncios en las paredes, de lo que incluyo constancia gráfica aquí. 





Dejo al espectador que analice estas informaciones y las compare para sacar alguna conclusión sobre el nivel ciudadano, educativo, cultural y estético de ambos pueblos.

jueves, 4 de agosto de 2011

martes, 29 de junio de 2010

Lo normal


Me imagino que el anuncio de La Casera que oí por la radio estará ligado al spot que ha hecho Guillermo Fesser para la televisión y, quizás también, para el cine. Pero en la radio sale en carne viva y va directo al grano. Algo así como “ya que te dedicas a robar, roba La Casera”. Te puedes imaginar que me quedé de piedra la otra mañana, recién levantado, cuando oí el mensaje exponiendo con toda naturalidad la propuesta del robo.

A los pocos minutos querían vender coches de Ford e invitaban a ir a los concesionarios de la marca porque se habían convertido en paraísos fiscales. Posiblemente el spot intentara tener un poco de humor, pero tan dudosa era la gracia que ofrecía que casi no se atisbaba más que el reclamo de que habían hecho una rebaja en el precio de los coches

Creo que no tienen en cuenta estos negociantes que lo que ellos emiten con naturalidad, el oyente lo encaja con la misma naturalidad y termina siendo normal para él acudir a un paraíso fiscal, robar o lo que se le ocurra al anunciante para llamar la atención y rendir culto al Negocio.

Este país se está tiñendo de una ordinariez neoliberal insoportable.